A los 34 años, el 'Cafecito' Martínez sueña con regresar a Grandes Ligas

·3  min de lectura

Mérida (México), 4 sep (EFE).- A los 34 años, cuando la mayoría de los peloteros piensan en el retiro, el venezolano José 'Cafecito' Martínez sueña con tener una revancha y regresar a las Grandes Ligas, en las que estuvo cinco años, pero no se consolidó por lesiones.

"He conocido a muchos que después de jugar duro en la Liga Mexicana de Béisbol regresan a las Grandes Ligas. Muchos alaban la experiencia que hay en esta liga y lo que han aprendido y pues, uno nunca pierde las esperanzas de volver a Las Mayores", explicó este domingo a Efe el jardinero de los Leones de Yucatán mexicanos.

El 'Cafecito', hijo del expelotero de los Cleveland Indians Carlos 'Cafe' Martínez, disputó 432 partidos en la Gran Carpa en los que conectó 360 imparables, 43 cuadrangulares, produjo 182 carreras y dejó un porcentaje de bateo de .289.

Además, entre 2009 y 2012, cuando era un prospecto, fue considerado uno de los mejores jardineros de los Chicago White Sox, pero las lesiones detuvieron lo que parecía una prometedora carrera.

Ahora, mientras disputa de la final de la zona sur con los Leones, el venezolano confía en emular lo que consiguió el lanzador dominicano César Valdez, quien después de brillar con Yucatán en la temporada 2019 en México, regresó con 35 años al mejor béisbol del mundo.

"Mientras hagas las cosas bien y seas consistente, siempre vas a abrir ojo de las organizaciones. La gente que viene a ver los juegos saben de lo que uno es capaz, especialmente en mi situación, trato de hacer lo mismo, mantenerme sano", añadió el exjugador de los Saint Louis Cardinals, los Tampa Bays Rays y los Chicago Cubs.

Sin embargo su primera experiencia en la Liga Mexicana no ha estado fuera de problemas. El 'Cafecito' fue presentado por los Acereros de Monclova como uno de los refuerzos estelares del equipo junto al venezolano Pablo Sandoval, ganador de cuatro anillos de la Serie Mundial.

Martínez sólo disputó un partido con Monclova ya que recibió un pelotazo que le fracturó la mano izquierda, lesión por la que lo dieron de baja.

El 'Cafecito' pasó varias semanas con dolencias en las que no perdió la mentalidad positiva y fue contratado por Yucatán, que le ayudó a rehabilitarse.

Entre los aspectos que trabajó Martínez en el tiempo que estuvo fuera del terreno de juego fue volver a tomar confianza para pararse a la caja de bateo sin tener miedo de que a la hora de hacer un swing se volvería a romper la mano.

"Los Leones, empezando la temporada, mostraron interés, pero me fui a los Acereros y siguió el interés después de la lesión. Durante la rehabilitación me mantuve siempre positivo, mientras uno tenga salud uno puede seguir haciendo lo que le gusta y aquí estamos. Trato de divertirme en lo que hago", comentó Martínez.

La apuesta de los Leones de contratar a un lesionado Martínez le ha funcionado hasta el momento ya que antes del cuarto juego de la serie final, el 'Cafecito' era su bateador con el segundo mejor porcentaje de bateo, con .468, y su segundo mejor productor, con 18 compañeros empujados al plato.

Yucatán espera que Martínez mantenga su nivel y sea uno de los factores que evite su eliminación este domingo cuando reciba a los Diablos del México en el quinto juego de la serie final del sur, en la que los Leones van abajo por 3-1.

(c) Agencia EFE