119-113. Los Bulls sobreviven a Antetokounmpo con un DeRozan estelar

Chicago (EE.UU.), 28 dic (EFE).- Con un estelar DeMar DeRozan, protagonista absoluto con un doble doble de 42 puntos y diez rebotes, los Chicago Bulls sobrevivieron a los 45 puntos y 22 rebotes del griego Giannis Antetokounmpo y triunfaron por 119-113 en la prórroga contra unos Milwaukee Bucks que sufrieron su cuarta derrota consecutiva.

Los Bucks iban ganando 104-95 con menos de dos minutos por jugar en el cuarto período, pero los Bulls, con una gran remontada culminada con un robo a seis segundos del final forzaron la prórroga, en la que se repusieron de un -4 antes de triunfar liderados por DeRozan.

El líder de los Bulls acabó con 42 puntos, diez rebotes, cinco asistencias, dos taponazos y dos robos, uno de los cuales decisivo para dar a Ayo Dosunmu la asistencia para la canasta que envió el duelo a la prórroga.

Los Bulls pudieron contar además con 24 puntos de Zach LaVine y un doble doble de quince puntos y catorce rebotes de Nikola Vucevic, quien fue de menos a más y acabó conectando un triple que dio ventaja 111-110 a los de Chicago en la prórroga.

En los Bucks, Giannis se quedó solo y, pese a una actuación estelar, no pudo evitar la cuarta derrota consecutiva de su equipo, huérfano de Khris Middleton y de Jrue Holiday.

El griego acabó el encuentro con tremenda frustración y, con sus compañeros ya en los vestuarios, se quedó en la pista para entrenar tiros, además de debatir con un compañero sobre unas jugadas.

No puede reprocharse mucho Giannis, que llevaba ya un doble doble al descanso (20 puntos y diez rebotes), ante unos Bulls en los que DeRozan fue la principal razón por la que los Bucks no se escaparon en el luminoso.

Contundente desde la distancia media, DeRozan anotó 16 puntos y envió a los equipos a los vestuarios con solo dos puntos de desventaja (55-57).

Los Bucks crecieron en el tercer período y llegaron a tener una ventaja de 78-67, tras un parcial de 12-4. Aumentó la tensión en el United Center, en el que DeRozan encaró a Grayson Allen tras recibir un fuerte codazo en la espalda.

En el cuarto cuarto, los Bucks se escaparon hasta el 94-79 y algunos aficionados empezaron a dejar las gradas. Pero los Bulls nunca dejaron de luchar y, con unas espectaculares penetraciones de DeRozan, lograron acercarse hasta el 106-104, antes de que el número 11 de los Bulls sellara el robo y asistencia a Dosunmu que envió a los dos equipos a la prórroga.

Giannis volvió a pisar el acelerador, pero una penetración de DeRozan y un triple de Vucevic permitieron a los Bulls ponerse por delante 111-110. No dejarían opciones a los Bucks y sentenciarían, de la mano de DeRozan, con el definitivo 119-113.

El equipo de Billy Donovan dejó atrás de esta manera la última derrota sufrida en casa contra los Houston Rockets y se colocó undécimo, con un balance de 15-19.

Se quedarán en Chicago los Bulls, que recibirán el viernes a los Detroit Pistons y el sábado 31 a los Cleveland Cavaliers de Donovan Mitchell.

Andrea Montolivo

(c) Agencia EFE