Adama Traoré, revulsivo sin puntería

·2  min de lectura

Londres, 27 ene (EFE).- El Barcelona estrecha el cerco sobre Adama Traoré, un futbolista que ha pasado de ser internacional con España y jugar la Eurocopa a ser un revulsivo en el Wolverhampton Wanderers, donde su producción ofensiva deja bastante que desear para uno de los extremos más poderosos de la competición.

Era la temporada para el asentamiento de Adama en la Premier League, tras varios años alternando suplencias con titularidades, pero su fútbol no ha convencido a Bruno Lage, que le ha relegado al papel de revulsivo.

Once de los veinte partidos que ha jugado esta temporada en la Premier los ha hecho como titular, los otros nueve como suplente. El problema es que el español no empieza un encuentro desde hace mes y medio contra el Brighton & Hove Albion y sus estadísticas no le ponen como uno de los extremos más productivos de la competición. Sí, regatea como el que más, pero sus dribles no acaban en goles ni asistencias.

Esta campaña solo suma un tanto, en la victoria por 3-1 ante el Southampton, en los últimos minutos para sentenciar el encuentro. También vio puerta en el último partido, contra el Brentford, y se atisbó la vuelta de Adama, pero el VAR se lo anuló.

Además, Adama es el tercer jugador del Wolves en cuanto a grandes ocasiones falladas en la competición. Suma tres, dos menos que el mexicano Raúl Jiménez y tres menos que Francisco Trincao.

Su físico y condiciones siguen siendo espectaculares, pero es su generación en el equipo lo que preocupa. La temporada pasada, en la que contó con mucha regularidad y minutos, apenas produjo tres goles y tres asistencias. En la 19/20 jugó más de 50 partidos y acumuló seis tantos y doce pases de gol, mientras que en la 18/19, con 20 encuentros menos, solo marcó un tanto y regaló tres asistencias.

Con la selección española, Adama ha participado en ocho partidos y no ha marcado ni asistido. Pese a asistir a la Eurocopa, donde tuvo un papel residual con trece minutos jugados ante Eslovaquia, Luis Enrique le ha dejado fuera de las dos últimas convocatorias.

Le ha querido en este mercado invernal el Tottenham Hotspur, que puso sobre la mesa 20 millones de libras para llevárselo, por los 25 que pedía el Wolves, pero a Adama no le convence la posibilidad de que le utilicen como carrilero en el esquema de Antonio Conte. La vuelta a casa, de la mano de Xavi Hernández, es una opción más suculenta para el español.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.