Abierto de Palermo: Poroto Cambiaso hizo historia y brilló en la Catedral del polo

·3  min de lectura
Adolfo "Poroto" Cambiaso, en la tarde de su estreno en el Campeonato Argentino Abierto; a los 15 años batió un récord de precocidad en el torneo de polo más grande del mundo.
Sergio Llamera

Ninguna foto parece ser suficiente para retratar un debut tan especial e histórico como el de Adolfo Cambiaso (n.) en el Abierto de Palermo. Antes, durante y después, toda imagen es valiosa e irrepetible. Los reporteros gráficos tomaron todas las posibles, por las dudas. Hicieron bien.

Poroto, que ya había disputado partidos de Triple Corona en 2020 en un equipo de emergencia por los distintos lesionados de La Dolfina, se dio el gran gusto en 2021 con La Dolfina-Brava, su propio equipo y con el cual se ganó un lugar en el torneo más importante del mundo.

En la cancha 2, Poroto recibió los últimos consejos, gestos y aliento de su padre Adolfito, el mejor del mundo en este deporte, y salió a hacer historia al convertirse, con 15 años, 11 meses y 16 días, en el jugador más joven en jugar el Abierto Argentino, superando en esa marca a Gonzalito Pieres que lo había hecho con 16 años en 1999. Encima lo hizo con victoria 14-13 sobre un difícil equipo de Alegría (Agustín Merlos, Pedro Zacharias, Tomás García del Río, y Frederick Mannix).

El primer gol de Poroto Cambiaso en su historia en el Abierto de Palermo fue un penal de 30 yardas; es el encargado de las bochas detenidas al arco en La Dolfina-Brava.
Sergio Llamera


El primer gol de Poroto Cambiaso en su historia en el Abierto de Palermo fue un penal de 30 yardas; es el encargado de las bochas detenidas al arco en La Dolfina-Brava. (Sergio Llamera/)

Lo acompañaron Guillermo Terrera, Alejo Taranco y Tomás Panelo, que reemplazó al lesionado Rodrigo Ribeiro de Andrade. Y Poroto igualó rápidamente de penal tras haber comenzado en desventaja. Poroto también lo empató 4-4 cuando su equipo venía de un 1-4 y un gran comienzo de Alegría, que arremetió nuevamente y se fue al descanso largo ganando 7-5.

Con un nuevo penal convertido y otra escapada puso nuevamente en partido a su equipo, colocándose 8-9 en el quinto chukker. El partido aún se planteaba cuesta arriba, ya que Alegría tomó un respiro cerrando el parcial por 10-8.

Otros dos debutantes en el Argentino: Tomás Panelo, autor del tanto decisivo para el 14-13 de La Dolfina-Brava, y el brasileño Pedro Zacharias, que hizo un golazo de toque abierto para Alegría.
Sergio Llamera


Otros dos debutantes en el Argentino: Tomás Panelo, autor del tanto decisivo para el 14-13 de La Dolfina-Brava, y el brasileño Pedro Zacharias, que hizo un golazo de toque abierto para Alegría. (Sergio Llamera/)

En el siguiente, Poroto demostró que su tarde no iba a estar basada solamente en un dato etário. Le puso polo del presente y futuro a un juego complicado empatando nuevamente de penal y poniendo las cosas 10-10 faltando dos chukkers y monedas para el final. Mucho por jugarse.

La tribuna de la cancha 2 lució casi completa, no solo presenciando buen polo, sino también un poco de la historia grande de este escenario. Los aplausos para el hijo de Adolfito se hicieron cada vez más frecuentes. Mucho más cuando, otra vez de penal, puso por primera vez al frente a La Dolfina Brava por 11-10. Y con ese envión su equipo amplió en la siguiente jugada para 12-10. Alegría, con una gran actuación de Agustín Merlos, jugaba su partido, un gran partido por cierto, y por ello logró empatar nuevamente para 12-12 y dejar todo servido para un gran último parcial.

La primera formación que integró Adolfo Cambiaso (n.) en el certamen más importante del mundo: Alejo Taranco, Tomás Panelo, Poroto y Guillermo Terrera.
Sergio Llamera


La primera formación que integró Adolfo Cambiaso (n.) en el certamen más importante del mundo: Alejo Taranco, Tomás Panelo, Poroto y Guillermo Terrera. (Sergio Llamera/)

Sin embargo, se presentó accidentado por un golpe en la cara de Frederick Mannix y una espectacular caída de Pedro Zacharías tras la una Bocha impactar en su casco. En la reanudación, Poroto convirtió otro penal y puso nuevamente en ventaja a La Dolfina Brava. Merlos, también de penal, puso el 13-13 y la incertidumbre hasta el final. Tuvo el del triunfo, pero Poroto le tapó el penal. A la siguiente, trasladó la bocha haciendo jueguito, a lo Maradona, y despertó una ovación. “Tiene quince años!”, se oyó en la tribuna. Guillermo Terrera puso el 14-13 sobre el final para el triunfo en una tarde histórica.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.