Abierto de Australia. ¿Y ahora? Cuánto afecta la baja de Novak Djokovic al primer Grand Slam del año

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Una postal habitual de Djokovic en Australia; campeón del Open; el defensor del título no podrá ir en busca una vez más del trofeo Norman Brookes
LUKE HEMER

¿Cuánto hay en juego con la presencia o no de Novak Djokovic en el Abierto de Australia, como para que se haya generado una controversia que arrastra a gobiernos nacionales? Mucho, como una prueba más de que la política y el deporte suelen cruzar sus caminos.

Del lado del jugador, la apuesta es enorme. Djokovic ganó nueve veces en Australia, y una décima conquista en Melbourne le daría el histórico récord de 21 títulos de Grand Slam, para superar a Roger Federer y Rafael Nadal. A los 34 años, el serbio sabe que tiene oportunidades por delante, pero tampoco sobran. Una lesión o un mal día lo pueden dejar afuera en torneos en los que hay muchísimos puntos y gloria en disputa. Y Australia, claramente, es donde más cómodo se siente y donde su juego se acerca a lo invulnerable.

foto de archivo del 2 de febrero de 2020, el serbio Novak Djokovic, a la derecha, juega contra el austriaco Dominic Thiem en el Rod Laver Arena en la final masculina individual en el campeonato de tenis del Abierto de Australia en Melbourne, Australia
foto de archivo del 2 de febrero de 2020, el serbio Novak Djokovic, a la derecha, juega contra el austriaco Dominic Thiem en el Rod Laver Arena en la final masculina individual en el campeonato de tenis del Abierto de Australia en Melbourne, Australia


El Rod Laver Arena, escenario central del Abierto de Australia, que extrañará a Djokovic

Pero Djokovic ha sufrido otro tropiezo en otro aspecto: la relación con sus colegas. A muchos no les ha caído para nada bien la exención médica solicitada. Varios prefirieron excusarse. Rafa Nadal aceptó que le gustaría conocer más detalles del caso, y luego argumentó: “Lo que pasa no es bueno para nadie. Hay miles de familias que han sufrido demasiado con la pandemia en los últimos dos años. Ahora, si la gente que sabe de medicina dice que lo mejor es estar vacunados, pues hay que hacerlo. Yo me vacuné dos veces. Si hacés eso, no vas a tener problemas para jugar aquí. Si él (Djokovic) quisiera podría estar jugando en Australia sin problemas. Él ha tomado su decisión. Todo el mundo es libre de tomar sus decisiones, pero después hay consecuencias, ¿no?”. La posición “antivacunas” del número 1 del mundo ya le generó varias reproches y miradas de reojo desde el año pasado, cuando organizó el Adria Tour, una gira de exhibiciones que terminó con varios contagiados de Covid, incluidos el propio Nole y su esposa.

En lo estrictamente deportivo, desde que el ruso Marat Safin fue campeón en 2005, la lista de ganadores del primer Grand Slam del año se redujo casi exclusivamente al Big 3: Djokovic, Federer y Nadal. Solo el suizo Stan Wawrinka consiguió romper este dominio hegemónico, al ganarle al español en la final de 2014. ¿Habrá un nuevo campeón? Es altamente probable: el único que podría repetir sería Nadal, ganador en Melbourne en 2009. Sin Djokovic como gran favorito de por medio, el panorama es muy abierto. Nombres como Daniil Medvedev -que venció al número 1 en el último US Open-, Alexander Zverev y Stefanos Tsitsipas llegan cada vez más lejos en los torneos grandes. El ruso ya sabe lo que es ganar un torneo grande; el alemán y el griego todavía buscan dar el primer gran impacto. ¿Nadal? Recién vuelve después de cinco meses sin jugar. Su condición de leyenda viva lo impulsa, aunque sus chances de llegar a las etapas decisivas son, hoy, una incógnita.

Una imagen simbólica: un solitario fan de Djokovic, bandera en mano, lo esperaba en el salón de arribos del aeropuerto de Melbourne
Hamish Blair


Una imagen simbólica: un solitario fan de Djokovic, bandera en mano, lo esperaba en el salón de arribos del aeropuerto de Melbourne (Hamish Blair/)

El torneo también pierde, cómo no. En cierto modo, la organización ya ha sufrido una derrota con la idea de otorgarle una exención médica a Djokovic, en medio de las fuertes restricciones que impone el Gobierno del Estado de Victoria, donde se realiza el Open australiano. Es cierto que el año pasado se dispuso una cuarentena de dos semanas que los jugadores debieron aceptar sí o sí, pero entonces no estaba la obligación de arribar ya vacunados a Melbourne, la condición obligatoria para este 2022. Es cierto, también, que cuando se buscó abrirle las puertas al número 1 del mundo, las condiciones sanitarias eran más propicias. La llegada de Djokovic y su gambeta a las restricciones tuvo aires de tormenta: el serbio celebró en las redes sociales que había conseguido una exención médica en momentos en los que crecen los casos positivos y las internaciones en toda Australia, justo uno de los países que más se enorgulleció de sus medidas sanitarias de prevención.

Rafael Nadal volvió a jugar en Melbourne, después de cinco meses de inactividad; el español es el único campeón vigente en el Abierto
Rafael Nadal volvió a jugar en Melbourne, después de cinco meses de inactividad; el español es el único campeón vigente en el Abierto


Rafael Nadal volvió a jugar en Melbourne, después de cinco meses de inactividad; el español es el único campeón vigente en el Abierto

Tennis Australia -la federación de tenis de ese país-, a cargo de la organización del Open, perderá dinero: Djokovic garantizaba varias noches de estadio lleno, y hasta sus entrenamientos son seguidos por cientos de fanáticos. Es una baja importante en cuanto a imagen e ingresos, que se suma a la ausencia de otra leyenda que corta miles de tickets en cada partido, como Roger Federer. Salvo Nadal, las figuras que vienen detrás aún no ofrecen la misma certeza. Sin el serbio dentro del programa de partidos, los organizadores deberán elegir a conciencia las atracciones que puedan reemplazarlo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.