79-82: Un mal inicio del Fuenla permite al Obradoiro terminar bien el año

Fuenlabrada (Madrid), 30 dic (EFE).- El Monbús Obradoiro despidió el año 2022 con un sufrido triunfo (79-82) en la pista del Carplus Fuenlabrada, que, pese a ir a remolque todo el choque, incomodó a su rival hasta el aliento definitivo.

Afrontaban los locales el choque en mitad de una pequeña marejada por la más que posible salida de un hombre clave como Dusan Ristic y la nueva lesión de Osas Ehigiator, imprevistos durante la semana que condicionaban principalmente su juego interior.

Pese a ello salieron con chispa, apagada con un parcial demoledor de inicio de los que tanto han castigado a los fuenlabreños este curso. Así, del 4-0 se pasó al 4-16 al aprovechar los gallegos una sequía de más de seis minutos sin anotar de su rival que fue castigada con una cascada de triples. Hasta cuatro anotaron; doblando Westermann y sumándose Robertson y Philip Scrubb.

Entre el primer y el segundo cuartos fue cosiendo la herida el anfitrión, situándose 13-18 abajo gracias a un 5-0 de parcial justo después del primer paso por los banquillos. La reacción, tal como vino se fue. Blazevic, Vicedo, Guerrero y Westermann desde el triple se sucedieron para acertar sin respuesta en el otro aro; situación que le volvió a generar una cómoda ventaja al Obradoiro (13-25).

En esos márgenes se movió el choque hasta casi el descanso, ya que los visitantes sofocaban a base de triples cualquier intento de rebelión guiados por la mano ardiente de Robertson. Sin embargo, un arreón final de carácter de los madrileños les permitió irse a solo seis en el intermedio.

De nuevo al parqué, la diferencia llegó a reducirse a cuatro puntos. Y aunque otro triple de Robertson minimizó los daños, a base de tiros libres el Fuenlabrada logró no desengancharse, ni en ese momento ni en los sucesivos del tercer cuarto hasta que esos lanzamientos dejaron de entrar. No sucedió lo mismo en la otra canasta con los tiros perimetrales y el Obradoiro encaró el tramo decisivo con siete puntos de más a su favor.

El intercambio de golpes marcó el inicio del último cuarto, tanto que la distancia no cambió en seis minutos. Fue entonces cuando dos mates de Eyenga, pese al triple entre medias de Westermann, encendieron a la grada.

Hubo un tercero poco después. Y ahí entendieron los fuenlabreños que tenían opciones, creencia avalada por el resultado cuando se pusieron solo dos por detrás con poco más de minuto y medio por jugarse y le dieron continuidad hasta situarse a uno con doce segundos por jugar.

Sobrellevó bien la presión Robertson desde la línea de tiros libres haciendo buenos sus dos intentos y el triunfo acabó certifícándose cuando el triple sobre la bocina de Novak tocó en el aro y salió fuera.

- Ficha técnica:

79 - Carplus Fuenlabrada (8+25+21+25): Senglin (10), Fernández (2), Macoha (6), Hannah (5), Okouo (13) -cinco inicial-, Eyenga (18), Kromah (7), Novak (8), García (10), Samar (-).

82 - Monbús Obradoiro (18+21+22+21): Thomas Scrubb (9), Westermann (14), Robertson (26), Guerrero (6), Suárez (2) -cinco inicial-, Philip Scrubb (8), Vicedo (2), Zurbriggen (5), Blazevic (10), Walker (-), Muñoz (-).

Árbitros: Carlos Peruga, Sergio Manuel y Esperanza Mendoza. Excluyeron por faltas personales a Guerrero (min.38).

Incidencias: partido correspondiente a la jornada trece de la Liga Endesa disputado en el pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada ante 3.000 espectadores.

(c) Agencia EFE