Abierto de Australia: Rafael Nadal ganó y habló sobre el caso Djokovic, la carrera con él y con Roger Federer por los títulos de Grand Slam y ser “el mejor de la historia”

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·7  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Luego de superar el debut contra Marcos Girón en el Abierto de Australia, Rafael Nadal dijo estar
BRANDON MALONE

Después de la deportación a Novak Djokovic, empezó el Abierto de Australia, que quiere volver a poner al tenis como tema central. Para los argentinos, la jornada inicial fue negra, con cuatro despedidas –previsibles en su mayoría– en cuatro compromisos: Federico Delbonis, Federico Coria, Facundo Bagnis y Tomás Etcheverry duraron un día en Melbourne.

De Delbonis, 42º del mundo y ex campeón de Copa Davis, se podía esperar más, porque debutó contra el 61º, el español Pedro Martínez, y cayó por 7-6 (17-15), 3-6, 6-4 y 6-2. Coria, 64º, la tenía más difícil, contra el francés Gaël Monfils (19º), que lo eliminó con un 6-1, 6-1 y 6-3. Lo mismo pasó con Bagnis, 71º, al que le tocó el chileno Cristian Garín, 18º; el rosarino dio más pelea que la pensada, pero terminó doblegado por 6-3, 6-4, 5-7, 6-7 (4-7) y 6-3, en 4 horas y 39 minutos. Ni qué decir de Etcheverry, 129º, que en su primera participación en un certamen de Grand Slam, proviniendo de la clasificación, terminó presentándole batalla a Pablo Carreño Busta, 21º; el español triunfó por 6-1, 6-2 y 7-6 (7-2).

La figura del lunes inaugural fue Rafael Nadal, la máxima estrella del campeonato por más que hoy el ranking, que lo muestra 6º, no lo haga principal favorito. El zurdo es el único ex campeón (2009) participante y comenzó con una victoria a velocidad crucero: 6-1, 6-4 y 6-2 sobre el estadounidense Marcos Girón (66º). “He jugado bien y las sensaciones son buenas. He sacado bien, el drive ha funcionado. Por momentos no he jugado perfecto, pero es momento de perdonar cuando no van bien las cosas. Vengo de muchos meses sin competir y de una lesión que no me ha dejado entrenarme del todo bien. He jugado muy poco en los últimos dos años. Es cuestión de encontrar la confianza, que necesito recuperar y que es difícil tener sin la competición”, se analizó el español. “Espero jugar mejor pasado mañana, porque el rival va a exigirlo”, aludió al ganador de Yannick Hanfmann (126º, Alemania) vs. Thanasi Kokkinakis (145º, Australia). Sólo después supo que el adversario sería el primero.

Pero aún es temprano como para que el juego desplace en Melbourne al caso Djokovic, que al menos durante la primera rueda sobrevolará Melbourne Park. Nadal ya se había expresado sobre el asunto, pero tuvo que volver a él en la conferencia de prensa posterior a su victoria. “Estoy bastante cansado de ese tema. Cuando él ganó la primera audiencia dije que había hablado la justicia. Ayer la decisión fue diferente, y yo no voy a ir contra lo que dice la justicia”, sostuvo. “Todo lo que pasó previamente al torneo fue una distracción grande, desafortunada y triste. Es la realidad. Fue un cúmulo de circunstancias desafortunadas por diferentes partes”, añadió, y fue corriendo el eje de la conversación. “Ahora empezó Australia de manera positiva para mí. Es una pena que se pueda jugar sólo a la mitad del estadio [por el aforo restringido], pero seguimos en un momento complicado, aceptando las limitaciones que tenemos que seguir cumpliendo por culpa de la pandemia”, comentó.

En lo deportivo es imposible eludir el récord que parecía en condiciones de apropiarse Djokovic en este Abierto de Australia y que ahora quedó a merced solamente de Nadal: el de 21 coronas de Grand Slam, que despegaría a su dueño del otro y de Roger Federer. “Os digo una cosa, con la mano en el corazón: yo entiendo esto de la película del GOAT [sigla que en inglés significa “el más grande de la historia”], pero yo vivo mi día a día, y mis preocupaciones son diferentes a ser el mejor de la historia, a desempatar en los Grand Slam”, afirmó.

