Southwest espera normalizar sus operaciones el viernes tras el caos aéreo

Washington, 29 dic (EFE).- La aerolínea estadounidense Southwest espera volver a operar casi con total normalidad mañana, viernes, tras haber protagonizado una avalancha de cancelaciones en vísperas de Año Nuevo que está siendo investigada por el Gobierno de Joe Biden.

Todavía este jueves, cerca de 2.500 vuelos fueron cancelados en Estados Unidos, casi 2.400 operados por esta aerolínea de bajo coste que atribuye el caos aéreo al impacto de la tormenta invernal que cruzó Estados Unidos durante la Navidad.

Sin embargo, la compañía con sede en Dallas (Texas) solo tiene previstas 39 cancelaciones para el viernes, según el recuento del portal Flight Aware.

"Planeamos regresar a la normalidad de nuestras operaciones el viernes 30 de diciembre con mínimas disrupciones", afirmó la empresa en un comunicado.

En el mensaje, Sputhwest instó a sus clientes a rellenar un formulario en su página web para que se les reembolsen los precios de los vuelos, los alimentos y los hoteles derivados de las cancelaciones.

El secretario de Transporte de Estados Unidos, Pete Buttigieg, arremetió este jueves contra el "comportamiento inaceptable" de Southwest y recordó a esta empresa que el resto de aerolíneas ya se han recuperado de los estragos del temporal invernal.

"Una semana después de que llegara la tormenta, todas las aerolíneas se han recuperado excepto una", señaló el funcionario en redes sociales.

Por ello, explicó, ya "se está investigando" a Southwest y aseguró que el Gobierno está haciendo que la aerolínea cumpla con sus "obligaciones de atención al cliente".

Los aeropuertos más afectados este jueves por retrasos y cancelaciones son el de Denver (Colorado), el Midway de Chicago (Illinois) y el de Las Vegas (Nevada), cuando miles de personas intentan viajar por Año Nuevo.

Southwest, que ha cancelado más de 13.000 vuelos durante la última semana, atribuye su colapso a que centenares de pilotos y sobrecargos quedaron inoperativos por el temporal.

El director comercial de la empresa, Ryan Green, se disculpó el miércoles por la noche en un vídeo por las afectaciones que están sufriendo sus clientes y prometió trabajar "día y noche" para resolver el caos.

El temporal invernal Elliot impactó al país la semana pasada con gélidas temperaturas, fuertes nevadas y vientos huracanados, dejando más de 50 muertos por el frío y los accidentes, además de 1,7 millones de hogares sin luz y miles de pasajeros en tierra que querían reencontrarse con sus familias por Nochebuena y Navidad.

Búfalo, en el condado de Eire, en el noroeste del estado de Nueva York, fue la zona más afectada por el temporal. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, decretó allí el estado de emergencia y las autoridades locales elevaron a 37 el número de fallecidos.

(c) Agencia EFE