El Abierto de Tortugas: Adolfo Cambiaso y la extraña sensación de jugar contra sus viejos socios de la gloria: “Fue lindo y feo”

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El humor de Pelón Stirling en el saludo previo con Pablo "Peluca" Mac Donough
Sergio Llamera

Antes del partido, David Stirling pasó por el palenque del rival, saludó a los petiseros y dejó una advertencia a sus contrincantes: “Entren bien en calor”. Minutos más tarde, durante el taqueo preliminar, abrazó con fuerza y por un largo rato a Pablo Mac Donough, dibujando una postal similar a la que dejaron luego de ganar Palermo el año pasado. Sabían que sería una despedida. Ayer, volvieron a encontrarse adentro de una cancha, esta vez con camisetas distintas.

Saludos entre Cambiaso y Caset y Stirling y Nero: un partido especial
Sergio Llamera


Saludos entre Cambiaso y Caset y Stirling y Nero: un partido especial (Sergio Llamera/)

El esperado reencuentro entre Adolfo Cambiaso y Stirling con Mac Donough y Juan Martín Nero, ganadores de nueve de los últimos 11 Abiertos de Palermo con la camiseta de La Dolfina, que eligieron seguir por caminos separados luego del octacampeonato de 2020, fue tan emotivo para los protagonistas como vibrante para los espectadores. La cerrada victoria 11-10 de La Dolfina sobre RS Murus Sanctus deposita al equipo de Cañuelas en una nueva final, la onceava consecutiva en el Abierto de Tortugas, pero deja abierta la puerta para nuevas batallas en lo que resta de la temporada.

La figura, paradójicamente, resultó Francisco Elizalde, que hizo el camino inverso: pasó de Murus Sanctus a La Dolfina. En desventaja 8-9 en el sexto chukker, el Nº 2 del equipo de Cañuelas fue determinante al recibir el foul que significó el empate y anotar los últimos dos goles del partido. Como lo hizo el año pasado en su temporada de despegue, por ejemplo en la victoria ante La Dolfina en Palermo, se encendió en los momentos cruciales.

Stirling al ataque, seguido por Cambiaso, mientras Nero trata de frenarlo
Sergio Llamera


Stirling al ataque, seguido por Cambiaso, mientras Nero trata de frenarlo (Sergio Llamera/)

“Fue divertido haber jugado en contra. No nos habíamos visto desde que llegué a Buenos Aires, fue un placer. Somos grandes amigos. Lástima la salida de Peluca (por Mac Donough), espero que no tenga nada demasiado serio”, relató Stirling, siempre de buen humor, en referencia al reencuentro con sus ex compañeros. “Sí nos mandamos muchos mensajes de texto por el grupo de WhatsApp que seguimos compartiendo y hubo apuesta de asado de por medio. Ahora los voy a cargar toda la semana, y más cuando Uruguay le gane a Argentina”.

Cómo lo vivió Pelón Stirling

Adentro de la cancha, la amistad quedó en segundo plano. “Hacha y tiza”, graficó Stirling. El partido fue trabado y plagado de infracciones. Entre que son dos equipos que apenas juegan su segundo partido en conjunto y una cancha que pide agua no hubo demasiado espacio para el lucimiento. En un desarrollo cambiante en el que ninguno pudo sacarse más de dos goles de ventaja, La Dolfina tuvo un mejor cierre en los últimos dos chukkers, que coincidieron con la baja de Mac Donough. El Nº 3 de Murus Sanctus se fue reemplazado por Facundo Fernández Llorente al inicio del sexto. “Casi seguro es un desgarro en el aductor”, se lamentó ante el micrófono de LA NACION.

El abrazo de dos amigos: Pelón Stirling y Peluca Mac Donough
Sergio Llamera


El abrazo de dos amigos: Pelón Stirling y Peluca Mac Donough (Sergio Llamera/)

“Fue raro jugar contra ex compañeros después de tantos años de jugar juntos. Si bien pasó bastante tiempo desde diciembre y tuvimos tiempo de familiarizarnos con el nuevo equipo, fue una linda experiencia. Lástima que no pude terminarlo. Aunque Magoo [Laprida, reemplazante de Facundo Sola] y Facu [Fernández Llorente] jugaron muy bien, nuestra improvisación nos jugó en contra. Ahí dimos una ventaja”, dijo Pablo.

