Abierto de Palermo: Ellerstina superó a La Irenita II y se alegró por el regreso de un emocionado Nicolás Pieres al torneo

Nicolás Pieres lleva la cinta de capitán, inesperadamente para él, en el partido de su regreso al Abierto de Palermo tras casi dos años; Ellerstina venció por 16-8 a La Irenita II.
Nicolás Pieres lleva la cinta de capitán, inesperadamente para él, en el partido de su regreso al Abierto de Palermo tras casi dos años; Ellerstina venció por 16-8 a La Irenita II. - Créditos: @Fabián Marelli

“Fue lindo, después de un año bravo. Estuve fuera de las canchas el año pasado. Para mí esto era la vuelta a la Triple Corona y era especial”. A Nicolás Pieres se le quebró la voz cuando dijo eso, ante una cámara. Recién había terminado el primer compromiso de Ellerstina en el Campeonato Argentino Abierto y ciertamente el back no estuvo fuera de las canchas el año pasado ni acaba de volver a la Triple Corona. Pero la emoción lo desbordó y a Nicolás le salió decir eso después del triunfo por 16-8 sobre La Irenita II por la zona B, en el segundo encuentro del domingo.

Lo que fue cierto, auténtico, fue el sollozo. Nicolás se llevó una mano a la cara, para cubrirla. El sentimiento lo superaba. Y no era por la cinta de capitán de la Z, ni por el triunfo: había vuelto a participar en el Abierto de Palermo casi dos años después, y luego de que en algún momento pareciera que tendría que retirarse del polo, apenas a los 31 años. Un horrendo revolcón en el Abierto de Hurlingham de 2021 lo borró del torneo máximo y parecía que también lo haría del deporte al que desde chico quería dedicarse. Nicolás la pasó mal por varios meses.

“Tengo un problema en la médula. Tenía angosto el canal. Me lo habían descubierto hacía rato pero después de este golpe me dijeron que tenían que operar y abrir ese canal sí o sí, porque si no, no podía seguir jugando al polo”, recordó en los palenques. En Estados Unidos es más común el tipo de intervención que el menor de los Pieres necesitaba: abrir ese canal medular. Delicado. Y allá fue el menor de los Pieres. Se sometió a la cirugía en enero y no estaba del todo confiado en el resultado, pero quería seguir siendo polista profesional. Y del máximo nivel.

Backhander de revés de Nicolás Pieres, que recién a principios de esta Triple Corona perdió el miedo a volver a jugar en este nivel; completan la escena Bautista Bayugar, Tomás Fernández Llorente (h.), Gonzalo (h.) y Facundo Pieres e Hilario Ulloa.
Backhander de revés de Nicolás Pieres, que recién a principios de esta Triple Corona perdió el miedo a volver a jugar en este nivel; completan la escena Bautista Bayugar, Tomás Fernández Llorente (h.), Gonzalo (h.) y Facundo Pieres e Hilario Ulloa. - Créditos: @Fabián Marelli

“Fue bravo, ni hablar. Volví a subir a un caballo como tres meses más tarde. Empecé a jugar pero no me sentía del todo bien. Te diría que me tomó medio año recuperarme y volver a estar donde estoy. Perderle un poquito el miedo al golpe, al caballo. Estar seguro de que la operación que me habían hecho era lo correcto. Tengo un par de tornillos en el cuello”, detalló el 10 goles, de buena actuación en la victoria de Ellerstina en la cancha 1. Hace un tiempo, y no mucho, no estaba tan claro que Nico sería de la partida sin problemas en este primer compromiso de Palermo.

“Tuve nerviosismo en los primeros partidos y me costó un poquito perder el miedo, pero ya me siento perfecto, con la fuerza de antes. Tenía que perder el miedo a jugar, a caerme. Me caí en la temporada de Inglaterra dos veces, y después una en Argentina. Pero una vez que me caí y me di cuenta de que andaba, fue más lindo. Creo que hoy estoy 10 puntos, perfecto”, contó con alegría el ¿por esta sola vez? capitán de Ellerstina.

¿Cómo es eso de que fue el líder formal del equipo, algo que durante muchísimos años le cupo a su hermano Facundo? “No sé. Empezaba el partido y Facu me dijo ‘tomá’. Me tiró la cinta. Me la puse en el bolsillo y me dijo ‘no, no: ponétela’. Así que le preguntaré después por qué”, contó el hermano menor. La insólita situación requirió la explicación del hermano intermedio, por supuesto. “La cedí a Nico a ver si cambiábamos algo, je. Para cambiar un poquito la suerte. Yo quería concentrarme en jugar y no tener que hablar con los jueces. Nico es nuestro back y manejó bien el partido. Volvió a Palermo y jugó su primer partido acá. Estoy feliz”, reveló el goleador.

