79-76. El Gran Canaria aprende a sufrir en la parte alta de la tabla

·3  min de lectura

Las Palmas de Gran Canaria, 30 oct (EFE).- El Gran Canaria sufrió más de la cuenta ante el Casademont Zaragoza para sumar un nuevo triunfo en la Liga Endesa que le consolida en la zona alta de la tabla (79-76).

En un buen despliegue coral de los locales, la dirección del francés Andrew Albicy destacó en el apartado estadístico (9 puntos, 5 asistencias y 20 de valoración), apoyado por los puntos de Pustovyi (13) y Brussino (10), desactivando la versatilidad de Waczynski (17 puntos y 2 rebotes).

En un arranque fulgurante, los amarillos tomaron la iniciativa desde el perímetro, su hábitat ya natural, con dos triples seguidos de Shurna y otra canasta lejana de Kramer, mientras que el Zaragoza minimizaba el fervor claretiano con el acierto de Radoncic y Waczynski. A partir de ahí, los isleños tomaron velocidad de crucero (15-9) en el ecuador del primer cuarto.

Sipahi y Hlinason lograron ajustar las diferencias en tiempo récord (17-16) pero fue un efímero espejismo. De nuevo el ‘Granca’ volvía a la carga con más artillería, ahora con Ennis como ejecutor desde el exterior y la dupla Diop desde la pintura (27-17).

En el segundo asalto, el examarillo Stan Okoye asumió galones ante su antigua parroquia para minimizar la hemorragia, pero fue en vano. De nuevo el pívot Oliver Stevic se convirtió en el comodín de la pizarra de Porfi Fisac, multiplicando sus prestaciones en ataque y mostrándose sólido en la retaguardia ante el despliegue físico de los visitantes (32-22).

El desacierto del equipo maño desde la línea de personales comenzó a penalizarle, posibilitando que los insulares tomaran más tierra de por medio en los contraataques (50-35), todo ello aderezado por un inspirado Nico Brussino -8 puntos y 50% de acierto hasta el momento.

En la reanudación, el Casademont se sumó al recital desde el perímetro, con Waczynski y Mobley tomando la batuta en el esquema de Ponsarnau (56-44). Sin embargo, las rotaciones amarillas comenzaron a pasar factura al rival. La muñeca de Slaughter tomaba protagonismo junto con la polivalencia de Khalifa Diop en la zona, aunque el Casademont logró asomarse por una rendija para bajar la diferencia a nueve puntos (68-59).

Ya en el último cuarto, dos canastas consecutivas de Okoye pusieron contra las cuerdas al Gran Canaria (68-64), forzando un tempranero tiempo muerto de Fisac. Ya el posterior tiro de tres de Sipahi y un lanzamiento desde la línea de personal de García dejó sin margen a los locales (68-67).

Más de tres minutos tardó en estrenarse el conjunto local en el cuarto periodo, y lo tuvo que hacer con dos tiros libres de Pustovyi que dieron oxígeno a un equipo aún noqueado por la reacción zaragozana.

Un nuevo repunte isleño, de la mano de Slaughter (74-67) volvió a cambiar el panorama para los locales. Luego Radoncic y San Miguel daban alas a los suyos (77-76) a 1:13 para la conclusión. Pero al final, una bandeja de Albicy una excelente defensa de los amarillos en la últimas posesiones mañas permitieron blindar un más que agónico triunfo para el Gran Canaria.

Ficha técnica:

79. CB Gran Canaria (27+23+18+11): Kramer (5), Albicy (9), Brussino (10), Pustovyi (13) y Shurna (9) -quinteto inicial-; K. Diop (2), I. Diop (3), Ennis (9), Stevic (6), Slaughter (8) y Salvó (5).

Entrenador: Porfirio Fisac.

76. Casademont Zaragoza (17+18+24+17): Mobley (7), San Miguel (11), Radoncic (11), Waczynski (17) y Hlinason (9) –quinteto inicial- Okoye (7), Vanwijn (4), Sipahi (6) y J. García (4).

Entrenador: Jaume Ponsarnau.

Árbitros: Carlos Cortés, Alberto Baena y Fabio Fernández. Sin personales.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la octava jornada de la Liga Endesa disputado en el Gran Canaria Arena ante 4.823 espectadores.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.