Así es la rivalidad Nadal vs. Djokovic en la cancha y fuera de ella: qué se espera para el futuro

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
En un clima distendido, Nadal y Djokovic, uno y dos del mundo, respectivamente, ofrecieron una clínica de tenis en la capital colombiana de Bogotá
En un clima distendido, Nadal y Djokovic, uno y dos del mundo, respectivamente, ofrecieron una clínica de tenis en la capital colombiana de Bogotá

Rafael Nadal interrumpió su calendario en agosto de 2021 por una traicionera lesión en el pie izquierdo y no volvió a competir oficialmente hasta el 6 de enero pasado, en Sydney, torneo de categoría 250 que finalmente ganó. El español, dueño de una de las mentes más graníticas de la historia de las raquetas, comenzó la búsqueda, en el Australian Open, de su 21er título de Grand Slam, más de 16 años después de ganar el primer major (Roland Garros 2005).

Con Roger Federer fuera de juego hasta quién sabe cuándo y Novak Djokovic deportado de Australia e involucrado en un escándalo mundial a partir de su decisión de no vacunarse contra el Covid-19, hoy es Nadal el único integrante activo del Big 3. Entre el mallorquín y el serbio ganaron 12 de los últimos 14 trofeos de Grand Slam (desde Roland Garros 2018), con los campeones del US Open 2020, Dominic Thiem, y 2021, Daniil Medvedev, como los únicos “intrusos”. Nole logró ocho títulos grandes en este período, y Nadal, cuatro. Ostentan un duopolio que hace que, teniendo en cuenta las dudas que genera la futura vuelta de Federer (en agosto cumplirá 41 años), sea altamente probable que hasta que se retiren pongan en juego quién será el tenista definitivo, el que más majors individuales ostentará.

Suspendido: Djokovic y Nadal terminarán de jugar el sábado
Djokovic y Nadal, protagonistas de una fuerte rivalidad en el court y fuera de él, que vivió distintos momentos de tensión y de cordialidad.

Nadal, que emprendió su viaje por el Melbourne Park derrotando por 6-1, 6-4 y 6-2 a Marcos Girón (EE.UU.; 66º) y en la segunda ronda se enfrentará con el clasificado alemán Yannick Hanfmann (126º; verdugo del local Thanasi Kokkinakis), no es ajeno al escenario que vive –y padece– Djokovic, que ya se encuentra en Belgrado, luego de que le cancelaran la visa australiana y lo deportaran. “Está muy claro que Novak Djokovic es uno de los mejores jugadores de la historia, sin duda. Pero no hay un jugador en la historia que sea más importante que un evento. Los jugadores se quedan y luego se van, y vienen otros jugadores. Nadie, incluso Roger; Novak; yo mismo; Björn Borg, que fue increíble en su momento... El tenis continúa. El Abierto de Australia es mucho más importante que cualquier jugador”, sentenció Nadal un puñado de horas antes de su debut en el AO 2022. Y amplió el mensaje: “Honestamente, estoy bastante cansado de la situación porque creo que es importante hablar sobre nuestro deporte [...] Si hay alguna solución [para el coronavirus], y la solución es la vacuna, es ésa. Necesitamos estar vacunados y la situación debe ser mejor por el bienestar de todos y por la salud de nuestro deporte [...] Realmente [a Djokovic] lo respeto, aunque no estoy de acuerdo con muchas cosas que hizo en las últimas semanas”.

Nadal alcanzó la cima del ranking en agosto de 2008 y construyó su carrera, en líneas generales, teniendo rivalidades feroces en el court pero políticamente respetuosas fuera de él. “La vida es mucho mejor cuando tienes una buena relación con todos, especialmente en el vestuario. Así fue durante toda mi carrera tenística, con algunas excepciones muy casuales por algunos momentos. Ésa es mi filosofía. Es mejor tener una buena relación con todos porque así eres más feliz. Con Novak no ha sido una excepción” , explicó Nadal, luego de conseguir su victoria número 70 en el certamen australiano que conquistó, únicamente, en 2009.

