85-79. Alemania aprovecha un brillante primer tiempo para avanzar a cuartos

·2  min de lectura

Berlín, 10 sep (EFE).- La selección alemana tuvo suficiente con un brillante primer tiempo (48-24) para superar a la de Montenegro (85-79) y avanzar a los cuartos de final del Europeo de baloncesto.

La reacción montenegrina desde el perímetro en la segunda parte (55-37) dio emoción a un encuentro en el que brillaron los bases Kendrick Perry (25 puntos), por parte montenegrina, y Dennis Schroeder (22 puntos y 8 asistencias), en las filas de los anfitriones.

Alemania, arropada por su afición presente en el Mercedes Arena de Berlín, dominó el encuentro desde el primer minuto. Su intensa defensa anuló al pívot Bojan Dubljevic, principal amenaza de Montenegro, y con Daniel Theis controlando la pintura y Maodo Lo anotando desde el perímetro, firmó un notable primer cuarto (19-10).

El equipo entrenado Gordi Herbert siguió con el rodillo en el segundo acto. Franz Wagner, desde el perímetro, y el talento de Dennis Schroeder en la dirección, con 7 asistencias en el primer tiempo, castigaron a la selección balcánica, que sobrevivía de la mano de algún chispazo de Kendrick Perry. La superioridad de la anfitriona fue tal que llegó al descanso doblando a la de Montenegro en el marcador (48-24).

En la reanudación, Montenegro frenó la sangría y empezó anotar los tiros exteriores que no le entraron en el primer cuarto. Dubljevic y Simonovic cimentaron un parcial de 3-13 favorable a los balcánicos (51-37, min.24). Paró el partido Alemania que, gracias al acierto de Schroeder y Wagner, evitó que su rival se acercara antes del último cuarto (67-50).

Fue entonces cuando Montenegro apretó las tuercas. Liderado por Kendrick Perry y Marko Simonovic desde el perímetro, la selección balcánica encadenó un parcial de 2-11 en tres minutos (69-64). A 24 segundos para el final, Montenegro se situaba a cinco puntos (80-77).

Finalmente, Alemania amarró el partido desde la línea de tiros libres, aprovechándose de una antideportiva y una técnica pitada a su rival. La anfitriona se medirá al ganador del Grecia-República Checa que se disputa este domingo.

(c) Agencia EFE