A un año de Qatar: ¿Cómo le fue a la Selección jugando en Asia Occidental?

·2  min de lectura

Argentina se metió el Mundial durante la última doble fecha de las Eliminatorias y tiene el orgullo y la paz de saberse clasificado cuando falta un año exacto para que comience la fiesta del fútbol en Qatar. Un país en el que, si bien no ha jugado, si conoce y tiene un grato recuerdo sobre la región en la que este se ubica.

El país anfitrión de la próxima cita mundialista está ubicado en una sub región del continente asiático denominada Asia Occidental. La misma cuenta con 19 países que la integran en donde se puede encontrar al próximo destino, Qatar, y a una nación donde la Selección tiene un pasado interesante; Arabia Saudita.

Con dos partidos disputados en Arabia, el equipo argentino tiene un andar parejo en Asia Occidental ya que ganó en la primera ocasión y cayó en la segunda con el agregado que ambos encuentros fueron para definir una competencia que ya no existe pero que gozaba de mucho prestigio.

Foto: Oscar Ruggeri con la Copa (AFA.com.ar)
Foto: Oscar Ruggeri con la Copa (AFA.com.ar)

La primera vez que la Selección pisó Asia para una competencia oficial de FIFA fue en 1992 cuando disputó la Copa Rey Fahd, o Copa Confederaciones como se la llamaría luego. En aquella ocasión, el equipo de Basile clasificó como campeón de la Copa América 1991 y tendría un andar perfecto.

En su primer partido jugaría contra Costa de Marfil, campeón africano, en las semifinales y se impondría por 4-0 y se metía en la final donde ganaría cómodamente 3-1 ante los locales para adjudicarse el título. Vale destacar que en esta edición no hubo representante de la UEFA en el certamen.

Tras ganar el título, Argentina se coronaría como bicampeón de la Copa América en 1993 y de esta manera volvería a jugar la Copa Rey Fahd en 1995. En esta ocasión, el equipo que dirigía Daniel Passarela le ganó en fase de grupos por 5-1 a Japón y empató en cero con Nigeria para clasificar a la final por los goles de diferencia.

Una vez en la definición del certamen, la Selección Argentina sufrió un duro traspié con Dinamarca y perdió la final por 2-0 dejando así un saldo de un torneo ganado y uno perdido en las tierras que próximamente visitará el equipo de Lionel Scaloni buscando romper la paridad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.