Abierto de Palermo: cómo fue el batacazo de Cría La Dolfina y qué debe pasar para que Ellerstina sea finalista

El golpe de cogote de Diego Cavanagh, figura de Cría La Dolfina, da en el antebrazo izquierdo de Facundo Pieres, que quedará sentido, como Ellerstina tras la derrota a manos de un equipo 5 goles inferior en handicap en el Abierto de Palermo.
El golpe de cogote de Diego Cavanagh, figura de Cría La Dolfina, da en el antebrazo izquierdo de Facundo Pieres, que quedará sentido, como Ellerstina tras la derrota a manos de un equipo 5 goles inferior en handicap en el Abierto de Palermo. - Créditos: @LA NACION/Fabian Marelli

Sin quererlo, venía jugando con fuego Ellerstina cada vez que se enfrentaba con el equipo B de La Dolfina en Palermo. Dos veces estuvo por perder; zafó por poco en 2017 y con lo justo en 2020. La había pasado mal en otros torneos: en una semifinal de Tortugas 2022 temió cuando entraron empatados al último chukker, y en Hurlingham 2021 padeció, nomás, la derrota (10-9), pero poco importó aquel traspié ante el accidente preocupante de Nicolás Pieres.

Un día, en el Campeonato Argentino Abierto, Pedro fue fagocitado por el lobo. Tanto fue el cántaro a la fuente, que al final se rompió, porque Cría La Dolfina se impuso a Ellerstina por 9-8 en la zona B y lo dejó muy complicado para acceder a la definición del máximo torneo de polo. Tanto, que los Pieres e Hilario Ulloa deben batir por al menos tres goles a La Dolfina, siempre que anoten como mínimo siete, el próximo domingo para ser finalistas y quedar a un paso de la copa que los obsesiona.

¿Cómo queda la confianza de la Z tras esto? A juzgar por el hecho de que todos sus jugadores se guardaron en los palenques tras la derrota, muy en baja. ¿Puede reconstruirla en siete días? Parcialmente, a lo sumo. El director técnico Guillermo Gracida, un experto en táctica, deberá trabajar en lo psíquico en un cuarteto que transita un 2022 por ahora malo, sin trofeo en Tortugas, sin final en Hurlingham y casi sin raptos de brillo en Palermo.

Compacto de Cría La Dolfina vs. Ellerstina

Pero sería injusto poner la lupa sólo en Ellerstina. Porque hubo un ganador, y Cría La Dolfina triunfó sin objeciones más que cierta superioridad de la Z en el desarrollo –siete ocasiones de gol desperdiciadas contra dos– y logró lo que tanto amagó hacer. En una lluviosa tarde de domingo, la alarma esta vez no fue falsa y premió a un conjunto que tiene la virtud de agrandarse frente a los grandes, como el defecto de, a veces, achicarse ante los chicos.

Este La Dolfina II habla de la optimización de recursos de un equipo que se alimenta de lo que abunda en La Dolfina y lo potencia con estrategia, garra y mentalidad. Recibe caballos, recibe consejos de David Stirling y de Adolfo Cambiaso. Y entre una cosa y la otra, sabe cómo enfrentarse con Ellerstina, cómo jaquearlo con juego corto y mucha concentración. No lo deja hacer su polo corrido y abierto. Y hasta parece ya tallar de antemano en las mentes de los Pieres, por nombre y por antecedentes.

Guillermo Terrera y Gonzalo Pieres (h.), autores de un gol cada uno en la lluviosa tarde de Palermo que interrumpió varios minutos el partido.
Guillermo Terrera y Gonzalo Pieres (h.), autores de un gol cada uno en la lluviosa tarde de Palermo que interrumpió varios minutos el partido. - Créditos: @LA NACION/Fabian Marelli

En su primera temporada, la de 2017, una tarde más negra que gris en el cielo vio a la formación de Cañuelas ponerse a un gol a menos de dos minutos del cierre. La remontada no le alcanzó a La Dolfina Polo Ranch, justo antes de que la tormenta castigara Palermo. En 2020 uno y otro se encontraron en la definición de la zona B. Fue otro partido vibrante, incierto hasta el último tacazo. Que bien pudo ser de Diego Cavanagh, pero el mejor del entonces La Dolfina PR falló ante los mimbres de Libertador en el chukker suplementario. Y en la réplica Nicolás Pieres no lo hizo frente a los del tablero, a bordo de Guillermina (su yegua favorita, que este domingo jugó a sus 18 años y 9 meses), para alcanzar la final de Palermo.

Esta vez Cavanagh convirtió el penal del triunfo (40 yardas) y tuvo una buena producción general, a la par del nuevo talento del cuarteto, el ascendente (22 años) Tomás Panelo. Guillermo Terrera peleó y complicó; Alejo Taranco puede quedar contento con ser el defensor de un conjunto que recibió dos goles de bocha viva, apenas.

Cavanagh yace dolorido por un golpe en la rodilla izquierda provocado por una fricción de juego con Facundo Pieres; la imagen contrasta con el resultado final del encuentro.
Cavanagh yace dolorido por un golpe en la rodilla izquierda provocado por una fricción de juego con Facundo Pieres; la imagen contrasta con el resultado final del encuentro. - Créditos: @LA NACION/Fabian Marelli

Como si se imbuyera de un poder que le otorgara el nombre o la camiseta, este La Dolfina es toda una amenaza para Ellerstina, que si cayó frente al equipo B, no será favorito ni mucho menos ante el A. Pero el clásico más repetido de la historia es eso, un clásico. Y los capítulos aún no escritos de los clásicos no tienen dueño de antemano.

