5-0. Arozarena encabeza la "conexión latina" y Rays blanquean a Medias Rojas

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

St.Petersburg (Florida, EE.UU.), 7 oct (EFE).- El jardinero izquierdo cubano Randy Arozarena se convirtió en el primer jugador en conectar un jonrón y robar a home en un juego de postemporada, al liderar este jueves a los Rays de Tampa Bay a una victoria por blanqueada de 5-0 sobre los Medias Rojas de Boston en su primer partido de la Serie Divisional de la Liga Americana.

La estrella emergente de octubre del año pasado, Arozarena hizo una carrera impresionante hacia el plato en la séptima entrada para el primer robo consecutivo de casa en la postemporada desde que Jackie Robinson lo logró con los Dodgers de Brooklyn contra Yogi Berra y los Yanquis de Nueva York en la Serie Mundial de 1955.

"Me di cuenta de que el lanzador no me estaba prestando atención. Pude tomar una ventaja lo suficientemente grande y llegar a esa base", declaró Arozarena a través de un traductor. "Esa es la primera vez que lo consigo".

El bateador designado dominicano Nelson Cruz también conectó un cuadrangular y el abridor novato Shane McClanahan lanzó cinco entradas estelares para los Rays, campeones del Este de la Liga Americana.

El segundo juego de la serie al mejor de cinco es el viernes, con Chris Sale programado para comenzar para Boston contra el novato Shane Baz que estará por los Rays.

El campocorto dominicano, el novato Wander Franco también brilló en su debut en los playoffs, con un doble impulsador temprano que envió al veloz Arozarena a casa desde la primera base para que los campeones defensores de la Liga Americana comenzaran rápido.

Arozarena, de 26 años, que aún era novato a pesar de establecer récords de postemporada con 10 jonrones y 29 imparables en 20 partidos hace un año, coronó otra actuación emocionante al robarle el home al relevista de Boston Josh Taylor para poner el 5-0 en el séptimo.

Fue el primer robo de casa en un juego de playoffs desde que el campocorto puertorriqueño Javier Báez de los Cachorros de Chicago lo hizo como parte de un doble robo contra los Dodgers de Los Ángeles en el Juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional de 2016.

Si no fuera por el juego llamativo y agradable de Arozarena y el bateo de Franco de 20 años, quien fue ascendido a las mayores en junio, entonces el pitcheo de McClanahan bien podría haber sido la historia de la noche.

El zurdo de 24 años, que hizo su debut en las Grandes Ligas durante la carrera de Tampa Bay a la Serie Mundial del año pasado, dispersó cinco imparables y ponchó a tres en la primera apertura de su carrera en los playoffs.

Cruz, adquirido en julio para agregar un potente bate al medio de la alineación, conectó el cuadrangular número 18 de su carrera en la postemporada para una ventaja de 3-0 en el tercero. Arozarena también se fue profundo contra el derecho Nick Pivetta con las bases vacías en el quinto para su undécimo jonrón en 21 partidos de postemporada en su carrera.

Con una de las nóminas más bajas del béisbol y una lista sin nombres familiares, los Rays están en los playoffs por tercer año consecutivo después de ganar 100 partidos, un récord de franquicia y su segundo título consecutivo del Este de la Liga Americana.

El zurdo de Boston, el venezolano Eduardo Rodríguez, cargó con la derrota, permitiendo dos carreras, dos imparables y caminando dos en 1 2/3 entradas. Pivetta evitó que el manejador boricua Alex Cora tuviera que gastar el bullpen al trabajar 4 2/3 entradas de relevo.

Franco persiguió a Pivetta con su segundo doble de la noche, un hit de campo opuesto a la izquierda que envió a Arozarena corriendo de la primera a la tercera base en la séptima. Cuatro lanzamientos después, Arozarena aprovechó que Taylor no le prestaba atención y se fue al plato.

La victoria extendió el reciente dominio de Tampa Bay sobre los Medias Rojas.

Los Rays perdieron cuatro partidos seguidos ante Boston antes de ganar 11 de los últimos 15 encuentros durante la temporada regular. Y no perdieron el tiempo saltando sobre Rodríguez esta vez, usando su velocidad para convertir una caminata inicial hacia Arozarena, el doble de Franco entre el jardín izquierdo y central y el sencillo con dos outs del cubano Yandy Díaz en el cuadro para una rápida ventaja de 2-0.

Cruz conectó un jonrón en una de las pasarelas que sostienen el techo en el Tropicana Field, provocando otra ovación atronadora de una multitud de 27.419 personas que agitaban una toalla amarilla, que incluía al analista de baloncesto universitario Dick Vitale, un poseedor de un boleto de temporada de los Rays que tiró el ceremonial primero.

Franco y Cruz son las dos mayores incorporaciones a la ofensiva de Tampa Bay de este año, que ocupó el segundo lugar en las mayores con 857 carreras. Con el campocorto de 20 años y el toletero de 41 años en la alineación, los Rays anotaron 263 carreras en 43 juegos.

El dúo se convirtió en el segundo grupo de compañeros en tener un imparable cada uno en un partido de postemporada cuando un jugador tenía 20 años o menos y el otro tenía al menos 40. Se unieron al dominicano Manny Machado y Jim Thome, quienes lo hicieron en 2012 para los Orioles de Baltimore.

Cruz, mientras tanto, se convirtió en el segundo jugador de mayor edad en jonrones en la postemporada después de su compatriota Julio Franco, de 43 años, en 2001.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.