2-0. Dybala comanda al Roma hacia octavos

Roma, 23 feb (EFE).- Paulo Dybala completó este jueves en el Olímpico la remontada del Roma ante el Salzburgo (2-0, 2-1 en el general) en los dieciseisavos de final de Liga Europa de fútbol, en un partido en el que los de Mourinho, liderados por la 'Joya' y un soberbio Spinazzola, exhibieron una de sus mejores versiones ante un rival que llegaba de jugar la 'Champions'.

Sonrió Mourinho cuando el colegiado señaló el final y se certificó el billete a octavos de final de Liga Europa, pensando seguro en el pasado verano cuando el Juventus dejó escapar a un Dybala que, a día de hoy y con permiso del técnico setubalense, es el emperador de este equipo.

Se presentó el Roma en su Coliseo particular, lleno hasta la bandera por vigésima cuarta vez consecutiva, un estadio y una afición de nuevo a la altura del reto. Y es que el conjunto que dirige José Mourinho tenía que marcar dos goles para acceder a octavos de final, precisamente el debe principal de este equipo.

No le faltó intensidad al conjunto 'giallorosso'. De hecho saltó al verde extramotivado, algo que intimidó al Salzburgo pero que desembocó en demasiadas imprecisiones, en demasiados centros laterales en busca de Belotti, cuando el verdadero peligro del equipo romano, como es costumbre, llegó siempre de los pies de Dybala.

Dos remates al larguero en la misma jugada encendieron las alarmas de los aaustríacos y sentaron las bases de lo que iba a ser el primer acto: un monólogo indiscutible de la 'Loba' opacado solo por una clara ocasión del Salzburgo en botas de un Kjaergaard que no acertó a rematar bien el balón suelto que se encontró en el área.

Empezaron a sentirse superiores los locales, a circular con más ritmo, a hundir a su rival y, lo más importante, a encontrar a Dybala entre líneas. La 'Joya' mejoró cada posesión de los suyos, le dio un sentido y comenzó a sentirse importante. La guinda al pastel no tardó en llegar.

Y apareció de una manera que los romanistas llevaban tiempo esperando. Con una arrancada de Spinazzola con la que demostró que vuelve a estar al nivel de aquel carrilero que asombró en la Euro 2020. Llegó el italiano a línea de fondo y sacó un pase atrás que Belotti introdujo para empatar la contienda en el minuto 33.

Se desató el Roma bajo el calor de su afición, olió sangre y no desaprovechó el momento de desazón de un Salzburgo que se vio superado, contra las cuerdas. Volvió a arrancar Spinazzola por banda izquierda, superando con facilidad a su par y sirviendo en bandeja de plata a Dybala un balón que el argentino golpeó con el interior, casi como un pase a la red. No podía faltar a su cita con el gol en un escenario como este y lo hizo a lo grande, con el gol de la remontada.

Intentó el Salzburgo reaccionar en la segunda mitad con tímidas aproximaciones, pero el Roma fue un bloque sólido con Smalling, Mancini e Ibáñez en la zaga, y con Cristante y Matic apuntalando el centro del campo.

Dybala completó la remontada, señaló la manera e iluminó el camino del Roma hacia los octavos de final. El Olímpico le correspondió con la merecida ovación. La 'Loba' volvió a apoyarse en su pilar fundamental; y la 'Joya' respondió. Como siempre en lo que va de temporada.

-- Ficha técnica:

2 - Roma: Rui Patricio; Mancini, Smalling, Ibáñez; Zalewski (Karsdop, m.81), Cristante, Matic, Spinazzola; Dybala (El Shaarawy, m.92), Pellegrini (Wijnaldum, m.81); y Belotti (Abraham, m.87).

0 - Salzburgo: Kohn; Dedic (Van der Brempt, m.75), Solet, Bernardo, Ulmer; Seiwald (Gloukh, m.75), Capaldo (Koita, m.83), Gourna-Douath, Kjaergaard (Sucic, m.46); Okafor y Adamu (Sesko, m.75).

Goles: 1-0, m.33: Belotti; 2-0, m.40: Dybala

Árbitro: S. Vincic (Eslovenia). Mostró tarjeta amarilla a Ibáñez (m.4), Cristante (m.5), Spinazzola (m.54), Zalewski (m.74) por parte del Roma; y a por parte del Salzburgo.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vuelta de los dieciseisavos de final de la Liga Europa, disputado en el Estadio Olímpico de Roma.

Tomás Frutos

(c) Agencia EFE