128-112: Los Celtics afianzan su buena racha al ritmo de Tatum y Brown

Boston (EE.UU.) 9 nov (EFE).- Los Celtics del entrenador interino Joe Mazulla consiguieron la noche del miércoles en Boston una contundente victoria contra los Detroit Pistons (128-112), impulsados por los 31 puntos de Jayson Tatum y los 30 de Jaylen Brown.

Los Celtics (8-3) consiguieron su cuarta victoria seguida con 18 triples frente a los 7 de los Pistons. Los visitantes (3-9), han perdido sus 6 partidos fuera de casa esta temporada.

Jayson Tatum logró 31 puntos, un rebote, 5 asistencias, un robo y un tapón. Jaylen Brown hizo 30 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias y un robo. Sam Hauser consiguió 24 puntos y dos rebotes.

Marcus Smart, que solo anotó 2 tantos, volvió a superar las 10 asistencias, como en los últimos 3 partidos en los que fueron decisivas, con 11 servicios, 3 rebotes y 2 robos.

Tres jugadores de los Pistons consiguieron doble doble: Jaden Ivey hizo 19 puntos, 10 rebotes, 6 asistencias y un robo; Isaiah Stewart con 12 tantos, 10 rebotes y una asistencia; Jalen Ruren con 10 puntos, 10 rebotes, 2 asistencias un robo y un tapón.

Lograron más de 10 puntos Saddiq Bey (18), el croata Bojan Bogdanovic (17) y, saliendo del banquillo, Killian Hayes.

Los Celtics llegaron a su duodécimo partido habiendo exhibido un impresionante poder ofensivo en sus encuentros esta temporada con una media de 115.3 puntos por cita.

Sin embargo, tanto el entrenador interino Mazulla como el líder del equipo, Jayson Tatum, insisten en que la clave del éxito de los Celtics está en la compenetración en la defensa.

En el último partido contra los Grizzlies este lunes (106-109), los Celtics consiguieron con esa defensa amargarle el último cuarto a nada menos que Ja Durant, que solo marcó 3 puntos.

Los Celtics comenzaron esta noche marcando territorio en el TD Garden y el entrenador de los Piston, Dwane Casey, tuvo que pedir su primer tiempo muerto a dos minutos y medio del inicio del partido (10-2).

Malcom Brogdon, el sexto hombre favorito de Mazzulla, saltó a la cancha a la mitad del primer cuarto para firmar una hermosa entrada y aumentar la ventaja de los locales (21-9) en el segmento inicial que concluyó 29-21.

DUREN VA DE MATES

Un espectacular mate del jugador más joven de la NBA en activo, Jalen Duren (18 años), inauguró el marcador en el segundo parcial (29-23). El precoz pívot de los visitantes se volvió a colgar del aro un minuto y medio después (32-28) y otro minuto más tarde volvió a engancharse de la canasta (37-33).

Una efectiva entrada, un triple y un tiro de dos de Hauser en menos de un minuto volvieron a aumentar la ventaja de los locales (55-43).

Brown llegó a sus 17 puntos en el partido con otro mate y dos canastas más en un minuto que dejaron el luminoso terminando la primera mitad, gracias a otra entrada de Marcus Smart, en 63-49.

LOS CELTICS VAN DE TRIPLES

Tatum, que solo había conseguido 5 puntos en toda la primera mitad del partido, se prendió al comienzo del tercer parcial y de una entrada y tres inspirados triplazos en minuto y medio llegó a sus 16 puntos (74-59).

El joven líder de los de Boston siguió con fuego en pies y manos y metió otra de dos y otra de tres antes de llegar a la mitad del tercer segmento (79-63).

Dos canastas de Brown, con 21 puntos hasta el momento, y un triple del pívot dominicano Horford (11) conseguían mantener la herida abierta de los de Detroit (86-69).

Después de largos minutos de sequía anotadora de los locales, Hauser llegó a sus 18 puntos (92-72) y Brown a sus 24 con un triplazo sonando la bocina (95-79).

Los Celtics acertaron 15 triples mientras que los Pistons anotaron solo 6 en los tres primeros parciales.

Derrick White se marcó otro triple a principios del cuarto definitivo (98-81) y Hayes llegó a sus 16 puntos con varias canastas acertadas en pocos minutos (107-91).

Tatum machacó a una mano en solitario tras una asistencia increíble de Smart, que cayéndose sobre la línea de fuera y arriesgando su integridad física salvó la bola para pasarla efectivamente a su compañero (114-91).

A la mitad del último cuarto, ya parecía que todo el pescado estaba vendido cuando en menos de un minuto Brown se enganchó dos veces del aro (de frente y de espaldas tras genial asistencia de Smart) y acertó una de dos (120-96).

Houser acertó otros dos triples en 15 segundos a tres minutos del final (126-103).

Duren se despidió del partido con otro mate en el último minuto que no sirvió para evitar otra nueva derrota para los Pistons (128-112).

(c) Agencia EFE