Las 24 Horas de Le Mans. Toyota ratificó el dominio y se anotó la Hyperpole

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Mike Conway observa el saludo de José María Pechito López al japonés Kamui Kobayashi, que marcó el mejor tiempo en la Hyperpole de las 24 Horas de Le Mans; el Toyota GR10 Hybrid N°7 se enseñó dominante en el circuito de La Sarthe
JEAN-FRANCOIS MONIER

La primera salida a pista marcó el rumbo y, desde ese momento, torcer la línea que trazó el Toyota GR10 Hybrid N°7 en las 24 Horas de Le Mans resultó prácticamente una ilusión. Dueño del ensayo nocturno, dominante también en la clasificación, ayer ratificó el favoritismo al conquistar la Hyperpole, la tanda de 30 minutos que determinó las tres primeras filas de la parrilla de cada una de las cuatro categorías que competirán por la gloria eterna en el autódromo de La Sarthe. El japonés Kamui Kobayashi fue el encargado de señalar el tiempo, con un registro de 3m23s000/1000 para desandar los 13.626 metros del circuito, y doblegar a la tripulación del auto N°8, que giró con el suizo Sebastian Buemi y luego con el neozelandés Brendon Hartley, aunque ninguno de los dos pilotos revirtió la tendencia. La supremacía de los autos de Toyota Gazoo Racing, ganadores desde 2018, imponen a la fábrica japonesa como favorita en la edición número 89 de la tradicional carrera automovilística que comenzará el sábado a las 10.30.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Apenas el tercer entrenamiento quedó fuera de la órbita del trinomio que integran Kobayashi, José María Pechito López y el británico Mike Conway. Nada significativo: el Alpine A480-Gibson, al mando del francés Nicolas Lapierre, recorrió la vuelta en un tiempo de 3m26s594/1000, insuficiente para batir al piloto nipón de Toyota que en la qualy detuvo el cronómetro en 3m26s279/1000 y bajó ese tiempo en casi tres segundos en la Hyperpole. Al momento de acelerar, los Toyota abrieron una brecha de casi dos segundos con el resto de los Hypercars: Alpine se clavó en 3m25s574/1000 y los Glickenhaus N°708 y 709, con el francés Olivier Pla y el galo Romain Dumas, respectivamente, marcaron 3m25s996/1000 y 3m26s931/1000.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Creo que no cuenta mucho. Si bien quizás largar adelante siempre minimiza los riesgos, en una carrera tan larga no define nada. Nosotros fuimos los más rápidos en los últimos años en la clasificación y lamentablemente se nos escapó la victoria. Obviamente es lindo estar en las portadas de los diarios siendo los más veloces, pero lo que realmente uno quiere es terminar adelante el domingo a las cuatro de la tarde”, comentó Pechito López en diálogo con Motorsports.como Latinoamérica.

Después de dos segundos puestos y un tercer lugar, la tripulación del auto N°7 de Toyota Gazoo Racing, que integran José María Pechito López, Kamui Kobayashi y Mike Conway, intentará lograr el primer triunfo en las 24 Horas de Le Mans
JEAN-FRANCOIS MONIER


Después de dos segundos puestos y un tercer lugar, la tripulación del auto N°7 de Toyota Gazoo Racing, que integran José María Pechito López, Kamui Kobayashi y Mike Conway, intentará lograr el primer triunfo en las 24 Horas de Le Mans (JEAN-FRANCOIS MONIER/)

Para el cordobés la de 2021 será la quinta experiencia en las 24 Horas de Le Mans, una carrera que se presentó esquiva para el piloto de 38 años y cuatro veces campeón del mundo de la FIA: tres títulos de WTCC (Mundial de Turismo) y el Mundial de Resistencia de 2020. Desde 2017, cuando se unió a Toyota, la meta de Pechito López es treparse a lo más alto del podio en La Sarthe. La estadística señala que el primer año terminó en abandono; en 2018 y 2019, junto a sus actuales compañeros, finalizó como escolta del trinomio que componían Fernando Alonso, Sebastian Buemi y Kazuki Nakajima, y en 2020 resultó tercero del auto N°8, del que se bajó el español Alonso y se subió Hartley.

En la LMP2, donde compite Franco Colapinto, el restante piloto argentino en las 24 Horas de Le Mans, el Aurus 01-Gibson, de G-Drive Racing, finalizó cuarto; el neerlandés Nyck De Vries, flamante campeón de la Fórmula E, estuvo al volante durante la Hyperpole que quedó en poder del auto N°38 del equipo JOTA, con Antonio Félix Da Costa. El portugués aparece en la nómina de posible acompañante de Rubens Barrichello (Toyota Gazoo Racing) en los 200 Kilómetros de Buenos Aires del Súper TC2000, mientras que Pechito López compondrá binomio con el campeón defensor Matías Rossi de la categoría y líder del actual campeonato bajo el paraguas de la estructura japonesa.

En las restantes dos categorías, Porsche confirmó las buenas sensaciones. Con un auto cliente, el belga Dries Vanthoor (Hub Auto) se adelantó a la Ferrari 488 GTE del español Miguel Molina y al Corvette C8.R del madrileño Antonio García en GTE-Pro, mientras que el Dempsey-Proton Racing, con el francés Julien Andlauer, al mando de un Porsche 911 RSR hizo el mejor tiempo en GTE-Am.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.