Abierto de Palermo. La emoción de Facundo Pieres al recordar a su hermano: “Lo único que importa es que Nico está bien”

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Adolfo Cambiaso
    Jugador de polo
  • Facundo Pieres
    Polo player
La emoción de Facundo Pieres
La emoción de Facundo Pieres

Debe haber sido una de las peores semanas del año en el búnker de Ellerstina. Como primera medida, seguían sin entender lo que había ocurrido el sábado anterior frente a La Dolfina, en un partido clave frente al rival de toda la vida. El equipo llegaba con grandes expectativas, pero fue ampliamente superado, mostró poca reacción, ningún antídoto táctico para intentar revertir la historia y el 16-14 final en favor del conjunto de Adolfo Cambiaso fue muy mentiroso en cuanto a esa diferencia final. Lo cierto fue que Ellerstina había quedado casi con un pie afuera del Abierto de Palermo, el torneo para el que se prepara todo el año y con el que sueña siempre.

Debía atravesar siete días interminables hasta el último compromiso con La Ensenada. Ciertamente, tenía alguna chance todavia: que La Irenita le ganara a La Dolfina en el partido del primer turno. Dificilísimo, pero una chance al final. Y después, claro, ganarle a La Ensenada. Pero si imperaba la lógica, y esto es que triunfara la formación de Cañuelas, Ellerstina entraría ya eliminado a jugar contra La Ensenada, que de imponerse, avanzaría a la final. Es decir, Ellerstina sería el juez de la clasificación, o no, de La Dolfina. ¡Vaya regalito! Fue normal, toda esa semana, recorrer un mundo de suspicacias: “¿Saldrá a ganar Ellerstina?”.

Los tres hermanos Pieres: Nicolás, Gonzalito (3) y Facundo
Sergio Llamera


Los tres hermanos Pieres: Nicolás, Gonzalito (3) y Facundo (Sergio Llamera/)

Le sumamos, a todo ese contexto, el factor humano. Nicolás Pieres, back, 30 años, 10 de handicap, hermano menor de Facundo y Gonzalito, había jugado su último partido el 23 de octubre, durante el Abierto de Hurlingham. Ese día, ante La Dolfina Brava, en el predio de Pilar, su yegua rodó al llevarse por delante a una del rival y Nico pegó de frente, fuerte, contra el piso. No volvió a jugar. Tiene un problema con los golpes, mucho más que otros jugadores, que otros humanos: al poseer el canal medular más apretado, cada impacto es de un riesgo superior. Las caídas en polo no son poca cosa por cierto. Nicolás hizo varias consultas médicas, escuchó, tomó nota de los peligros.

El comentario esparcido en el ambiente fue que resultaría muy difícil que volviera a jugar. Puede desarrollar una vida normal, pero no darse más golpes como los que se sufren en las caídas de los caballos. Viajó esta misma semana a Estados Unidos, realizó nuevos estudios y consultas con especialistas y decidió operarse. Fue este sábado mismo, antes del partido de Ellerstina con La Ensenada, y le mandó una foto a los hermanos tras la operación. Por suerte, todo salió bien y ahora habrá que ver su evolución. El tiempo que sea necesario. No hay apuro.

Facundo Pieres en acción durante el Abierto 2021
Sergio Llamera


Facundo Pieres en acción durante el Abierto 2021 (Sergio Llamera/)

Después del partido entre La Dolfina y Ellerstina hubo un saludo muy sentido entre Adolfo Cambiaso y Facundo Pieres. “Te felicito, jugaste un partidazo impresionante”, le dijo el de Ellerstina. Adolfito agradeció y le deseó a Facundo la pronta recuperación de Nicolás. Lo repitió luego por TV. “Sin Nicolás no fue lo mismo. Ojalá que vuelva pronto. La salud, ante todo”, dijo el crack.

La Dolfina le ganó a La Irenita y se sentó a esperar. Ellerstina ya estaba eliminado, pero le sobraba grandeza, hidalguía. Podía perder perfectamente porque, de hecho, La Ensenada ya le había ganado a La Dolfina. Y podía perder porque no le daba la cabeza luego de tantos impactos emocionales. Pero tiene hidalguía. Triunfó y metió a La Dolfina en otra final, en la que se medirá, el sábado próximo, con RS Murus Sanctus o con La Natividad.

Faltaba la última gran emoción. Facundo Pieres empezó a hablar por ESPN luego del partido, le mencionaron a Nicolás y se quebró. Un tipo emocional, sensible. De buena madera, como sus hermanos. Educados desde chicos por Gonzalo y Cecilia. “Una temporada de mierda... Pero bueno, lo más importante es que Nico está bien. El resto no me importa mucho hoy. A nivel deportivo fue una cagada haber perdido y todo, pero creo que pasaron muchas cosas y lo único que rescato es que Nico está bien”, expresó el capitán. “De a ratos jugamos bien, era muy difícil jugarlo porque teníamos en la cabeza todo esto de Nico, que era hoy a la mañana, y después jugar sabiendo que no tenés chances de ganar... para un equipo como Ellerstina es difícil, pero dentro de todo me gustó porque lo tomamos en serio, pudimos jugar bien, pudimos no quebrarnos, y ganamos”, agregó el capitán de Ellerstina.

Palermo 2021, el increíble Abierto que está ofreciendo muchísimo más de lo que cualquiera podía imaginarse, tenía un espacio más para las emociones. En una tarde de grandeza y de sensibilidad. Todo eso, y mucho más, se conjuga en Facundo Pieres. Que simplemente eligió ser Facu frente a las cámaras. Por si alguien no lo conocía.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.