88-72. Doncic fulmina a una combativa Bélgica

·2  min de lectura

Berlín, 10 sep (EFE).- La selección eslovena, liderada de nuevo por un superlativo Luka Doncic (35 puntos), acabó con la resistencia de Bélgica (88-72), que en los octavos de final del Europeo plantó cara a la vigente campeona, que se clasificó para la siguiente eliminatoria al ritmo de su estrella.

El partido, más igualado de lo previsto, se decidió en el último cuarto, cuando la escuadra comandada por el jugador de los Dallas Mavericks completó un parcial de 25-12.

Como si todavía estuviera en Colonia, donde el pasado miércoles se exhibió con 47 puntos ante Francia, el talento de Liubliana se estrenó en Berlín con 11 puntos, nueve de ellos gracias a tres triples consecutivos, en el primer cuarto.

Bélgica no se asustó y, consciente de sus limitaciones en la pintura, contrarrestó los fogonazos del jugador de los Dallas Mavericks moviendo bien el balón, buscando canastas rápidas y anotando desde el perímetro, con cinco triples en los 10 primeros minutos (24-19).

En el segundo acto, el plan del partido del seleccionador belga, Dario Gjergja, no varió: defender y encontrar sus opciones ofensivas en transiciones rápidas.

Con Doncic descansando en el banquillo, la selección eslovena encadenó un parcial de 6-0 (37-27, min.16) y gozó de una ventaja de 10 puntos que se esfumaría rápidamente debido al acierto desde el perímetro de Emmanuel Lecomte y Pierre-Antoine Gillet.

El partido, que en la previa parecía plácido para la vigente campeona de Europa, llegó igualado al descanso (44-41). Doncic, eso sí, seguía siendo protagonista, acaparando el balón en la mayoría de posesiones de su equipo y cerrando el primer tiempo con 16 puntos en 14 minutos y 25 segundos.

En el tercer acto el monólogo de Doncic, algo quejoso con los árbitros, no cesó. Con sus penetraciones y desde la línea de tiros libres anotó 12 de los 19 puntos de Eslovenia en el tercer cuarto, que acabó con una mínima ventaja de la campeona de Europa (63-60), a la que le costaba contrarrestar el baloncesto dinámico e intenso de los belgas.

En los primeros compases del último cuarto, los belgas llegaron a ponerse por delante por vez primera en el partido (63-64, min.31), pero el jugador de los Dallas Mavericks, tras un tiempo muerto, lideró, junto a Klemen Prepelic, la reacción eslovena con un parcial de 19-1 (82-65, min.37).

Tras sumar una victoria con un marcador algo engañoso, Doncic ya espera rival en los cuartos de final. Ucrania o Polonia, que jugarán este domingo, pueden ser las próximas víctimas del prodigio esloveno.

(c) Agencia EFE