Los aficionados al fútbol podrían enfrentar escasez de alojamientos en el Mundial de Catar

·5  min de lectura
En las afueras de Doha, están comenzando a tomar forma bloques de apartamentos de poca altura que albergarán a muchos de los aficionados al fútbol que llegarán para la Copa del Mundo 2022. (Foto: Reuters)
En las afueras de Doha, están comenzando a tomar forma bloques de apartamentos de poca altura que albergarán a muchos de los aficionados al fútbol que llegarán para la Copa del Mundo 2022. (Foto: Reuters)

En las afueras de Doha, están comenzando a tomar forma bloques de apartamentos de poca altura que albergarán a muchos de los aficionados al fútbol que llegarán a la capital de Catar el próximo año para la Copa del Mundo 2022. 

Catar, que ha estado en el centro de atención por su trato a los trabajadores migrantes en las obras de construcción, espera que el torneo atraiga a 1,2 millones de visitantes, aproximadamente un tercio de su población. 

Pero los organizadores dijeron a Reuters que esperan poder ofrecer hasta 130.000 habitaciones, incluidos hoteles, lo que podría dejar a miles de aficionados con problemas para encontrar alojamiento cuando los partidos comiencen en noviembre. 

Y aquellos que esperaban poder disfrutar de las vistas de la ciudad podrían sentirse decepcionados. El complejo Madinatna, capaz de albergar hasta 27.000 apartamentos, está rodeado por una autopista de 18 carriles y una desolada extensión de desierto a 25 kilómetros del centro de Doha. 

Los organizadores han anunciado sólo detalles parciales sobre cómo y dónde planean ofrecer 130.000 habitaciones, diciendo que el stock total de habitaciones de hotel se anunciará "a su debido tiempo". 

"Es realmente frustrante cuando el país anfitrión hace promesas sobre alojamiento disponible y asequible, y luego nos acercamos al torneo y vemos una escasez", dijo Ronan Evian, director ejecutivo de Football Supporters Europe, una red de aficionados europeos al fútbol. 

Catar tendrá menos de 50.000 habitaciones de hotel listas para noviembre próximo, según estimaciones de Qatar Tourism, el organismo gubernamental que regula el turismo. Y no todas las habitaciones de hotel estarán disponibles para los hinchas, ya que muchas han sido reservadas para jugadores y funcionarios de la FIFA, dijeron fuentes hoteleras. 

Dos cruceros, uno todavía en construcción en Francia, y casas y apartamentos para compartir, incluidos los de Madinatna, proporcionarían al menos otras 64.000 habitaciones, la mayoría de ellas gestionadas por Accor, el operador hotelero más grande de Europa. 

El frenesí por construir continúa en el sitio donde estará Madinatna, que estará terminado en la primavera boreal, y en más de dos docenas de lugares que albergarán hoteles. 

Las autoridades han prohibido a todos los hoteles aceptar reservas individuales a partir de noviembre hasta la conclusión del torneo el 23 de diciembre, según una circular emitida a principios de este año. 

En cambio, el comité encargado de gestionar el legado de Catar 2022 gestionará casi todas las opciones de alojamiento. El gobierno ha limitado las tarifas de los hoteles específicamente para la Copa del Mundo, pero aún no se han establecido las tarifas para otros alojamientos. 

Los precios durante la Copa del Mundo en todos los hoteles, excepto de dos y tres estrellas, parecen superar la tarifa promedio por noche publicada más recientemente de 438 riales (120 dólares). 

La lucha por asegurar un alojamiento ha provocado que algunos apartamentos y casas amueblados se hayan alquilado solo a inquilinos que acuerden contratos de arrendamiento a corto plazo. Un agente de alquiler de las casas amuebladas Grand Hyatt, por ejemplo, dijo que todos los nuevos contratos de arrendamiento deben finalizar en marzo de 2022.

Esto ha hecho subir los precios de alquiler, que habían bajado durante años. Los precios de venta de apartamentos y casas ha aumentado recientemente entre un 5% y un 10%, según una revisión reciente del mercado inmobiliario de Cushman y Wakefield. 

SER CREATIVO

Catar, la primera nación de Oriente Medio en albergar el evento, ya está bajo el escrutinio de los medios de comunicación por la difícil situación de los trabajadores migrantes, que junto con otros extranjeros constituyen la mayor parte de la población. 

El país introdujo una serie de reformas laborales en el último año que han aumentado el salario mínimo y las normas, según las autoridades, ahora están diseñadas para proteger a los trabajadores. 

Los Mundiales anteriores se han celebrado en varias ciudades de países grandes como Brasil o Rusia, pero Catar tiene aproximadamente el tamaño de Jamaica y sus ocho estadios de la Copa del Mundo están agrupados alrededor de su única ciudad importante, Doha. 

Un portavoz del llamado Comité Supremo del Legado dijo en un comunicado a Reuters que "utilizarán todas las opciones de alojamiento disponibles" en el país. 

Una propuesta es tener "aldeas de aficionados" en el desierto que alberguen a los visitantes en tiendas de campaña de estilo beduino o bajo las estrellas en el suave otoño del Golfo Pérsico. 

El portavoz del Comité Supremo dijo que el concepto aún se estaba ultimando. No está claro cómo se manejarían temas como las aguas residuales, el agua y los alimentos en las aldeas del desierto. 

Qatar Tourism ha lanzado un plan que permite a las personas en Doha solicitar licencias para alquilar sus viviendas en plataformas como AirBnB o VRBO. 

Los organizadores del torneo promocionaron una campaña "Host a Fan" antes de la Copa Árabe de la FIFA en Doha en diciembre, que servirá como una prueba en la preparación de Catar para el próximo año. 

Pero el llamado a los cataríes para que abran sus hogares ha despertado la atención de algunos en el conservador país musulmán y los organizadores no han dicho cuántos hogares se han inscrito. 

Si estos esquemas no funcionan, los hinchas pueden optar por viajar desde otros estados del Golfo Pérsico, especialmente después de que se resolvió una disputa entre algunos de ellos y Catar en enero, lo que permitió reanudar los vuelos entre Doha y Emiratos Árabes Unidos (EAU). 

También se está trabajando para ampliar el aeropuerto principal de Catar y reabrir un antiguo aeropuerto, lo que permitirá contar con más vuelos desde ciudades cercanas como Dubai y Abu Dabi en Emiratos Árabes Unidos o desde la capital de Omán, Mascate. 

Los funcionarios de la Copa del Mundo minimizaron la posibilidad de un déficit de alojamientos y dijeron que Catar estaba construyendo solo lo que su mercado necesita y evitando los "elefantes blancos". 

"No queremos comenzar a construir muchos hoteles y luego, después del torneo, cuando baje la efervescencia, no habrá ninguna (utilización de los hoteles)", dijo Fatma Al-Nuaimi, portavoz del comité organizador. 

  (1 dólar = 3,7504 riales) 

VIDEO: Los arrecifes de coral están muriendo y tú puedes ayudar a salvarlos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.