Aiko de Japón, por primera vez con tiara, recibe una importante distinción al cumplir la mayoría de edad

·4  min de lectura

Aiko de Japón, a sus 20 años recién cumplidos hace tan solo cuatro días, celebra este domingo su mayoría de edad recibiendo de manos de su padre, el emperador Naruhito el gran cordon de la Orden de la Preciosa Corona, ante la Familia Imperial y otras personalidades del país como los príncipes herederos Akishino y Kiko, además de los jefes de las tres ramas del gobierno. Para ello ha lucido por primera vez una tiara y un elegante vestido blanco largo como manda la tradición, que es la que dicta la mayor parte de los movimientos de la realeza nipona. A pesar del peso de sus rituales milenarios, la Corte ha tenido que introducir algunos cambios debido a la pandemia, entre ellos, la renuncia al banquete, y también una mayor austeridad.

VER GALERÍA

makotiara
makotiara

PULSA AQUÍ PARA VER LA FOTOGALERÍA COMPLETA

Según indica la Agencia de la Casa Imperial, la imposición de la medalla ha tenido lugar en el interior del salón Houou no Ma del Palacio Imperial, al que ha llegado en coche, con la mascarilla puesta y saludando con la ventanilla bajada visiblemente feliz ante este día lleno de emciones. Durante la imposición, la princesa se ha mantenido erguida junto a su padre, que ha sido el encargado de condecorarla con visible orgullo. Además, ha podido saludar posteriormente a sus abuelos, los emperadores Akihito y Michiko, que actualmente viven en la Residencia imperial Sento Kari Gosho en Tokio. La Orden de la Preciosa Corona es una distinción que data de 1889 y que ofrece el Palacio Imperial principalmente a las mujeres de la realeza, como la reina Letizia que también fue condecorada en su día con el gran cordón. Anteriormente, como es habitual en la dinastía de Yamato, ha comenzado los festejos oficiales de su 20 cumpleaños con una ofrenda a sus ancestros. Para ello ha visitado los santuarios en los que se encuentran sus antepasados.

VER GALERÍA

japonenes3
japonenes3

-Aiko, la princesa destronada, y su amistad 'secreta' con la princesa Amalia, una futura reina

-¿Cómo frenar la 'cuenta atrás' para las princesas japonesas? El Gobierno explora una posibilidad

Las ceremonias de mayoría de edad de la princesa Aiko se pospusieron para el fin de semana para evitar interrumpir sus clases en la Universidad Gakushuin en Tokio, donde actualmente estudia literatura japonesa. En su cumpleaños, lo celebró con una comida con sus padres después de recibir los buenos deseos de los asistentes en el palacio. Una conferencia de prensa habitual sobre la mayoría de edad se ha pospuesto para mediados de marzo, cuando la universidad está de vacaciones de primavera. Pero aunque aún hay que esperar para esta comparecencia, sí ha explicado en un comunicado que en esta nueva etapa adulta quiere estar al servicio de los demás. "Estoy profundamente agradecida con todos los que han estado involucrados en mi viaje hasta el día de hoy", explicaba. Además, entre los deseos que pidió se encuentra que todos tengamos "una vida pacífica y vibrante" lo antes posible tras la crisis sanitaria.

VER GALERÍA

japoneses1
japoneses1

Lo habitual sería que la Princesa estrenase una nueva tiara, pero se ha optado por evitar el desembolso de 200.000 euros que podría suponer adquirir una pieza exclusiva para ella y su correspondiente aderezo. Así que la hija de los emperadores ha lucido espectacular con una diadema heredada de su tía paterna, la exprincesa Sayako (Nori) quien también tuvo que abandonar la Familia Imperial para poder casarse con el urbanista y funcionario público Yoshiki Kuroda. La diadema tiene unos orígenes históricos que se remontan al siglo XIX y que podrían estar relacionados con la princesa Masako de Nashimoto, prima de la emperatriz Kojun, madre de Akihito. Esta dama imperial se casó con Euimin, heredero de Corea, en 1920, cuando el país ya llevaba diez años bajo el dominio japonés. Fue conocida también como princesa Yi Bangja. Murió el mismo año que Sayako cumplió la mayoría de edad y lució por primera vez la tiara con motivos florales y diamantes.

VER GALERÍA

makotiara2
makotiara2

Su nueva vida institucional

A partir de ahora, la hija del soberano nipón, que no heredará el trono debido a la ley sálica que impera en el país, tendrá mucho más peso institucional y estará en el saludo de Año Nuevo de Shinnen Shukuga no Gi en el balcón de palacio el 1 de enero. Además de su mayoría de edad hay otro factor clave en el probable aumento de la presencia de Aiko en la vida pública ya que tendrá que suplir en cierta manera la ausencia de su prima Mako. La hija de los príncipes Fumihito y Kiko ha renunciado a su título y se ha mudado a Japón tras casarse con Kei Komuro, un joven sin linaje real. A pesar de sus nuevas tareas, la Princesa las seguirá compaginando con sus estudios de literatura japonesa en la universidad Gakushuin, la misma en la que se graduó su padre.

Aiko de Japón reaparece muy cambiada con un nuevo 'look'

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.