Abierto de Palermo: Facundo Sola pasó del dolor y los malos resultados de 2021 a renovar la esperanza gracias a la buena onda en el equipo

En su estreno en el Campeonato Argentino Abierto, Facundo Sola se pareció mucho al que supo ser; resultó valioso para el 20-17 de La Ensenada-RS Murus Sanctus contra La Irenita III.
En su estreno en el Campeonato Argentino Abierto, Facundo Sola se pareció mucho al que supo ser; resultó valioso para el 20-17 de La Ensenada-RS Murus Sanctus contra La Irenita III. - Créditos: @Rodrigo Nespolo

La temporada 2021 de Facundo Sola fue como para el olvido. Él mismo lo señala y 2022 marca un gran contraste. RS Murus Sanctus había apostado por una formación estelar, con el cordobés, Guillermo Caset y las incorporaciones rutilantes de los multicampeones Pablo Mac Donough y Juan Martin Nero, pero un desgarro en un tendón del codo derecho le hizo perderse al delantero gran parte de la Triple Corona. Y encima, el equipo nunca terminó de amalgamarse.

Hoy hay mucho diferente en este comienzo del Abierto. Se puede pensar que al desarmarse esa alineación y fusionarse Sola y Caset con Alfredo Bigatti y Jerónimo Del Carril, de La Ensenada, la chance de ser campeón quedó más lejos, pero para el cordobés y para Sapo los anhelos siguen intactos. Es más: se han renovado. “¿Por qué no? Estamos trabajando en esto y si tiene que darse un poquito más tarde, pero con buena onda, buena energía y organizándonos mejor, se nos puede dar”, se entusiasmó Sola luego de la victoria por 20-17 sobre La Irenita III en la cancha 1 del predio de la Asociación Argentina de Polo, en Pilar. Es que una buena producción ofensiva en el certamen más grande de este deporte invita a ilusionarse, por más que haya bastante por corregir en la defensa.

Escapada y definición cerrada a la carrera

“Es siempre muy lindo el debut, es particular. Venimos de dos semanas sin jugar al polo. Éste es el mejor torneo del mundo y el que uno espera todo el año. Ellos empezaron muy bien, jugaron muy bien. En Hurlingham ellos habían empezado más o menos y les ganamos con un poquito más de autoridad; hoy, por momentos jugamos mejor, y por momentos, más o menos. Hicimos muchos fouls, pero nos fuimos un poquito en el marcador y mantuvimos ese resultado. Al final se nos vinieron, pero ya estábamos cinco o seis goles arriba”, comentó sobre el triunfo.

Hizo dos golazos en la tarde. En uno escapó por la izquierda y definió desde lejos con una sutileza; el otro fue de muy larga distancia. Facundo los recordó con humildad y como mera parte de su trabajo. “Sí, por suerte se me dio. Tiré desde lejos y se abrió el arco”. Su apuesta es por el equipo, por la química colectiva. Y él está al servicio de lo grupal. “Fuimos de menor a mayor. Me gustaron mucho la onda y la amistad rápida que se generó. Cuando hay buena energía, cambia todo. El año pasado Sapo y yo tuvimos una oportunidad muy linda, pero fue una temporada muy atípica. Yo anduve con muchas lesiones, y nunca pudimos jugar juntos y bien. Después, esta fusión se generó de improviso, porque ellos [Bigatti y Del Carril] se quedaron sin compañeros y nosotros estábamos solos, y por suerte se dio. Me gustan el equipo y la energía que hay”, enfatizó Sola, pocos días antes de cumplir 33 años.

Desde muy lejos, inalcanzable

Alejado de las lesiones y sintiéndose pleno ahora, recuerda lo mal que la pasó. Incluso no puede creer estar compitiendo de nuevo sin dolencias que lo aquejen en el momento más trascendente del año para un polista de estas latitudes. “¡Es una cosa de locos! Ir a taquear y no tener dolor... Te digo la verdad: es un alivio. Irme a la cama sin pensar en el codo... Fue una temporada muy brava para mí la de 2021, y gracias a Dios estoy bien. El año pasado no podía agarrar un taco, no podía elegir un taco [los polistas seleccionan uno después de tomarlo y moverlo un poco]. La sufrí mucho, pero ahora estoy perfecto, intacto, y disfrutando”, sostuvo feliz.

Compacto de la victoria de La Ensenada-Murus Sanctus

“Está lindo Palermo; hay equipos y organizaciones muy bravos. Hay equipos muy ásperos y uno tiene que estar al 120 o al 200 por ciento para jugar en este nivel. Hay que jugar los partidos”, finalizó su análisis Facu Sola, impresionado por la exigencia que representa el Argentino Abierto pero contento de afrontarlo cómodo. Cómodo en lo físico, sano, y cómodo en lo humano, con este nuevo cuarteto que se ha formado y con el que se anima a soñar también. Siente que por más esquiva que se presente, la gloria, tarde o temprano, llegará.

Síntesis de La Ensenada-RS Murus Sanctus vs. La Irenita III

  • La Ensenada-RS Murus Sanctus: Facundo Sola, 8; Alfredo Bigatti, 9; Guillermo Caset, 9, y Jerónimo Del Carril, 8. Total: 34.

  • La Irenita III: Santiago Loza, 8; Segundo Bocchino, 7; Martín Podestá, 7, y Felipe Dabas, 7. Total: 29.

  • Progresión: La Ensenada-RS Murus Sanctus, 0-3, 4-4, 8-5, 11-8, 11-9, 14-11, 17-14 y 20-17.

  • Goleadores de La Ensenada-RS Murus Sanctus: Sola, 6; Bigatti, 4; Caset, 8 (4 de penal), y Del Carril, 2. De La Irenita III: Loza, 3; Bocchino, 9 (todos de penal); Podestá, 2 (de penal), y Dabas, 3 (1 de penal).

  • Jueces: Gastón Lucero y Guillermo Villanueva (h.). Árbitro: Martín Aguerre.

  • Cancha: Nº 1 de AAP, Pilar.

Seis tantos anotó Facu Sola en el debut, en Pilar; el año pasado, con sufrimiento físico, bajó de 9 a 8 goles de handicap, pero si mantiene el nivel de este comienzo en el Argentino puede recuperar su valorización.
Seis tantos anotó Facu Sola en el debut, en Pilar; el año pasado, con sufrimiento físico, bajó de 9 a 8 goles de handicap, pero si mantiene el nivel de este comienzo en el Argentino puede recuperar su valorización. - Créditos: @Rodrigo Nespolo