La frase podía sonar a un intento de quitarse presión, pero Nadal, siempre racional, dio buen fundamento al explayarse. “Hemos coincidido tres jugadores que conseguimos cosas especiales en la historia de nuestro deporte. Si alguno termina ganando más, pues fantástico, pero los tres hemos superado cualquiera de nuestras expectativas de cuando éramos jovencitos, y las hemos superado con muchísima diferencia. Yo estoy feliz, no vivo con la angustia interior o desesperación de querer ser yo el más grande. Si llega, llegará, y si no, pues nada. Mi futuro y mi felicidad no dependerán de que gane un Grand Slam más o no que Roger o Novak. Yo intentaré disfrutar cuanto pueda mi carrera”, expuso Rafa, que dio apenas el primero de los siete pasos requeridos para levantar la copa en el estadio Rod Laver al cabo de dos semanas.

Djokovic, en la visión de Coria

Después de ser eliminado por Monfils, Federico Coria se refirió a su vez a Djokovic. En su caso, desde un plano especial: el coronavirus lo atacó en la fiesta de casamiento de Andrea Collarini; el santafesino se enteró al llegar a Australia y no pudo disputar la Copa ATP ni jugar el torneo de Sydney, pero se entrenó con el serbio antes del Abierto, y finalmente Nole fue expulsado de Australia por no estar vacunado contra la Covid-19.

“Es difícil. La palabra de moda es «exención»; sin eso, él no habría venido. Después, no sé si por las encuestas o porque la gente se puso en contra, quizás al gobierno no le convenía que estuviera. Además estuvieron los errores que tuvo él, claro. Pero se volvió todo muy político, muy feo”, apuntó Coria. “Yo soy muy nuevo, pero estuve en meetings en los que vi a Novak luchar por los intereses de los jugadores. Se me hace difícil opinar, pero él esta convencido de su postura. Es admirable la convicción que tiene”, valoró el hermano menor de Guillermo. Y sentó postura sin desdeñar la ajena: “Cada uno debería ser libre, pero por otro lado yo me vacuné dos veces y apoyo la idea de vacunarse. Es un tema muy complejo”.

Cuando perder no es tan malo

Para Etcheverry, Australia 2022 fue el estreno absoluto en un campeonato de Grand Slam. El resultado luce mucho peor que el ánimo del platense de 22 años. “Me llevo una experiencia enorme, porque era mi primera vez acá. Había jugado un solo torneo en canchas duras, y me falta mucho rodaje. Pero voy sintiéndome más cómodo. Acá uno puede entrenarse con jugadores que están arriba de uno. Entonces, el entrenamiento es muy bueno, y las facilidades son increíbles. Es el mejor torneo que jugué”. celebró el argentino.

Las sensaciones del final de su debut fueron mucho mejores que las del principio. “Me tocó Carreño. Sabía que iba a ser duro y en los primeros dos sets me costó muchísimo. Cuando él se puso sólido empezó a costarme seguir en partido con la misma concentración y la misma intensidad. Pero después tomé más riesgos y lo llevé a un tie break. Siento que fue una buena experiencia”, destacó Etcheverry.

Los demás argentinos

Los otros cuatro tenistas albicelestes que accedieron al cuadro principal del Abierto abrirán su camino este martes australiano. El único en el lunes argentino sería Diego Schwartzman (13º), que tendrá enfrente al serbio Filip Krajinovic (39º). Los demás entrarán a la cancha un buen rato más tarde. En el tercer turno, Juan Manuel Cerúndolo (81º) se cruzará con el checo Tomas Machac (130º), y en el cuarto, Sebastián Báez (95º) se las verá con el español Albert Ramos Viñolas (44º) y el clasificado Marco Trungelliti (198º) se topará con el estadounidense Frances Tiafoe (37º).

Sobre Schwartzman hubo una divertida referencia de Nick Kyrgios, el talentoso y díscolo australiano que no tiene filtros al expresarse. “A esta altura de mi carrera no voy a hacer peloteos de 30 tiros contra Diego Schwartzman”, comentó Kyrgios al anunciar que en esta temporada no protagonizará certámenes en canchas lentas, aquellas en las que el tenista porteño puede sostener larguísimos puntos gracias a su reconocida defensa.

VIDEO: Doncic, el 'joven Picasso' de la NBA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.