Abel Balbo y Julio Lamas: ¿podrá la fórmula entre el fútbol y el básquetbol salvar del descenso a Central Córdoba?

·5  min de lectura
Abel Balbo conversa con Julio Lamas y los otros dos integrantes del cuerpo técnico de Central Córdoba: Martín Piñeyro y Gabriel Martínez.
Abel Balbo conversa con Julio Lamas y los otros dos integrantes del cuerpo técnico de Central Córdoba: Martín Piñeyro y Gabriel Martínez. - Créditos: @Gustavo Autalan

La apuesta es innovadora y tiene un enfoque interdisciplinario, con el que se pretende sumar capacidades de dos deportes. Central Córdoba, de Santiago del Estero, abrió las puertas para este experimento que este sábado vio la luz por primera vez, con la derrota por 3-1 frente a Racing en el estadio Madre de Ciudades, por la Liga Profesional de Fútbol. Abel Balbo, tras una breve experiencia en el ascenso italiano, está empezando a construir su carrera de director técnico y eligió rodearse por Julio Lamas, de dilatada trayectoria como entrenador de básquetbol, incluido en el seleccionado argentino, en el que hizo debutar a Emanuel Ginóbili a los 21 años en un Mundial, Grecia 1998.

Los tiempos apuran. El dúo afrontó la competencia oficial con sólo un par de días de entrenamientos, y la urgencia por permanecer en la primera categoría marcará los próximos pasos. El día de su presentación, Balbo dijo que pensaba solamente en preparar el partido contra Racing. Cuando lo consultaron por la última bala que les queda a los dirigentes para reforzar al plantel, el santafesino respondió con una humorada, que también es un síntoma de las necesidades: “Sí, Cristiano Ronaldo”.

Julio Lamas, siguiendo Central Córdoba vs. Racing desde una platea del estadio Madre de Ciudades.
Julio Lamas, siguiendo Central Córdoba vs. Racing desde una platea del estadio Madre de Ciudades.

La complementación no tiene por finalidad adaptar sobre el césped tácticas o estrategias empleadas sobre el parqué. El planteo de cada encuentro será responsabilidad de Balbo, que está acompañado por Martín Piñeyro y Gabriel Martínez como ayudante de campo. Con gesto reconcentrado, Lamas presenció el debut en una platea. Tendrá trabajo en la gestión colectiva, con la voz autorizada que le confiere su trayectoria de más de 30 años al frente de planteles.

Llega impregnado de la alta competencia. Dirigió al seleccionado japonés de básquetbol en los Juegos Olímpicos de Tokio. El sitio Básquet Plus destacó de Lamas: “Es un entrenador especial, con una gran capacidad no solo para articular grupos, sino también para planificar y ordenar. Lo hizo en las instituciones en las que trabajó, desde Sport Club en los 90 hasta el propio Japón, pasando por Olimpia, Ben Hur, Libertad, Obras, San Lorenzo y los dos ciclos en la selección argentina”. Dirigió también en Boca Juniors, club en el que por primera vez conquistó la Liga Nacional (1996/1997). Luego llegaron otras cuatro coronas, que lo tienen segundo en el historial de entrenadores campeones de la Liga, por detrás de Sergio Hernández, dueño de seis trofeos.

Compacto de Central Córdoba 1 vs. Racing 3

Cuando Balbo debió justificar su dupla con Lamas (58 años), expresó: “Está para la gestión del cuerpo técnico porque es una persona con una trayectoria enorme, de altísimo nivel mundial. Lo que busqué para el cuerpo técnico es gente que tuviera mentalidad para trabajar en grupo y conocimiento del área en que le tocaría actuar”.

Esta Liga Profesional estuvo cerca de tener un antecedente similar, cuando Carlos Tevez anunció que asumiría en Rosario Central acompañado por Carlos Retegui, que finalmente optó por quedarse como secretario de Deportes de la Ciudad de Buenos Aires. Un caso de extrapolación de otro deporte al fútbol es el de Ariel Holan, proveniente del hockey sobre césped. En la década de los ochentas, cuando Carlos Griguol dirigía a Ferro, tenía como un frecuente interlocutor a León Najnudel, encargado del equipo de básquetbol del club de Caballito e ideólogo de la Liga Nacional.

Francisco González Metilli, quizá la mejor individualidad del plantel de Central Córdoba, intenta escapar de Eugenio Mena, de Racing.
Francisco González Metilli, quizá la mejor individualidad del plantel de Central Córdoba, intenta escapar de Eugenio Mena, de Racing.

Un arduo trabajo en lo deportivo y lo motivacional espera a la dupla Balbo-Lamas. Con la derrota contra la Academia, el Ferriovario cayó a un puesto de descenso. De los últimos 15 puntos obtuvo uno. La campaña a los tumbos ya le costó el puesto a Sergio Rondina, reemplazado interinamente en los tres cotejos anteriores por Adrián Adrover.

En el balance general, Racing fue bastante superior. Se puso 2-0 con dos cabezazos de Enzo Copetti, muy despierto para explotar las desatenciones de los dos zagueros centrales. Central Córdoba amenazó con meterse en el partido con el descuento de Renzo López a quince minutos del final, pero la Academia lo definió con dos jugadores que entraron desde el banco: desborde de Matías Rojas y definición de Carlos Alcaraz.

Balbo, ex delantero con participación en los mundiales de 1990, 1994 y 1998, desde hacía tiempo venía expresando en los medios periodísticos su deseo de tener una oportunidad en la dirección técnica. Con 56 años, su carrera en los bancos es corta y discontinua. Está inactivo desde hace una década, cuando dirigió durante 10 partidos a Arezzo en la Serie D de Italia, donde antes había entrenado a Treviso, otro club del ascenso profundo.

Los jugadores de Racing se apiñan alrededor de Enzo Copetti, autor de dos goles en Santiago del Estero.
Los jugadores de Racing se apiñan alrededor de Enzo Copetti, autor de dos goles en Santiago del Estero.

Para el encuentro con Racing, el cambio más significativo que hizo en la formación fue en el arco: César Rigamonti por Cristopher Toselli. Enfundado en un sacón de gabardina, siguió el partido sin abundar en indicaciones. Se saludó con Fernando Gago antes y después del partido.

En la conferencia de prensa, Balbo dio a entender que la fusión entre el fútbol y el básquetbol está en ciernes para modificar la compleja actualidad del Ferroviario: “Rescato la actitud y el compromiso de los jugadores. Trataron de hacer las cosas lo mejor posible, pero muchas no salieron. Es lógico: con dos días de entrenamiento no podíamos pretender que entendieran ciertas situaciones. Me voy con sensaciones buenas y también con lo que ya sabía: hay muchas cosas por corregir. No vamos a descubrir nada”, sostuvo el oriundo de Empalme Villa Constitución.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.