60.000 mexicanos y 15 horas hasta Doha

·3  min de lectura

México, 16 sep (EFE).- La selección mexicana estará apoyada en el Mundial de fútbol de Qatar 2022 por unos 60.000 hinchas, ilusionados por la posibilidad de ver a su equipo en los cuartos de final, meta del seleccionador Gerardo Martino.

Reconocidos entre los aficionados más fieles del mundo, los mexicanos se irán a Catar en un ambiente de fiesta, esperanzados en que el equipo supere la fase de grupos, como ha hecho en los últimos siete Mundiales.

Sin embargo, esta vez el certamen tiene otra motivación para las autoridades. Le servirá a México para prepararse como sede de la justa del 2026, junto a Estados Unidos y Canadá.

"El legado de Qatar 2022 es importante para el siguiente. El 18 de diciembre México, Estados Unidos y Canadá reciben la estafeta para el siguiente Mundial, una oportunidad con retos y riesgos", explicó a Efe el director general de Estrategia y Diplomacia Pública de la Secretaría de Relaciones (SRE) mexicana, Alfonso Zegbe.

El funcionario, quien liderará a la delegación del Gobierno de México que estará pendiente de los más de 60.000 hinchas que viajarán a Catar para apoyar a la selección mexicana, aseguró que las experiencias que aprenderán serán en lo logístico.

Para ello, el titular del SRE, Marcelo Ebrard, uno de los aspirantes a ser el presidente en 2026, ha estado en comunicación con el Gobierno de Catar desde inicios del año y viajó al país árabe el pasado marzo para reunirse con las autoridades.

Zegbe se instalará con su equipo de trabajo en Catar en noviembre en el Centro México-Catar, que estará en Katara, Doha, en el que auxiliarán a todos los mexicanos que vayan a la justa desde problemas con la documentación hasta servicios de salud.

Entre los integrantes de la delegación de funcionarios mexicanos están unos 10 elementos de la Guardia Nacional, el cuerpo de seguridad del gobierno federal, que aprenderá cómo aplicar una estrategia para proteger a todos los actores y prevenir delitos o faltas administrativas en 2026.

"Como Gobierno vamos a trabajar junto a las autoridades organizadoras de 2026. Hay experiencias que podemos sacar de Catar como la infraestructura, el turismo y la forma en la que en el aeropuerto de Doha todo se hace digital, biométrico", añadió Zegbe.

La conectividad es otro punto importante al que le pondrá atención México ya que en esta experiencia para ir al Mundial de 2022, sus hinchas han presentado inconvenientes a la hora de viajar.

Para llegar a Catar desde México no hay vuelos directos y los viajeros deben hacer al menos una escala en países como Estados Unidos, Canadá, España, Francia, Inglaterra, Turquía y Países Bajos.

Los vuelos superan las 15 horas y son solo cuatro aeropuertos, los de Ciudad de México, Cancún, Monterrey y Guadalajara, que cuentan con las opciones de arribar a Doha.

México cuenta con una colonia de entre 650 y 700 personas mexicanas en Catar, las cuales trabajan en la industria aérea, en la de hidrocarburos, en el gobierno catarí, en el turismo y otras forman parte del Comité Organizador de la Copa del Mundo 2026.

La selección mexicana de fútbol se concentrará en Catar en el hotel Simaisma A Murwab de Sumaysimah, a 20 minutos del centro de Doha. Un hotel que se describe como un "lujoso complejo familiar frente al mar" que cuenta con piscinas, cancha de baloncesto y gimnasio, con un costo de unos 1.800 dólares por noche.

En Qatar 2022, los mexicanos buscarán superar la barrera de los octavos de final en la que se han quedado en los últimos siete mundiales.

México forma parte del grupo C en la Copa del Mundo 2022 junto a Polonia, Arabia Saudí y Argentina.

(c) Agencia EFE