Abdo Benítez espera que una ciudad fronteriza sea sede paraguaya en el Mundial 2030

Asunción, 18 nov (EFE).- El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, dijo este viernes que la ciudad de Encarnación, situada en la frontera con Argentina, podría ser una de las sedes paraguayas del Mundial 2030, que su país aspira organizar junto a Argentina, Uruguay y Chile.

"Esperemos que una de las sedes sea aquí en Encarnación", afirmó Benítez en una conferencia de prensa desde esa ciudad, capital del departamento de Itapúa, ubicada a más de 280 kilómetros de Asunción.

En concreto, aludió al estadio Villa Alegre, que tiene capacidad para 16.000 personas y cuyo aforo esperan ampliar a 30.000 espectadores, con una inversión de 10 millones dólares.

Los recursos serán aportados por la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), empresa que opera la represa hidroeléctrica que comparten Paraguay y Argentina.

Según el mandatario, la candidatura de la que hace parte su país está apelando a un "hecho histórico", ya que en 2030 se cumplirán 100 años de la celebración del primer campeonato mundial de fútbol, que acogió Uruguay.

Paraguay, Chile, Uruguay, y Argentina lanzaron el pasado 11 de noviembre la Corporación Juntos 2030, con la que buscan promover y desarrollar la candidatura para organizar el mundial de ese año.

(c) Agencia EFE