3-0. El Inter marcha con paso firme

Roma, 29 oct (EFE).- Recuperado de un inicio dubitativo de temporada, con el paso firme propio de un equipo clasificado para los octavos de final de la Liga de Campeones en el 'Grupo de la muerte' y con la confianza de haber recuperado la versión competitiva que mostró la campaña pasada, el Inter se deshizo este sábado del Sampdoria (3-0) con tres zarpazos que alargan la buena racha de los 'nerazzurri'.

El mes de octubre de los de Inzaghi es la confirmación de que el mejor Inter está de vuelta. En los últimos siete partidos los interistas han cosechado seis victorias y un empate ante el Barcelona en 'Champions', dejando atrás los momentos de crisis que alejaron a los de Milán de los puestos que, sobre el papel, le pertenecen y que poco a poco va recuperando.

Su última víctima fue el Sampdoria en un partido con sabor especial en el banquillo visitante de San Siro, pues Dejan Stankovic volvió como técnico de una 'Samp' en problemas que ocupa puestos de descenso a la que fue su casa durante diez temporadas (2003-2013) en la que destaca la 2009-10, cuando levantó la 'orejona' y conquistó el triplete bajo las órdenes de José Mourinho. Desde su llegada, el Sampdoria ha mejorado de manera notable, especialmente en defensa, donde pese a seguir siendo débil no es tan endeble como a principio de campaña.

No hubo sorpresas durante el partido, ni siquiera en la alineación titular de los locales, que este martes se miden al Bayern de Múnich en Liga de Campeones. Inzaghi tuvo claro que el trabajo en Europa está hecho y que lo importante es el campeonato doméstico, en el que necesitan puntos con constancia para recortar la distancia a un Nápoles que no falla y que está a ocho puntos.

Fue un dominio absoluto del centro del campo 'nerazzurro', con Barella, Mkhitaryan y Calhanoglu imponiendo su criterio y moviendo la batuta a su antojo, haciendo olvidar al lesionado Brozovic.

Sin embargo, el primer gol no llegó de jugada elaborada, sino desde el balón parado. De Vrij se impuso a su par en el saque de esquina que sirvió Calhanoglu y abrió el marcador. El segundo fue uno de los mecanismos más utilizados por el Inter, que se desenvuelve bien con el juego directo, saltándose líneas a la hora de elaborar.

Tanto que fue directamente Bastoni, de nuevo imperial en defensa, el que lanzó desde campo propio un medido pase al desmarque de Barella, que no desaprovechó la asistencia y fusiló para poner el 2-0 y encarrilar el partido antes del descanso.

Con el encuentro visto para sentencia, Inzaghi movió ficha desde el banquillo y dio descanso a Dzeko y Lautaro para el partido en Múnich. Entraron Correa y Lukaku en su lugar para coger confianza tras sus respectivas lesiones y matar el partido con la 'Samp' volcada en ataque. No falló la idea del técnico local y el 'Tucu', a los cinco minutos de entrar, condujo la contra que él mismo finalizó desde fuera del área para poner el 3-0.

Hasta Onana tuvo su oportunidad para demostrar que todo en el Inter funciona. El meta camerunés, ex del Barcelona, sacó un pie y una mano fundamentales en los últimos compases para mantener la puerta a cero y disipar las ya pocas dudas sobre si merece o no ser el portero titular en todas las competiciones.

Con la goleada y las sensaciones recuperadas, el Inter se coloca quinto en la tabla a la espera de los partidos del Roma y Udinese, por lo que podría caer otra vez a la séptima posición. Sin embargo, tal y como ha demostrado este mes, el doble partido ante el Barcelona, justo cuando peor estaba la situación en el equipo interista, supuso un punto de inflexión para un equipo que vuelve a marchar a paso firme.

. Ficha técnica:

3 - Inter: Onana - Skriniar, De Vrij, Bastoni (Acerbi, m.68) - Dumfries (Bellanova, m.79), Barella, Calhanoglu (Asllani, m.83), Mkhitaryan, Dimarco - Dzeko (Correa, m.68), Lautaro (Lukaku, m.68).

0 - Sampdoria: Audero - Bereszynski, Ferrari, Colley, Amion - Yepes (Vieira, m.46), Villar (Villar, m.53) - Gabbiadini (Montevago, m.78), Djuricic (Rincon, m.78), Leris - Caputo (Pussetto, m.66).

Goles: 0-1, m.21: De Vrij; 0-2, m.44: Barella; 3-0, m.73: Correa

Árbitro: L. Massimi. Mostró tarjeta amarilla a Bastoni (m.63) por parte del LInter; y a Yepes (m.19), Colley (m.40), Djuricic (m.52), Verre (m.57), Gabbiadini (m.61), Amione (m.67) por parte del Sampdoria.

Incidencias: encuentro correspondiente a la duodécima jornada de Serie A, disputado en el estadio de San Siro en Milán.

Tomás Frutos

(c) Agencia EFE