2021, el año en el que volvimos a ser felices

·8  min de lectura

Termina un año ideal. No se resume exclusivamente a resultados. Lo intangible y las sensaciones también nutren al funcionamiento. El estado de ánimo y la confianza son inseparables del mejor rendimiento. Guardaremos este año en nuestra memoria. No significa que Argentina haya sacado boleto directo a la final de Qatar. Quiere decir que el camino es sólido y luminoso para una estructura que venía de un colapso en Rusia 2018.

2020 no había sido un año malo para Argentina, invicta en 4 partidos oficiales pandemia mediante: 3 victorias (1-0 a Ecuador, 1-2 a Bolivia y 0-2 a Perú) y un empate (1-1 ante Paraguay). Así empezó su garantizado viaje a Qatar. Incluso charlando con varios futbolistas para un ciclo de entrevistas de AFA Play, ellos lamentaban la suspensión de la Copa América. Ya veían la consolidación de lo que había sido la Copa América de 2019. En esos reportajes, De Paul, Paredes y Tagliafico anticipan la creación, la consolidación y la victoria del Movimiento Scalonista.

El último cruce de 2020 fue en la casa del equipo de Gareca. Si comparamos arquero y línea de 4 con los que iniciaron ayer, solo repite Otamendi. En Perú arrancaron Armani, Montiel, Martínez Quarta y Tagliafico. Del medio hacia arriba solo hay una modificación: Di María por Nicolás González. Lo que al voleo puede entenderse como una situación crítica que obligaba a un cambio de nombres es en realidad lo contrario: Argentina estaba en crecimiento y creció aún más. Ensanchó sus base y profundizó su recambio. La mayoría de los ajustes nominales se dieron orgánicamente. Ya top en Atalanta, la inserción de Cuti Romero en el equipo titular era una cuestión de tiempo. La irrupción de Emiliano Martínez, un deseo contenido en el entrenador que se concretó a partir de una adversidad: el extenso cuadro de COVID positivo de Franco Armani.

Repasemos el “Greatest Hits” de la Scaloneta en 2021:

1. Campeón de la Copa América, en Brasil y para cortar una racha de 28 años sin títulos

Por fin. No fue un sueño, aunque se le haya parecido. Las anteriores frustraciones habían castigado a generaciones talentosas y valientes. Como alguna vez retrató Sir Alex Sabella, los valientes también pierden finales.

Si nos hubiesen pedido un guión que uniera la felicidad deportiva con la emoción, seguramente habríamos elegido que la Copa América se disputara en Brasil, que Messi tuviera un excelente torneo, que la final fuera ante el rival clásico y que se ganara con gol de aquel que siempre dejó todo, conviviendo con lesiones insólitas en escenarios decisivos y que necesitaba esa recompensa ante tanta injusticia. Sucedió. Aquel 0-1, en el Maracaná, ante Brasil y con firma de Di María ya es indeleble.

Getty
Getty

2. Clasificarse a Qatar 2022

Las Eliminatorias no siempre fueron una ruta simple para Argentina. Muchas veces fue más parecida a un camino de ripio que a una autopista. Incluso con el esquema actual sufrió lo inimaginable. Remember gol agónico de Palermo ante Perú y chapuzón de Diego bajo la tormenta en el camino a Sudáfrica. Sin embargo, este 2021 no solo lo recordarán plácidamente nuestros corazones, sino los libros de los records: nunca una selección argentina se clasificó a un Mundial con tanta anticipación. Quedan 4 fechas en la general y 5 partidos para el equipo de Scaloni luego del Expediente Anvisa en Brasil.

3. El invicto vigente más importante del mundo

Argentina acumula 27 partidos sin perder. No hay seleccionado en el planeta que supere ese registro. No cae desde la semifinal de la Copa América 2019. No es un invicto inflado: incluye el titulo de Copa América y 14 fechas de Eliminatorias. Mucho partido oficial y poco amistoso.

Son 867 días sin conocer la derrota. Son 17 triunfos y 10 empates, con 49 goles a favor, 15 en contra y, atención al dato: 15 vallas invictas, lo que da pie para el siguiente “hit”.

4. Dibu Martínez y Cuti Romero

Se trata, en realidad, de un Power Trío. También lo integra Nicolás Otamendi, exponente de la Vieja Guardia. Emiliano Martínez explotó en el primer mundo futbolero después de los 25 años, en un proceso lógico para la función. Ya era uno de los mejores arqueros de la Premier cuando recibió la oportunidad en la selección.

Debutó en “La Albiceleste” hace menos de 6 meses. Sí, no hay error de tipeo. Su primer partido fue el 3 de junio pasado en Santiago del Estero, empate 1-1 ante Chile por Eliminatorias. Suma 16 partidos. Nunca se fue derrotado. En la Copa América llegó a nivel superhéroe en la tanda de penales contra Colombia. Su trash talk viral en modo reyes de la materia (Gary Payton en la NBA, por citar un caso) elevó su popularidad y, a la vez, logró que se creyera invencible. Es una garantía. Es un “Europa 1”. Es uno de los mejores del mundo.