Claro que debe mejorar mucho la Z. Muchísimo. Ser otro, casi. No puede darse el lujo de que Facundo Pieres, un crack que juega con la camiseta 1, convierta solamente vía bocha detenida (cinco tantos de penal y un córner caliente para empatar en el último período), algo insólito en su carrera de Triple Corona. Debe recuperar al batallador que siempre se conoció en Hilario Ulloa. Necesita recobrar el taqueo, ausente este domingo, para darle velocidad a su juego y que Gonzalo Pieres (h.) vuele como sabe hacerlo. Le hace falta, también, que Nicolás Pieres no tenga una mala tarde general como la de esta vez.

La lluvia fue una complicación en el sexto chukker, pero no la causa principal de que llamativamente Facu Pieres terminara sin goles de bocha viva en un partido de Triple Corona.
La lluvia fue una complicación en el sexto chukker, pero no la causa principal de que llamativamente Facu Pieres terminara sin goles de bocha viva en un partido de Triple Corona. - Créditos: @LA NACION/Fabian Marelli

Esa escasez de ocho tantos que consiguió la Z contrasta con los fabulosos 17 que Poroto Cambiaso logró en el primer turno de la jornada, pero está a tono con lo que viene pasando entre los tres cuartetos que aún pueden ser finalistas por el grupo B. Hubo 16 tantos en La Dolfina 10 vs. Cría La Dolfina 6. Hubo 17 en Cría La Dolfina 9 vs. Ellerstina 8. Y si los Pieres y Ulloa se impusieren a La Dolfina el domingo, pesarán los goles en favor, antes que la diferencia de tantos. Cría (apenas 15 tantos acumulados) casi no tiene chances, La Dolfina puede hasta perder por dos goles marcando 5 o más, y Ellerstina tiene que ganar por al menos tres el clásico. Difícil. Muy. Necesita una actuación que sería casi tan heroica como ideal como para celebrar los 30 años del club.

Síntesis de Cría La Dolfina 9 vs. Ellerstina 8

  • Ellerstina: Facundo Pieres, 10; Hilario Ulloa, 9; Gonzalo Pieres (h.), 9, y Nicolás Pieres, 10. Total: 38.

  • Cría La Dolfina: Guillermo Terrera, 9; Tomás Panelo, 8; Diego Cavanagh, 8, y Alejo Taranco, 8. Total: 33.

  • Progresión: Cría La Dolfina, 1-1, 3-1, 3-2, 4-3, 6-4, 7-6, 8-7 y 9-8.

  • Goleadores de Cría La Dolfina: Terrera, 1; Panelo, 3, y Cavanagh, 5 (3 de penal). De Ellerstina: F. Pieres, 6 (5 de penal y 1 de córner); G. Pieres, 1, y N. Pieres, 1.

  • Jueces: Gastón Lucero y Martín Pascual. Árbitro: José Ignacio Araya.

  • Cancha: Nº 1 de Palermo.

Tomás Panelo, uno de los mejores en la victoria contra la Z, sigue en ascenso a sus 22 años.
Tomás Panelo, uno de los mejores en la victoria contra la Z, sigue en ascenso a sus 22 años. - Créditos: @LA NACION/Fabian Marelli

Todos los resultados del Abierto de Palermo

Zona A

  • La Irenita 14 vs. La Hache 10

  • La Ensenada-RS Murus Sanctus 20 vs. La Irenita III 17

  • La Ensenada-RS Murus Sanctus 19 vs. La Hache 12

  • La Natividad 23 vs. La Irenita III 12

  • La Natividad 21 vs. La Hache 5

  • La Irenita 13 vs. La Ensenada-RS Murus Sanctus 11

  • La Irenita 15 vs. La Irenita III 9

  • La Natividad 19 vs. La Ensenada-RS Murus Sanctus 12

La resolución del primer finalista será un mano entre los invictos La Natividad y La Irenita, que se enfrentarán este viernes.
La resolución del primer finalista será un mano entre los invictos La Natividad y La Irenita, que se enfrentarán este viernes. - Créditos: @Redacción LA NACION

Zona B

  • La Dolfina 15 vs. La Esquina 7

  • Cría La Dolfina 14 vs. La Irenita II 13

  • Cría La Dolfina 9 vs. La Esquina 5

  • Ellerstina 16 vs. La Irenita II 8

  • Ellerstina 19 vs. La Esquina 7

  • La Dolfina 10 vs. Cría La Dolfina 6

  • La Dolfina 23 vs. La Irenita II 4

  • Cría La Dolfina 9 vs. Ellerstina 8

Solamente La Dolfina, Cría La Dolfina y Ellerstina pueden ser el finalista por esta zona; los criterios para determinar las posiciones son: 1) cantidad de victorias, 2) goles en favor, y 3) diferencia de tantos entre los equipos empatados.
Solamente La Dolfina, Cría La Dolfina y Ellerstina pueden ser el finalista por esta zona; los criterios para determinar las posiciones son: 1) cantidad de victorias, 2) goles en favor, y 3) diferencia de tantos entre los equipos empatados.