65-58. El UNICS de Perasovic sorprende a un pobre Real Madrid

·4  min de lectura

Moscú, 29 oct (EFE).- El Real Madrid cayó este viernes ante el UNICS Kazán (65-58) en un partido trabado en el que los blancos no estuvieron nada acertados en ataque y cometieron numerosos errores en el último minuto.

Los 15 puntos y 7 rebotes de Tavares no fueron suficientes ante un equipo ruso que rompió la racha de cuatro victorias seguidas del conjunto de Pablo Laso en la Euroliga.

Heurtel estuvo negado en ataque (0 puntos) y, además, sus fallos garrafales en la dirección en el último minuto le costaron literalmente la victoria a su equipo. Sólo Yabusele (13) y Abalde (10) mantuvieron el tipo en ataque.

El croata Mario Hezonja, exjugador del Barcelona, que militó cinco temporadas en la NBA (2015-2020), sostuvo a su equipo en una excelsa primera parte. Pero al final emergió la figura del veterano Andréi Vorontsévich, que anotó casi todos sus puntos (13) desde el exterior, incluido dos triples.

El entramado defensivo ideado por el técnico local, el croata Velimir Perasovic, impidió que el equipo blanco pudiera marcar en algún momento el ritmo de juego. Los de Laso nunca se sintieron cómodos.

El Real Madrid salió de inicio con un solo cambio con respecto al quinteto que derrotó al Zenit. Abalde reemplazó a Causeur, el mejor jugador blanco el miércoles en San Petersburgo.

Las defensas se impusieron a los ataques en los primeros minutos. Los rusos poblaron la zona para impedir que Tavares recibiera el balón cerca del aro. Heurtel también era vigilado muy de cerca por Lorenzo Brown.

Mientras, Hezonja anotaba sin oposición (7 puntos). A los cinco minutos, los madridistas apenas veían el aro contrario. (10-3)

Llull saltaba a la cancha por un ofuscado Heurtel. Mejoraron los blancos. Tavares y Yabusele devolvieron el equilibrio al marcador. Con todo, los rusos dominaron el primer cuarto (14-11).

Con el paso de los minutos la telaraña tendida por Perasovic parecía infranqueable. Los rusos se volvieron a ir de diez. Entonces, Laso recurrió al jovencísimo Juan Nuñez.

El base de 17 años mostró un desparpajo impropio de su edad. Su canasta y asistencia a Poirier detuvieron la hemorragia. Seguidamente, pase a Yabusele para un triple y asistencia de espaldas a Taylor en un contraataque (25-21).

Llull se estrenó, pero el UNICS estaba mucho más acertado en ataque. Hezonja seguía imparable. Anotó a aro pasado y tampoco le falló el pulso desde el tiro libre. Sumaba 11 puntos, mientras que Heurtel llevaba cero en su casillero.

El Madrid optó por correr, terreno donde Hanga está en su salsa, pero le penalizaban las pérdidas, un total de nueve.

Con todo, una canasta imposible en carrera de Llull a falta de unos segundos maquilló al descanso el mal juego de los blancos (35-34).

Un triple de Abalde puso al Madrid por delante. No ocurría desde la primera canasta del partido (37-39).

Después, rebote ofensivo y asistencia a Tavares. En cada jugada los bases y aleros blancos buscaban al gigante caboverdiano, que sumaba ya 12 puntos.

Era un partido lleno de minas. Otra canasta de Abalde y parecía que el Madrid abría brecha, pero dos triples de Spissu y Vorontsevich impidieron la escapada blanca al final del tercer cuarto (49-51).

El Real Madrid necesitaba la experiencia de Rudy Fernández, crucial en el último cuarto ante el Zenit. Esta vez no surtió efecto.

Tavares seguía martilleando el aro rival, pero también se equivocaba. Erró en un pase y cometió una falta en ataque.

Los tiradores de ambos equipos tenían el punto de mira desviado. A falta de cinco minutos el UNICS igualó el marcador (55-55).

El partido estaba en un puño. Alguien tenía que asumir la responsabilidad en ataque. Volvía Yabusele.

Abalde rompía la sequía desde el triple, pero Poirier no era capaz de imponerse en la zona con sus manos de mantequilla. Aumentaban las pérdidas (17) del Real Madrid.

En cambio, Vorontsevich aprovechó la ausencia de Tavares para anotar de gancho. Una canasta vital.

No era el día de Heurtel. El base francés perdió incomprensiblemente dos veces el balón en el último minuto. Sendos contraataques y cinco puntos de ventaja para los locales. Ahí estuvo el partido.

El Madrid pareció llegar sin gas a los últimos instantes del duelo. El parcial del último cuarto lo dice todo (16-7).

Los rusos certificaron la victoria desde el tiro libre (65-58). Perasovic sumó esta semana dos victorias ante clubes españoles, Baskonia y Real Madrid.

- Ficha técnica:

65 - UNICS Kazán (14+21+14+16): John Brown (6), Hezonja (13), Lorenzo Brown (9), Brantley (-) y Vorontsevich (13) - cinco inicial - Spissu (7), Canaan (9), Uzinskii (-), Jekiri (6) y Mayo (2).

58 - Real Madrid (11+23+17+7): Heurtel (-), Abalde (10), Hanga (4), Tavares (15) y Yabusele (13) - quinteto inicial - Poirier (5), Taylor (4), Llull (5), Causeur (-), Núñez (2) y Rudy Fernández (-).

Árbitros: Luigi Lamonica (ITA), Joseph Bissang (FRA) y Seffi Shemmesh (ISR). Sin eliminados.

Incidencias: partido correspondiente a la séptima jornada de la Euroliga disputado en el Basket Hall de Kazán ante 2.741 espectadores.

Ignacio Ortega

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.