90-112: Los Sixers sin Embiid y con un Maxey sublime castigan a los Raptors

Toronto (Canadá), 28 oct (EFE).- A pesar de la baja del pívot Joel Embiid, los Sixers se resarcieron de la derrota que sufrieron el miércoles ante los Raptors en el mismo escenario, el Scotiabank Arena de Toronto, con una convincente victoria por 90-112 en la que destacó la actuación de Tyrese Maxey, quien anotó 44 puntos.

Maxey fue el máximo anotador del partido y sumó nueve triples de 12 intentos. También sumó ocho rebotes, cuatro asistencias y un robo de balón.

El escolta encestó todo lo que tiró en los primeros 24 minutos del partido. Desde 1996-1997 es el tercer jugador que más puntos ha metido en la mitad de un partido con un 100 % de acierto. Los otros dos son Kyrie Irving (2020) y Yao Ming (2008).

Tras su actuación en la noche del viernes, Maxey es también el tercer jugador de los Sixers, junto con Embiid y Allen Iverson, en anotar 27 puntos en una mitad.

James Harden, que tuvo una noche discreta, terminó con 11 puntos, cuatro rebotes y cuatro asistencias.

En los Raptors, donde el español Juancho Hernangómez salió finalmente a la cancha aunque sólo fuera para disputar los últimos tres minutos del partido cuando ya estaba todo decidido, el máximo anotador fue Pascal Siakam.

El camerunés hizo un doble-doble con 26 puntos, 10 rebotes y seis asistencias.

Su compañero O.G. Anunoby anotó 19 puntos, nueve rebotes, dos asistencias, dos robos y un tapón.

Era el segundo partido consecutivo de los Raptors y Sixers en Toronto. El miércoles, los Raptors se impusieron con facilidad por 119-109 a pesar de que Joel Embiid y Tyrese Maxey terminaron el encuentro con 31 puntos cada uno.

Los de Toronto basaron el triunfo el miércoles en un inicio fulgurante que obligó a los de Filadelfia a ir a remolque todo el partido.

Hoy, sin Embiid en la cancha por problema en su rodilla derecha, los Raptors salieron a la cancha pensando en otra victoria fácil.

Pero precisamente la falta de Embiid permitió a los Sixers jugar con más cohesión como equipo y aprovechar la rapidez de jugadores como Maxey, Tobias Harris o Matisse Thybull.

Maxey salió en tromba. El escolta completó un primer cuarto de ensueño, con un 100 % de acierto, cuatro triples y un tiro de campo. Él solo anotó la mitad de los 28 puntos que los Sixers consiguieron en los primeros 12 minutos.

Thybull anotó otros dos triples, de cuatro intentos, y Harris uno de tres. Con la ausencia de Embiid, 21 de los 28 puntos de los Sixers fueron triples. Lo que es más, en el primer cuarto los de Filadelfia sólo hicieron dos puntos desde la pintura.

Mientras los Raptors parecieron echar de menos a Embiid, que desde la triunfante temporada 2018-2019 se ha convertido en la némesis de los de Toronto.

Siakam mantenía a los Raptors en liza. En el primer cuarto, el camerunés anotó 11 puntos y sólo falló un tiro libre. O.G. Anunoby y Scotty Barnes también aportaban puntos, siete y seis respectivamente.

Los primeros 12 minutos terminaron con un 26-28 tras una tardía reacción de los Raptors.

Pero en el segundo cuarto Maxey siguió con su exhibición y catapultó a los Sixers que llegaron a colocarse 18 puntos arriba (42-60) a falta de 2.35.

Al descanso se llegó con un 48-65 en el marcador.

Tras la reanudación, los Sixers acusaron el esfuerzo de la primera mitad. Maxey perdió parte de su chispa y sólo anotó un tiro de campo. Sin los puntos de Maxey, los de Filadelfia sólo anotaron 16 puntos en el tercer cuarto lo que permitió a los Raptors recortar las distancias a pesar de los tiradores de Toronto no tenían su día.

Al finalizar el tercer cuarto, los Raptors estaban nueve puntos por detrás de los Sixers, 70-81.

En los últimos 12 minutos, los locales intentaron darle la vuelta al marcador. Pero para entonces, los Sixers sólo necesitaron controlar el ritmo del partido, lo que les permitió llevarse la victoria por 90-112.

Julio César Rivas

(c) Agencia EFE