Aficionados mexicanos "torean" a argentinos en Mundial

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 22 (EL UNIVERSAL).- Hace unos meses, de acuerdo con cifras oficiales de la FIFA, la afición mexicana se convirtió en la quinta que más entradas compró para apoyar a su selección en el Mundial de Qatar 2022 y es la representación latina más numerosa en el certamen. Desde la semana pasada, circulan videos de los primeros que llegaron al continente asiático y comenzaron a armar la fiesta en las calles de Doha.

Argentina debutó en este Mundial ante Arabia Saudita con una derrota y México juega contra Polonia, como parte de los encuentros del grupo C. El sábado, la albiceleste y el tricolor se enfrentarán en uno de esos partidos que nadie quiere perderse. La prueba está en que este duelo se convirtió en el más solicitado por los aficionados en Qatar.

Los organizadores han apuntado al ambiente como una de las grandes motivaciones de las hinchadas ajenas para asistir al partido, además, claro, porque se trata de la última participación de Lionel Messi. Mientras llega el momento, los seguidores de ambos equipos se divierten en la previa. La usuaria de TikTok Mafer Curiel compartió parte del color que se vive en las calles. Los mexicanos organizaron un "torito" y hasta los argentinos participaron de la fiesta.

La decisión fue polémica alrededor del mundo, muchos aficionados manifestaron su molestia y parte de la preocupación estaba en cómo podría impactar en el ambiente, pero no parece hacer falta cuando hay aficiones así de apasionadas.

México y Argentina se enfrentarán en el estadio Icónico de Lusail, ubicado en la ciudad con el mismo nombre, y con capacidad para recibir hasta 80 mil personas, el sábado 26 de noviembre. En Estados Unidos, la diferencia horaria con Qatar es de 9 horas en el tiempo central, ocho en el horario del Este y 11 con respecto al tiempo del Pacífico.

Por lo que ese partido podrá verse a las 13:00 horas, tiempo del Este. La última vez que se encontraron fue para disputar un amistoso en el Estadio Mario Kempes de Córdoba, en Argentina, el 10 de septiembre del 2019 y terminó con goleada albiceleste de 4-0.