Nadal y la mirada fija en la pelota, en su debut triunfal en el Abierto de Australia 2022: venció en tres sets a Marcos Girón, de Estados Unidos.
Nadal y la mirada fija en la pelota, en su debut triunfal en el Abierto de Australia 2022: venció en tres sets a Marcos Girón, de Estados Unidos. (BRANDON MALONE/)

Claro que su vínculo con el balcánico vivió momentos tensos que traspasaron la geometría del court. Cuando Djokovic derrotó a Nadal en siete finales consecutivas entre Indian Wells 2011 y el Australian Open 2012, algo se rompió. Inclusive, el entorno más cercano del Matador llegó a mascullar bronca entendiendo que desde el rincón del serbio se produjeron reacciones desmedidas en esas jornadas de jolgorio. Con el paso del tiempo, ambas leyendas del tenis fueron acercándose y hasta compartieron acciones de caridad para sus fundaciones. Pero cierta desconfianza siguió sobrevolando la relación, una y otra veces, con posturas diversas.

Para los Nadal, la aparición de Djokovic fue un problema deportivo (y más tarde una suerte de piedra en el zapato) desde temprano. El propio Toni, tío, formador y coach de Rafa, lo admitió y lo describió. Una anécdota pertenece a Wimbledon 2005. Unas semanas antes, Nadal había ganado el primero de los trece trofeos de Roland Garros. Toni, ya en el All England, se acercó al court número 18, donde estaba compitiendo Juan Mónaco, amigo y compañero de entrenamientos de Rafa. El tandilense se enfrentaba con un serbio que había superado la qualy y a Toni le alcanzaron apenas unos minutos de análisis para preguntar: “¿Quién es ese chico?”. “Tiene 18 años y es el ciento y pico del mundo”, le respondieron. “¿Cómo se llama?”, insistió. “Novak Djokovic”, le respondieron.

Un hombre se toma una foto con Djokovic en la llegada del tenista a Belgrado, luego de ser deportado de Australia.
Un hombre se toma una foto con Djokovic en la llegada del tenista a Belgrado, luego de ser deportado de Australia. (Darko Bandic/)

Tras ver varios puntos, Toni regresó al vestuario donde Rafa, por entonces 3º del ranking, estaba preparándose para su partido ante el francés Vincent Spadea. Y cuando vio a su sobrino, le soltó, sincero: “Rafael, tenemos un problema. He visto a un chaval muy bueno”. Se enfrentaron por primera vez en los cuartos de final del Abierto francés 2006 (triunfo del español por 6-4, 6-4 y retiro) y, desde entonces, edificaron la rivalidad que tiene la mayor cantidad de capítulos: 58, con treinta victorias de Nole.

A los 35 años y con varios magullones en el cuerpo, Nadal es consciente de que no le queda demasiado combustible en el tanque para la carrera final que tiene librada con Djokovic (y también con Federer, claro). Por ello, cada prueba, cada estación adquiere un valor extraordinario. ¿Cuándo podrá volver Djokovic al circuito? Es una incógnita. Por lo pronto, en las últimas horas se le cerró una puerta que parecía tener liberada. Francia endureció su política de ingreso de extranjeros no vacunados y Nole también puede perderse el próximo Roland Garros (es el campeón vigente). El pase de vacunación se diferencia del pase sanitario, que acepta pruebas negativas. Es decir que si el actual número 1 del mundo llegaba a París con un negativo en un test de PCR, estaba habilitado para jugar. Pero ahora, no.

En Australia, Rafael Nadal inició la búsqueda de su conquista número 21 de un torneo de Grand Slam.
En Australia, Rafael Nadal inició la búsqueda de su conquista número 21 de un torneo de Grand Slam. (Simon Baker/)

“Hace casi una semana cuando [Djokovic] ganó en primera instancia el caso, pudo recuperar su visa y practicar, dije que la justicia había hablado. Si la justicia dijo que su visa era válida y podía jugar, la justicia habló, entonces eso era lo más justo. Ahora la justicia dijo otra cosa. No estoy en contra de lo que diga la justicia” , apuntó Nadal, una de las voces más autorizadas del tour. Y afirmó, sin vueltas: “Creo que la situación ha sido un desastre. Él no es el único que probablemente hizo las cosas mal en este caso. Por supuesto, hay más responsables en toda esta terrible situación que afrontamos durante las últimas dos semanas. Pero, por supuesto, también es uno de los responsables. Entonces, en el nivel personal, sí, me gustaría verlo jugar aquí. Si es justo o no que juegue es otra discusión, de la que no quiero hablar más”.

Djokovic navega aguas enrevesadas y parece lejos de divisar un buen puerto. El circuito de las raquetas se sacudió en Melbourne. Nadal no quiere que nada lo distraiga y sigue adelante.

Vídeo | Nadal, feliz de volver a sentirse un tenista profesional

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.