Emery, a un suspiro de batir por primera vez a Simeone

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Madrid, 29 ago (EFE).- El partido estaba casi acabado. Unai Emery saboreaba no solo la primera victoria liguera del curso para el Villarreal, sino su primer triunfo en 15 partidos ante el argentino Diego Pablo Simeone. Hasta que, en un suspiro, el autogol de Aissa Mandi acabó con la ilusión amarilla dando un punto al campeón.

La acción, rocambolesca, con el tiempo cumplido, parecía el último arrebato de orgullo del conjunto rojiblanco, mejor en el juego en la primera parte pero derrotado en la segunda por dos zarpazos del Villarreal, a cargo de Manu Trigueros y del neerlandés Arnaut Danjuma, en su debut.

Un balón largo de Saúl Ñíguez en búsqueda del brasileño Matheus Cunha, recién fichado por el Atlético al Hertha de Berlín alemán, que daba todas las ventajas a la zaga 'groguet', pero que encontró un doble error: el del portero Gero Rulli al salirse de la portería para recibir el balón, y el del central Mandi al cabecear hacia su portería sin mirar dónde estaba el guardameta. El castigo fue el más severo: gol, y del 1-2 amarillo a las tablas 2-2.

"La victoria que se ha escapado y de la manera en la que se ha escapado nos deja una situación de disconformidad y una sensación de impotencia por cómo ha sido la última acción, y más allá de las muchas cosas positivas que hizo el equipo", lamentó tras el encuentro el entrenador del Villarreal.

Castigo mayor aún para Emery, que en su larga y exitosa carrera como entrenador, tiene dos rivales grabados a fuego: Diego Simeone y Pep Guardiola. Solo contra ellos ha disputado más de diez partidos sin ser capaz de ganarles nunca: con el empate de hoy son 15 contra el técnico argentino del Atlético de Madrid (7 empates y 8 derrotas) y contra el del Manchester City son 12 (4 empates y 8 derrotas).

Contra el argentino lo ha intentado hasta con tres equipos: dirigiendo al Valencia, al Sevilla y al Villarreal. Con los valencianistas Simeone y su Atlético le dejó fuera de una final de la Liga Europa, la de la temporada 2011-12; con el Sevilla llegó a encajar un 4-0 en el Vicente Calderón y un 0-3 en el Sánchez Pizjuán; y con el Villarreal el curso pasado logró un 0-0 en el Wanda Metropolitano y cayó 0-2 en La Cerámica.

El 2-2 de este domingo fue el final más doloroso, pero hasta ese minuto 95 el plan no le había podido salir mejor al 'submarino amarillo'. Planteó un entramado defensivo con un esquema 3-5-2 que en ocasiones llegó a mutar hasta contar con seis futbolistas en línea defensiva. "Ahora disfrutamos defendiendo", contó después el central argentino Juan Foyth.

Tras soportar 13 disparos rojiblancos en la primera mitad, en la segunda los amarillos esperaron su oportunidad al contragolpe. Dieron diana en el 54 con un gol de Manu Trigueros aprovechando una asistencia de Yeremi Pino.

Igualó el uruguayo Luis Suárez -por primera vez titular esta temporada con el conjunto rojiblanco- pero de nuevo Pino aprovechó error del defensor atlético Stefan Savic para ceder a Arnaut Danjuma, en su estreno amarillo y de nuevo marcando en el Metropolitano, donde ya lo hizo con el Brujas belga.

El 1-2 prometía las cosas muy difíciles. Todo apuntaba a que Emery sería capaz de batir, por fin, a Simeone. Pero la tormenta perfecta de la última acción le privó, en el último suspiro, de esa ansiada victoria. El Villarreal sigue sin ganar en esta edición liguera, acumula tres empates de tres encuentros, y Emery sigue sin imponerse a Simeone.

Miguel Ángel Moreno

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.