114-103: Morant lidera la victoria sobre los Wolves y ‘destrona’ a Marc Gasol

Redacción Deportes (EE.UU.), 11 nov (EFE).- Con triunfo ante Minnesota Timberwolves (114-103), Memphis Grizzlies logró este viernes su novena victoria de la temporada -la quinta en casa- con un Ja Morant de récord que superó al español Marc Gasol en el registro histórico de la franquicia de más partidos con al menos 20 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias.

Ja Morant cerró su estadística ante Minesota con 28 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias y alcanzó así los 56 partidos con al menos 20 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias.

Estuvo muy bien acompañado por Desmond Bane con 24 tantos y Dillon Books con 21.

El español Santi Aldama terminó con 12 puntos y 7 rebotes, sumando un gran partido más a su excelente temporada, de nuevo partiendo como titular con la confianza de Taylor Jenkins.

También firmó un par de 'alley-oop' dignos de las mejores jugadas, uno de ellos de espaldas.

En los Wolves, Anthony Edwards fue el máximo anotador (28 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias) y el dominicano-estadounidense Karl-Anthony Towns volvió a tener una noche gris (13 puntos y 10 rebotes).

LAS FALTAS CONDENAN A LOS WOLVES

El primer periodo tuvo a los Grizzlies como claro dominador, aunque sin terminar de encontrar la fórmula para despegar en el marcador.

Morant y Brooks lideraban en anotación a los suyos compensando la desventaja en la pintura.

La buena salida de los locales en el segundo periodo, con problemas de acierto en su tiro exterior, pero con un excelente trabajo en rebote defensivo y aprovechando sus posesiones, lanzaba a Memphis hasta la máxima ventaja en la primera parte con el 67-54.

Podría parecer que Minesota partía con ventaja en el juego interior por la superioridad física y en centímetros de la pareja formada por Gobert y Towns, pero ambos jugadores se cargaron de faltas muy rápidamente (tres el francés y cuatro el latino al descanso).

Tuvo que recurrir menos a ellos Chris Finch, con la consecuente desventaja que rápidamente supieron leer unos Grizzlies cuya fortaleza está en el colectivo pero también en la facilidad en ataque para que jugadores como Morant o Bane siguieran anotando.

También destacó especialmente Brooks, que se fue al vestuario con 19 puntos tras los dos primeros cuartos.

El partido, indirectamente, fue convirtiéndose en un duelo particular entre los liderazgos de Morant y Edwards en cada uno de sus equipos.

Fueron los dos mejores en la primera parte terminando con 21 puntos el alero de los Timberwolves y con 19 el líder de los Grizzlies.

Una buena salida tras el descanso por parte de los Wolves, arriesgando con sus dos torres en pista pese a las faltas, les permitió acercarse a tan solo un punto con solo tres minutos disputados (75-74).

La presencia en pista de Towns y Gobert ayudó mucho a la ofensiva y pudieron mantenerles durante ocho minutos en total. No era sencillo para Aldama y Adams detenerles en acciones de ‘pick and roll’ con la ayuda también de Edwards.

Con la rotación, poco a poco Memphis volvía a tomar ventaja en el luminoso.

Además supieron enfocar su defensa los Grizzlies también sobre el hombre que podía hacer daño, un Edwards que se estancó en anotación.

Con doce arriba para Memphis se llegaba al último cuarto (96-84) y los de Taylor Jenkins supieron cerrar el partido, demostrando, como quedó claro en su excelente pasada temporada, que son un equipo joven pero con experiencia en este tipo de situaciones.

No fue únicamente la ventaja de tener a los dos hombres grandes de su rival cargados de faltas sino también la actitud y el trabajo de Memphis lo que decantó a favor el rebote para los de casa.

A esto hay que sumar la cantidad de puntos anotados desde la pintura (62 para Memphis y 46 para Minesota), especialmente en un choque como este sin excesiva inspiración desde el perímetro por parte de ninguno de los dos equipos.

A parte de lo estadístico y lo histórico, el tramo final de partido de Morant fue una nueva prueba de superioridad y dominio en la cancha con canastas imposibles y forzando la sexta falta de Towns.

Preguntado tras el partido por la energía que desprenden estos Grizzlies, el explosivo base ejerció de líder: “Es nuestra identidad ahora mismo. Trabajar juntos, tenemos una temporada muy larga por delante, son como mis hermanos, somos un grupo muy especial”.

(c) Agencia EFE