Afición de mexicanos por 49ers emociona a Kittle

Luis Rodríguez Silva

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 16 (EL UNIVERSAL).- México comienza a vivir la fiebre que provoca el regreso de la NFL, cuando los Cardinals de Arizona y los 49ers de San Francisco se enfrenten en la cancha del Estadio Azteca, la noche del lunes 21 de noviembre.

Nuestro país cuenta con una gran cantidad de aficionados a los Niners y es por eso que se espera que en el Coloso de Santa Úrsula haya un ambiente que semeje el de un Super Bowl, situación que ilusiona al ala cerrada George Kittle, quien es una de las principales figuras en la franquicia californiana.

"Sé que el trato es como si fuera un Super Bowl. Agradezco poder jugar frente a los fanáticos en la ciudad más grande, en cuanto a aficionados de la NFL, en todo el mundo. Espero ver ese estadio pintado de rojo y oro, los colores de los 49ers", declaró una de las principales armas con las que cuenta el quarterback de San Francisco, Jimmy Garoppolo.

Kittle se ha convertido en un ídolo de los aficionados mexicanos. Su jersey con el dorsal 85 es uno de los más vendidos, algo que le sorprende.

"Me encanta el hecho de que los 49ers tengan fans en México; es increíble, te hace sentir amado en cualquier parte. Cada vez que he ido a México, veo muchos fans. Siempre lo disfruto, porque es un amor auténtico y puedes sentirlo... Están felices de ser parte del club de fans de los 49ers. Realmente lo aprecio", asegura el carismático jugador.

El tequila, la lucha libre, así como las playas de Los Cabos y Puerto Vallarta son los grandes gustos de nuestro país para Kittle, pero también el amor que recibe de la gente, sobre todo de los menores de edad, porque no tiene comparación. "También creía que los jugadores de futbol americano eran mis superhéroes. Si hay un niño que esté viendo esto y cree lo mismo que yo, prometo que no lo defraudaré".

* GRUPO FIRME LE PONDRÁ AÚN MÁS SABOR AL PARTIDO EN EL COLOSO DE SANTA ÚRSULA

La NFL informó que el popular Grupo Firme será la estrella principal durante el espectáculo de medio tiempo en el partido que los 49ers y los Cardinals disputarán el lunes en el Estadio Azteca.