2-0. Dinamarca no se baja de la ola

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Copenhague, 1 sep (EFE).- Dinamarca prolongó el buen momento vivido en la pasada Eurocopa, en la que llegó a semifinales, con un convincente triunfo frente a Escocia (2-0), el cuarto en otros tantos partidos, que encarrila su clasificación para fase final del Mundial de Catar 2022.

"I har samlet nationen på ny" (Habéis unido de nuevo la nación), rezaba una pancarta en el "muro rojo", uno de los fondos del Parken de Copenhague, con un público enfervorizado como en la Eurocopa y un ambiente digno de tiempos prepandemia, acordes con un país donde en unos días desaparecerán las pocas restricciones que quedan.

Y empujada por el apoyo de su hinchada, la "Dinamita roja" mostró pronto su superioridad frente a un rival apocado y lastrado por una decena de bajas, debidas a lesiones y positivos por covid-19, entre ellos titulares como McTominay y McGinn.

También bajas de peso, aunque menos, presentaba Dinamarca: el central Vestergaard y los atacantes Braithwaite y Dolberg, tres fijos en el once de Kasper Hjulmand. Pero no se notaron.

Dinamarca liquidó el partido en un minuto, el que transcurrió entre el gol de Wass y el de Mæhle, los dos carrileros. El jugador del Valencia culminó de cabeza un centro de Højbjerg. El del Atalanta, definió con clase un pase excelso de Damsgaard.

Los goles fueron una muestra del juego de Dinamarca con Hjulmand, un equipo muy dinámico, donde los jugadores cambian de posición todo el tiempo y los laterales aparecen por sorpresa para rematar dentro del área. Delaney y Højbjerg se bastan para sujetar el medio, y Andreas Christensen lidera la defensa con autoridad.

Escocia quiso dar un paso adelante, pero no tiró en toda la primera parte. Mæhle, de nuevo, y Poulsen rozaron el tercero.

Hubo que esperar al minuto 48 para ver una jugada de ataque con peligro del equipo británico: un tiro lejano de Gilmour que salió desviado por poco. Para entonces, Steve Clarke ya había quitado a un defensa para meter a otro delantero. Sin demasiado éxito.

Lo que sí logró fue controlar mejor a Dinamarca, en parte con faltas para cortarla el ritmo. Aun así, y pese a acomodarse un poco con el resultado, pudo ampliar su ventaja con un tiro de Delaney que Gordon sacó con una buena mano o una llegada de Højbjerg.

A diez minutos del final, apareció Schmeichel con una buena parada a tiro de Fraser para evitar sustos y asegurar un balance imponente. Dinamarca suma 16 goles a favor y ninguno en contra en lo que va de clasificación. Y si en esta ventana gana a las Islas Feroe e Israel, tendrá casi en la mano el billete a Catar.

- Ficha técnica:

2 - Dinamarca: Schmeichel; Christensen, Kjær, Andersen; Wass (Stryger Larsen, m.85), Delaney (Nørgaard, m.85), Højbjerg, Mæhle; Skov Olsen (Daramy, m.85), Poulsen (Wind, m.68), Damsgaard (Lindstrøm, m.90).

0 - Escocia: Gordon; McKenna (Dykes, m.45), Cooper, Hanley; Tierney, McGregor, McLean (Turnbull, m.85), Gilmour (Ferguson, m.90), Robertson; Fraser, Adams (Christie, m.71).

Goles: 1-0, m.14: Wass; 2-0, m.15: Mæhle.

Árbitro: Ovidiu Hategan (Rumanía).

Incidencias: Partido de la cuarta jornada del grupo F de clasificación para el Mundial de Catar 2022 disputado en el Parken de Copenhague ante 34.000 espectadores.

Anxo Lamela

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.