En un partido tan cerrado, la baja de Mac Donough en los instantes decisivos jugó un papel preponderante. Dentro del funcionamiento incipiente de Murus Sanctus, la conexión del ex Dolfina con Caset en el mediocampo fue lo más auspicioso que mostró el equipo. El hombre de Lobos, ahora con la 2 en la espalda, anotó 9 de los 10 goles de su equipo y mantuvo la preponderancia de años anteriores. Faltó que Nero se soltara más en ataque.

“Lindo y feo”, describió Cambiaso el reencuentro con sus antiguos compañeros. “Fue raro. Once años juntos es un montón. Tuvimos un partido amigable, charlábamos adentro de la cancha. Por momentos se pareció a una práctica. Pero no era una práctica”. Cuando se juega por los porotos, Cambiaso siempre tiene un plus.

El mejor del mundo recuperaba fuerzas en el palenque con el dedo gordo de la mano izquierda en hielo, consecuencia de una fractura en el primer metatarso que le impidió estar a pleno. “Me siento lejos de mi mejor nivel. Pero esto no fue una prueba para ninguno”, advirtió en referencia a haber ganado el primer duelo exigente de la temporada. “Prueba va a ser cuando todos estén con varios partidos encima y con todos los caballos. Algo de funcionamiento ya tenemos, sobre todo en defensa. Tenemos que mejorar cosas que son mejorables”.

El Sapo Caset, figura de Murus Sanctus, marcó 9 de los 10 goles
Sergio Llamera


El Sapo Caset, figura de Murus Sanctus, marcó 9 de los 10 goles (Sergio Llamera/)

En su segundo partido como back, Diego Cavanagh tuvo una gran actuación y pasó muy bien al ataque. Terminó como goleador de su equipo con seis goles. Con otro número en la espalda, Stirling siguió siendo el motor del equipo. El tándem con Elizalde en la mitad de la cancha será duro de roer para cualquier rival.

Sin tregua: Magoo Laprida, reemplazante de Facundo Sola, pelea la posición con Fran Elizalde, figura de La Dolfina
Sergio Llamera


Sin tregua: Magoo Laprida, reemplazante de Facundo Sola, pelea la posición con Fran Elizalde, figura de La Dolfina (Sergio Llamera/)

La Dolfina cambió los nombres, pero mantuvo las mañas. Por onceavo año seguido está en la final de Tortugas. Será la primera para Elizalde y Cavanagh, para quien también será la de estreno en laTriple Corona (Elizalde jugó la de Hurlingham en 2020). Enfrente estará Ellerstina, en una definición que se repetirá en el Country por 11º año seguido y 12ª vez en la historia. En una temporada signada por los cambios, los protagonistas siguen siendo los mismos.

La síntesis:

  • La Dolfina (11): Adolfo Cambiaso 10, Francisco Elizalde 9, David Stirling 10 y Diego Cavanagh 9. Total: 38.

  • RS Murus Sanctus (10): Guillermo Caset (h.) 10, Cristián Laprida (h.) 8, Pablo Mac Donough 10 y Juan Martín Nero 10. Total: 38.

  • Incidencia: Al inicio del 6º chukker, Facundo Fernández Llorente ingresó por Mac Donough, lesionado.

  • Progresión: La Dolfina 1-1, 3-2, 5-4, 7-6, 8-8, 10-10, 11-10

  • Goles de La Dolfina: Cambiaso, 1 (de penal); Elizalde, 3 (1 de penal); Stirling, 1; Cavanagh, 6 (4 de penal). De Murus Sanctus: Caset, 9 (5 de penal); Mac Donough, 1.

  • Amonestados: Adolfo. Cambiaso, en el 5º chukker, y Cristian Laprida, en el 6°.

  • Jueces: Gastón Lucero y Guillermo Villanueva.

  • Árbitro: Martín Aguerre.

  • Cancha: N° 7 del Tortugas Country Club.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.