96-103. Randle y los Knicks se imponen a los diezmados Sixers

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Filadelfia (EE.UU.), 8 nov (EFE).- El ala-pívot Julius Randle aportó un doble-doble de 31 puntos, incluidos ocho seguidos durante un tramo clave del último cuarto, y 12 rebotes que permitieron a los New York Knicks vencer este lunes a domicilio por 96-103 a los diezmados Philadelphia Sixers.

Filadelfia se quedó sin el cuatro veces All-Star, el pívot camerunés, Joel Embiid y otros tres jugadores más debido a los protocolos de salud y seguridad Covid-19 de la NBA a que fueron sometidos tras haber dado positivo al coronavirus o estar cercano a alguien contagiado.

El escolta canadiense RJ Barrett agregó 15 puntos a los Knicks, que ganaron su segundo partido en los últimos cinco disputados.

El pívot Andre Drummond comenzó en lugar de Embiid y logró un doble-doble de 14 puntos y 25 rebotes. El alero turco Furkan Korkmaz agregó 19 tantos con los Sixers, que rompieron racha de seis victorias consecutivas.

Los Knicks tenían una ventaja de hasta 19 puntos en la primera mitad y parecían encaminados a una explosión, pero Filadelfia surgió en el tercer cuarto con marca de 14-25 y parcial de 69-72 al comienzo del último periodo.

Los 76ers se acercaron a uno en múltiples ocasiones en el último período, incluido un triple del alero Georges Niang con 5:01 por jugarse que lo puso a 88-89.

Pero sería Randle, quien respondió con una bandeja y luego un par de triples, el segundo le dio a los Knicks una ventaja parcial de 91-97 y 2:54 minutos por jugarse.

Nueva York tomó una cómoda ventaja de 91-100 en jugada de tres puntos del base Kemba Walker y a 2:19 minutos para el final el partido quedó sentenciado a favor de los Knicks (7-4).

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.