Abandonan al viejo estadio Corona

·2  min de lectura

Édgar Luna, enviado

TORREÓN, Coah., noviembre 25 (EL UNIVERSAL).- Hace años, no muchos, la visita al Santos era un suplicio para el visitante. El estadio Corona, el antiguo estadio Corona, pesaba, entrar en él ya era un gol a favor para el local.

Cerca del aeropuerto de Torreón, a escasos cinco minutos, El Corona se hacía pesar. Apenas entraban 20 mil personas, aunque siempre había más, y el domingo a las 16 horas se volvía en la "cantina más grande de México"... Y se supone que ese día, en la ciudad de Torreón, había ley seca.

Todos entraban al estadio con un "lonche" en la mano, y ya dentro dejaban pedir su bebida.

La gente estaba pegada a la cancha. Cada vez que había un saque de banda, un tiro de esquina, el rival lo resentía, ya no se diga lo que pasaba en la banca, el técnico siempre acababa con su ropa empapada de líquido de origen desconocido.

Pero llegó la modernidad, en el 2009 llegó la inversión de Grupo Orlegi y el estadio Corona fue demolido para levantar otro, el TSM lejos del original.

¿Qué ha pasado con ese terreno?

"Nada", menciona don Luis, taxista que no podrá ir al juego, "porque es el cumple de mi señora".

El antiguo Corona, "es un patizal, crece el pasto, nada más. Pensamos que sería un centro comercial, que levantarían un Soriana, pero nada".

El espacio donde antes se encontraba el estadio está abandonado. Una reja oxidada lo rodea, reja que no sirve de nada, "cualquiera puede entrar. Ahora lo ve solo, pero en la noche es peligroso, ahí se meten muchos a tomar, a drogarse... Luego ahí se encuentra gente mala, gente a la que le hacen daño", rememora.

Muchos creían que la Coco Cola, empresa que está ubicada junto al terreno, "lo iba a comprar, que se iba a extender, pero pasan los años y no hace nada".

La estatua de Moctezuma que adornaba la entrada, y que era el nombre original del estadio, allá en los 70, es lo único que queda de pie del antiguo Corona... Su entrada está quebrada, pero los recuerdos quedan de la que llamaban "La casa del dolor ajeno".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.