El aislamiento por el COVID-19 en China complica las predicciones de medallas

·3  min de lectura
Imagen de archivo de una de las pistas donde se celebrarán los Juegos Olímpicos de Invierno 2022, en el distrito pequinés de Yanqing, China.

Por Nick Mulvenney

SÍDNEY, 10 nov (Reuters) - China espera aprovechar el hecho de ser la nación anfitriona para ascender en el medallero en los Juegos Olímpicos de Invierno del próximo año, pero predecir con exactitud cómo le irá en Pekín está demostrando ser un desafío sin precedentes para Simon Gleave y su equipo.

Jefe de análisis deportivo en Gracenote, de Nielsen, Gleave ha usado los datos de los resultados para pronosticar el medallero de todos los Juegos Olímpicos desde 2012, pero la crisis de salud mundial ha obstaculizado su labor.

Si bien se hicieron ajustes con éxito por el impacto de la pandemia de COVID-19 antes de los Juegos Olímpicos de Tokio este año, Gleave combate ahora con el hecho de que la mayoría de los deportistas invernales chinos no han competido a nivel internacional durante dos años.

"Con China tienes la doble situación de que es la nación anfitriona, así que presumiblemente lo harán mejor que la última vez", dijo a Reuters desde Holanda.

"No obstante, también tienen muy poca experiencia en los deportes de invierno, así que no podemos ver la inversión que hayan hecho para mejorar, ya que los datos no están allí. No creo que hayamos tenido antes una situación como esta", agregó.

Gracenote utiliza datos de Juegos Olímpicos, Campeonatos del Mundo y Mundiales anteriores para alimentar un modelo estadístico que pronostica a los medallistas de oro, plata y bronce más probable en cada evento.

Ajustan el modelo para la nación anfitriona debido a la fuerte inversión en el desarrollo deportivo que los países suelen desplegar para garantizar una sólida actuación en sus propios Juegos.

China, por ejemplo, ganó 32 oros y 63 medallas en total en los Juegos Olímpicos de Verano de 2004, pero se elevó a la cima de la tabla con 48 oros y un total de 100 medallas en su tierra natal de Pekín cuatro años después.

Además del elemento de inversión, Gracenote perfeccionó su modelo después de Londres 2012, cuando varios deportistas británicos ganaron el oro pese a que se había pronosticado que ganarían medallas menores.

"La cantidad de medallas que predijimos fue correcta, pero quedamos lejos en el número de oros", señaló. "Sería sólo una especulación tratar de averiguar qué es, pero está sucediendo y por eso nos ajustamos. Y funciona bien".

China, por supuesto, no es una potencia tan fuerte en los Juegos Olímpicos de Invierno como en los de Verano.

Logró una medalla de oro a través del patinador de pista corta Wu Dajing en Pyeongchang 2018 y el pronóstico de Gracenote para Pekín prevé que la cuenta mejore a cuatro. En medallas totales, el pronóstico de seis para China en la tabla inicial del mes pasado se elevó a ocho el miércoles.

Gleave espera ver a muchos deportistas chinos compitiendo en la temporada internacional de deportes de invierno boreal durante los próximos tres meses, antes de que Gracenote publique su predicción final.

"La sensación es que todavía es demasiado bajo y la esperanza es que los deportistas chinos compitan en el circuito de la Copa del Mundo", dijo. "Como no han hecho realmente nada durante dos años, no estamos pudiendo ver su inversión".

(Editado en español por Carlos Serrano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.