Otamendi y Dibu, parte fundamental del cerrojo argentino (Getty)
Otamendi y Dibu, parte fundamental del cerrojo argentino (Getty)

El “Triángulo de las Bermudas” donde desaparecen los gritos de gol rivales encontró otro sello de calidad en “Cuti” Romero. Personalidad, firmeza, lectura para anticipar o esperar, juego aéreo. El kit del central moderno y completo. El actual futbolista de Tottenham también debutó en la selección absoluta aquel 3 de junio.

El candado definitivo, la última capa de impermeabilidad la aplica Nicolás Otamendi. Argentina no ha recibido goles cuando los tres compartieron campo de juego. Un registro que supera los 600 minutos distribuidos en 9 cotejos.

5. Los intangibles

Los beneficios invisibles luego reportan en el juego propiamente dicho. Este plafón que moldeó Argentina le permitió a Lionel Scaloni incorporar talento joven en su última convocatoria. “Son el futuro”, respondió ayer ante la consulta de Bolavip. Saberse con el pasaje a Qatar confirmado le permitirá al cuerpo técnico trabajar más y mejor para sustentar una base que se extienda más allá de los compromisos inmediatos. Es, en esencia, una política de estado. El abanderado de esa promoción es Julián Álvarez, pero está claro que hay muchos más en la lista de espera.

Haber cumplido con el objetivo de la clasificación también permitirá apaciguar cualquier proyección de conflicto con los clubes europeos dueños de los pases de las principales figuras de Argentina. PSG tiene a Messi, Paredes y Di María, que en el último tiempo lidiaron con lesiones.

Haberse sacado el lastre de la mochila repercute en que Scaloni se haya convertido en “El Leónidas de Pujato”, que la selección se haya transformado en “La Scaloneta” como cuando Clark Kent deriva en Superman y que ya no se hable de himnos no cantados, de finales perdidas, de clan de amigos y de tantos etcéteras que erosionaban a Argentina.

Scaloni o "Leónidas de Pujato" (Getty)
Scaloni o "Leónidas de Pujato" (Getty)

Esa identificación con el afuera permite que un equipo se anime a más dentro del campo de juego. Y también refuerza la convivencia. Este equipo es, primero, un grupo. Y así se muestra. No se oculta. Utiliza a las redes sociales como un motor, como combustible y como lazo de unión con los hinchas ¡Si hasta hemos descubierto que Lionel Messi también es uno de los mejores CM's del mundo! Hay sentido de pertenencia, un legado que José Pékerman se encargó de tatuar en todos los futbolistas que pasaron por las formativas mientras él fue el director. Scaloni, Aimar y Samuel lo saben perfectamente. Roberto Ayala fue parte de aquella Argentina eliminada de Alemania 2006 sin haber perdido un partido.

Este año fue muy intenso para este grupo. Demasiadas emociones en muy poco tiempo. A todos les ha cambiado la vida este 2021. Más del 50 % del país futbolero celebró por primera vez un titulo con la Selección. Se entiende el sobregiro dentro y fuera de la cancha. El codazo de Otamendi a Raphinha no solo fue omitido por el VAR. También recibió el perdón de gran parte de los hinchas en este Bull Market de la Scaloneta. Criticar al equipo, aun con argumentos, puede tomarse como traición a la Patria. Hay un punto: los sub 35 la bancaron cuando desde un sector importante del periodismo la daba por terminada. No importa de qué lado estés ni qué contexto te toque. En futbol, las cuentas siempre hay que hacerlas al final.

¿Cuáles son los desafíos hasta Qatar 2022?

Messi llegará al Mundial con 35 años y medio. A través de su director deportivo Leonardo, PSG entregó pistas claras: quiere que Leo permanezca en el club con Argentina ya clasificada. De no ser convocado para las fechas restantes, Scaloni tendrá la oportunidad de encontrar alternativas en un escenario sin presiones.

La falta de competencia contra selecciones europeas de elite es un “contratiempo”, tal como lo definió Scaloni durante esta madrugada. El entrenador valoró el contexto Eliminatorias y el nivel sudamericano (acá no hay San Marino, Gibraltar o Liechtenstein), dejó en claro que le gustaría enfrentarse a las potencias clásicas y admitió que lo ve poco probable. “Es un hándicap no mostrar virtudes y defectos”. Tiene razón.

Qatar 2022 es realidad y ficción al mismo tiempo. Un año es un océano en fútbol. Tenemos equipo, plantel y variantes. No es momento de hacer futurología. ¿Para qué ganarle la carrera al tiempo? Nadie puede. Ahora toca disfrutar de un año inolvidable. En 2021, volvimos a ser felices.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.