Aficionados mexicanos y holandeses se enfrentaron en el GP de México

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 6 (EL UNIVERSAL).- A pesar de la buena relación entre Max Verstappen y Sergio "Checo" Pérez, los dos pilotos de Red Bull, siempre que se encuentre un holandés y un mexicano se hablará del "no era penal" de Rafa Márquez a Arjen Robben en el Mundial de Brasil 2014.

Entre los tres días de la Fórmula 1 en México, el Autódromo Hermanos Rodríguez fue una fiesta. Se rompió el récord de asistencia con más de 395 mil 902 asistentes y entre música, porras y banderas, el Gran Premio de México demostró por qué es tan especial.

Sin embargo, en una de las zonas se encontraba un grupo de aficionados holandeses con playeras del color naranja tradicional de Países Bajos. No pasaron desapercibidos y la afición mexicana lo hizo saber. En un marco de paz, las dos aficiones intercambiaban gritos de "no era penal" o "si era penal" recordando el partido de Octavos de Final en la Copa del Mundo hace ocho años.

El motivo de estos cánticos fue porque los fanáticos de Max Verstappen posaban con playeras que decían "Sí era penal".