108-104: Los Cavs pierden y Rubio se rompe en uno de sus mejores partidos

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Cleveland Cavaliers
    Cleveland Cavaliers
    En vivoHoyMañanavs.--|
  • Ricky Rubio
    Ricky Rubio
    En vivoHoyMañanavs.--|

Redacción deportes, 28 dic (EFE).- Ricky Rubio se lesionó en los minutos finales del partido que los Cavaliers disputaron en Nueva Orleans contra los Pelicans y que el equipo de Cleveland perdió por 108-104 tras desperdiciar una ventaja de 23 puntos y a pesar de que el base español firmó una de sus mejores actuaciones de su carrera en la NBA.

Rubio se quedó al borde del triple doble al conseguir 27 puntos, 13 rebotes, 9 asistencias, 2 robos de balón y 2 tapones, lo que le convirtió en el máximo anotador, reboteador y autor de asistencias del partido. Los 13 rebotes de Rubio igualan su récord personal y son 3 más que los que consiguió el pívot de los Pelicans, Jonas Valanciunas.

Pero Rubio no pudo acabar el partido. Cuando faltaban 2.20 minutos para la conclusión, y cuando el base protagonizaba una entrada, Rubio resbaló y se lastimó la rodilla izquierda. Entre gestos de dolor, el base señaló que la cosa era seria y tuvo que ser retirado de la pista con la asistencia de sus compañeros Isaac Okoro y Kevin Love.

Tras el partido, el entrenador de los Cavs, J.B. Bickerstaff, dijo que no se conocía la magnitud de la lesión y que el jugador estaba siendo evaluado por el personal médico de los Cavs.

En los Cavaliers, Kevin Love anotó 24 puntos, de los que 21 fueron fruto de los 7 triples que anotó tras 12 intentos.

El máximo anotador de los Pelicans fue Herbert Jones, con 26 puntos mientras que Valanciunas consiguió un doble doble de 15 puntos y 10 rebotes. El español Willy Hernangómez se tuvo que contentar con 3 rebotes en los casi 6 minutos que jugó.

Los Cavs salieron con furia dirigidos por Rubio, que recuperó la titularidad por la baja de Darius Garland a consecuencia de los protocolos de la covid.

Rubio salió decidido a asumir la responsabilidad y en su primera jugada robó un balón y a continuación anotó un triple para inaugurar el marcador. El base de El Masnou no aflojó ni en ataque ni en defensa. En los tres minutos iniciales, anotó los 7 primeros puntos del partido, y de su equipo, capturó dos rebotes y robó un balón.

Su actuación lanzó a su equipo y cuando se llegó a la mitad del primer cuarto, los Cavs estaban 9 puntos arriba, 4-15, y Rubio ya sumaba 10 puntos (6 puntos de triples), 3 rebotes, 1 asistencia y 1 robo de balón.

El ataque de los Cavs era inmaculado y la defensa precisa. Love se sumó a la fiesta y encadenó tres triples consecutivos. A falta de 2 minutos para el final del primer cuarto, los Cavs lograron su máxima ventaja, 23 puntos, 14-37, que quedaría reducida a 19, 20-39 al final de los primeros 12 minutos.

En el segundo cuarto, los Cavs aflojaron el ritmo a la vez que los Pelicans mejoraban su defensa. Jaxson Hayes, que no había tenido un minuto en el primer cuarto, desestabilizó a los de Cleveland con su energía. Y Valanciunas, que sólo había anotado 2 puntos hasta ese momento, entró más en juego.

Los locales redujeron la distancia y cuando se llegó al descanso, la diferencia era 10 puntos a favor de los Cavs, 48-58. Rubio era ya el máximo anotador y reboteador de su equipo, con 16 puntos y 6 rebotes, y también lideraba en el capítulo de asistencias.

Tras el descanso, los Pelicans mantuvieron la presión que tan buenos resultados les había dado en el segundo cuarto. Sólo la actuación de Rubio, con 9 puntos, 4 rebotes y 1 asistencia en el cuarto, evitó que los Cavs perdiesen la ventaja en el marcador.

Al inicio del último cuarto, la ventaja de los Cavs era de 7 puntos, 76-83.

Con Rubio en la pista, la intensidad defensiva de los visitantes aumentó. A los 4 minutos del inicio del último periodo, los Cavs estaban 12 puntos arriba, 83-95.

Pero de repente apareció Garrett Temple, el escolta de los Pelicans que durante los tres primeros cuartos había pasado desapercibido con 0 puntos en su haber.

Temple empezó a enlazar triples, 5 de otros tanto intentos, y dio vida a los Pelicans. Su último triple puso a los de Nueva Orleans por delante del marcador, 99-97, por primera vez en todo el partido.

Cuando faltaban 2.20 se produjo la lesión de Rubio.Sin el español en la cancha, los Cavs acabarían perdiendo de 4 puntos, 108-104, a pesar de dos triples de última hora de Love.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.