Facundo Pieres ataca perseguido por Bautista Bayugar; el número 1, histórico líder de Ellerstina, le cedió sorpresivamente la cinta de capitán a su hermano Nicolás.
Facundo Pieres ataca perseguido por Bautista Bayugar; el número 1, histórico líder de Ellerstina, le cedió sorpresivamente la cinta de capitán a su hermano Nicolás. - Créditos: @Fabián Marelli

En el juego, Ellerstina encaró el partido con paciencia. Consideraba un rival bravo a La Irenita II, al que debía quebrar a lo largo de todo el encuentro y no necesariamente al principio. Esa paciencia le sirvió para no intranquilizarse ya en el primer chukker, que perdió por 1-0. En sí el resultado no era alarmante, pero el contexto lo volvía un inquietante llamado de atención: la Z había tenido un muy mal paso por el Abierto de Hurlingham, con una derrota frente a La Ensenada-RS Murus Sanctus (cuatro tantos inferior en valorización) y una paliza a manos de La Dolfina.

Esta vez no entró en pánico y se pareció al Ellerstina de siempre: velocidad, juego ofensivo, fouls evitables, algo de inconsistencia, buena caballada. Todo eso mostró en la victoria contra La Irenita II, que no pudo seguirle el ritmo con el correr de los períodos. Lo que más le costó fue anticiparse a los contraataques: cuando perdía la posesión, veía a un jugador azul correr solo con la bocha hacia el arco sin obstáculos delante. Quedaba demasiado expuesto cuando un enredo lo dejaba sin la esfera blanca.

“Estoy feliz porque el equipo jugó bastante mejor, ordenado. Nos hicieron pocos goles, aunque nosotros no hicimos muchos. Pero me gustó. Costó porque ellos son muy buen equipo, de 32 goles pero que juega muy bien. Sabíamos que no íbamos a ganarlo en el primer chukker ni en el segundo. Había que trabajarlo de a poco y no desesperarnos. Y cuando nos pusimos 7-1 empezamos a jugar tranquilos, y bien. Terminamos con algún foulcito de más, pero bien. Nico nos dio mucha más solidez de back, Hilario [Ulloa] estuvo por todos lados y tranquilo, y Gonza [Pieres] anduvo muy fuerte para adelante, haciendo los goles importantes que tenía que hacer”, analizó Facundo.

Compacto de Ellerstina vs. La Irenita II

¿En qué falló Ellerstina? Además de ese exceso de faltas (14, contra 11 del oponente), extrañamente tuvo fallas de taqueo. Y algunas divergencias en jugadas: tres veces se le pidió a Gonzalo que frenara en distintos avances, y por suerte para el conjunto de General Rodríguez el número 3 aceleró siempre y las acciones terminaron en golazos elaborados colectivamente. La principal diferencia entre los dos conjuntos estuvo en el volumen de juego y en la efectividad: la Z tiró 19 veces al arco de bocha viva y convirtió en 10 ocasiones, y La Irenita II ensayó 10 remates y acertó 3.

Golazo de Facundo gestado por Gonzalo

Tras un mal Hurlingham, Ellerstina dio el presente en el estreno en Palermo. Se lleva el previsible triunfo, el gusto de una buena producción y las lágrimas de felicidad y emoción de Nicolás Pieres, que está de nuevo en el campeonato que más le gusta. Y está muy bien.

Las posiciones del ranking de la Triple Corona

Síntesis de Ellerstina vs. La Irenita II

  • Ellerstina: Facundo Pieres, 10; Hilario Ulloa, 9; Gonzalo Pieres (h.), 9, y Nicolás Pieres, 10. Total: 38.

  • La Irenita II: Facundo Fernández Llorente, 8; Tomás Fernández Llorente (h.), 8; Bautista Bayugar, 8, e Isidro Strada, 8. Total: 32.

  • Progresión: Ellerstina, .

  • Goleadores de Ellerstina: F. Pieres, 8 (6 de penal); Ulloa, 2; G. Pieres, 5, y N. Pieres, 1. De La Irenita II: F. Fernández Llorente, 2; Bayugar, 5 (todos, de penal), y Strada, 1.

  • Incidencias: en el 7º chukker fue amonestado T. Fernández Llorente, por equitación peligrosa.

  • Jueces: Martín Pascual y Guillermo Villanueva (h.). Árbitro: Hernán Tasso.

  • Cancha: Nº 1 de Palermo.

Bayugar avanza apurado por Ulloa, que se estira para trabajarle el taco; más adelante están dos Facundo, rivales: Pieres y Fernández Llorente.
Bayugar avanza apurado por Ulloa, que se estira para trabajarle el taco; más adelante están dos Facundo, rivales: Pieres y Fernández Llorente. - Créditos: @Fabián Marelli