2-0. Francia se olvida de sus problemas gracias su tridente de 2018

·3  min de lectura

París, 22 sep (EFE).- Antoine Griezmann, Olivier Giroud y Kylian Mbappé, el tridente atacante con el que Francia ganó el Mundial de 2018, salió al rescate de Les Bleus este jueves ante Austria, a la que vencieron con goles en la segunda parte de Mbappé (m.56) y Giroud (m.65), este último a pase de Griezmann.

En un ambiente enturbiado por asuntos extradeportivos -chantaje a Paul Pogba y supuestos casos de acoso en la Federación Francesa-, Didier Deschamps logró que sus futbolistas se abstrajesen y se centrasen en lo que saber hacer: jugar al fútbol.

Con esta victoria ante su público, los galos se colocan terceros en su grupo, evitan el descenso inmediato de categoría en la Liga de Naciones y suman tres puntos que insuflan ánimo antes del encuentro del domingo frente a Croacia.

Con Griezmann como titular y Ousmane Dembélé en el banquillo, Deschamps compuso un equipo muy diferente al que llevará a Catar en noviembre. Las bajas obligaron. Karim Benzema, N'Golo Kanté, Hugo Lloris, Paul Pogba, los hermanos Hernández. Así hasta 14 jugadores habitualmente llamados por Deschamps.

El equipo de circunstancias de Francia -un equipazo de todos modos en el destacó la solidez de Tchouaméni- salió con ganas de agradar después de cuatro encuentros sin conocer el triunfo.

Un mundo para la vigente campeona del mundo cuyo ambiente anda, además, enturbiado por el caso de chantaje a Pogba y la inspección gubernamental a la Federación Francesa de Fútbol (FFF), salpicada por acusaciones de sexismo por parte de su presidente, Noel Le Graet.

Mbappé comenzó con un gol casi después del pitido inicial. Anulado por un ajustado fuera de juega. Más tarde, Mbappé se asoció bien con el incombustible Olivier Giroud -con el que tuvo sus más y sus menos antes de la pasada Eurocopa-, pero le faltó el último remate.

Pasada la media hora, Tchouaméni levantó a los 60.000 espectadores del Estadio de Francia. Una tremenda chilena acabó en la manopla de Pentz y en el larguero. El bote no lo aprovechó Griezmann.

Entre medias, se había lesionado el barcelonista Jules Koundé, sustituido por un problema muscular a los 20 minutos por William Saliba.

Sin haber chutado a puerta durante la primera parte, los austríacos, liderados por David Alaba, podían darse por satisfechos por irse con un 0-0 al descanso.

En el segundo acto, nuevo cambio obligado en Francia por otra lesión muscular: Maignan dio paso a Aréola.

Cuando se notaba un poco más suelta a Austria, los centroeuropeos pagaron caro un error en la medular. Giroud sirvió a Mbappé en carrera. El jugador del PSG lanzó una eléctrica diagonal en la que dejó atrás hasta a cuatro defensores austríacos para definir y abrir la cuenta. Mbappé llevaba casi un año sin marcar con Francia.

Después le tocó a Giroud, quien, de un tremendo testarazo, hizo añicos las esperanzas de Austria. El pase, tenso y preciso, fue autoría de Griezmann.

El veterano ariete del Milan, de 35 años, suma 49 tantos como internacional, a solo dos del recordista en Les Bleus Thierry Henry (51). Con ese tanto, además, Giroud se convirtió en el francés más viejo en marcar, con 35 años y 357 días.

Finiquitado el encuentro, Dembélé volvió a vestir la zamarra francesa 14 meses después de la última vez.

- Ficha técnica:

2- Francia: Maignan (Aréola, m.46); Koundé (Saliba, m.23), Varane, Badiashile; Clauss, Tchouaméni, Fofana, F. Mendy; Griezmann (Dembélé, m.78); Mbappé (Kolo Muani, m.91) y Giroud (Nkunku, m.78).

Seleccionador: Didier Deschamps

0 - Austria: Pentz; Trimmel, Lienhart, Alaba (Posch, m.69), Wober; Sabitzer (Schmid, m.69), X. Schlager, Seiwald, Weimann (Ljubicic, m.50); Arnautovic (Gregoritsch m.64) y Onisiwo (Baumgartner, m.64).

Seleccionador: Ralf Rangnick

Goles: Mbappé: 1-0, m.56; Giroud: 2-0, m.65

árbitro: Andreas Ekberg (SUE) amonestó a Weimann (m.38)

Incidencias: Partido correspondiente al grupo A de la Liga de Naciones disputado en Estadio de Francia de Saint-Denis antes unos 60.000 espectadores.

(c) Agencia EFE