106-75: Los Nuggets de Jokic arrollan en casa a Doncic y los Mavericks

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Redacción deportes, 29 oct (EFE).- Los Denver Nuggets arrollaron en su casa a los Dallas Mavericks con una victoria de 106-75 en la que el pívot serbio de los de Colorado, Nikola Jokic, se convirtió una vez más en el jugador más decisivo con un doble-doble de 11 puntos y 16 rebotes mientras que la estrella de los texanos, Luck Doncic se tuvo que conformar con 16 puntos.

El máximo anotador del partido fue el escolta de los Nuggets, Will Barton, que hizo 17 puntos, además de 5 rebotes y 6 asistencias. Jokic, además de su doble-doble de puntos y rebotes sumó 8 asistencias. Desde el banquillo, Jeff Green anotó otros 14 puntos para los de Denver mientras que el base argentino Facundo Campazzo, que jugó casi 18 minutos, anotó 6 puntos, 3 rebotes y 2 robos de balón.

El equipo de Dallas terminó con unos porcentajes abismales de 21,6 % de triples y 29,5 % de tiros de campo, además de 15 pérdidas de balón. Mientras, los Nuggets consiguieron un 30,6 % en triples y un 51,8 % en tiros de campo junto con 20 pérdidas de balón.

Los Nuggets empezaron el partido entonados con un Jokic que distribuía juego en ataque y asentaba a sus compañeros en defensa. En los cuatro primeros minutos, el pívot serbio sumó cuatro asistencias, lo que permitió que los Nuggets se marchasen 13-6 en el marcador.

Mientras, los Mavericks, que el jueves jugaron en Dallas contra los San Antonio Spurs y recuperaron un déficit de 22 puntos para hacerse con el partido, tenían dificultades para ajustar su defensa.

A falta de 4.40 para el final del cuarto, los Nuggets ya tenían un 20-9 a favor. Sólo cuando se empezaron a producir las rotaciones, los Mavs recortaron ligeramente la diferencia y terminaron el primer cuarto a 8 puntos de los de casa, 29-21.

Los Mavericks iniciaron el segundo cuarto con más energía. Sin Doncic en la pista, los de Dallas abrieron con un parcial de 0-7, lo que les dejó a un punto de los de Denver, 31-30, en menos de dos minutos. Pero después de que Campazzo recibiese un golpe en la mandíbula que fue catalogada como una flagrante, los Nuggets se volvieron a despegar.

Al 0-7 de Dallas, los Nuggets respondieron con otro 7-0, lo que dejaba el marcador en un 38-30 a falta de 7 minutos para el descanso. Los errores defensivos de los Mavericks seguían facilitando la labor a Gordon, Monte Morris y Jeff Green.

Para entonces, los Nuggets acumulaban 12 canastas de 12 intentos desde la pintura, muestra de la escasa intensidad defensiva de los Mavs.

A falta de dos minutos para el descanso los Nuggets se habían alejado a 17 puntos, 54-37. Sólo una pequeña reacción de los Mavericks permitió que los de Doncic se fueran al vestuario con una diferencia más asequible de 10 puntos, 54-44.

Para entonces, Jokic ya estaba de camino a un nuevo doble-doble, con 12 rebotes, 7 asistencias y 4 puntos. En frente, Doncic se conformaba con 11 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias.

A la vuelta del descanso, la altura de Denver, y el segundo partido consecutivo en otros tanto días, se notaron en las piernas y las cabezas de los de Dallas.

El equipo texano necesitó los 4 primeros minutos del tercer cuarto para sumar 6 puntos y llegar a los 50. Para entonces, los de Denver ya se habían alejado a 14 puntos de distancia, 64-50, con Gordon, Jokic y Barton ejecutando los ataques de los Nuggets.

Los Mavs necesitaron otros 4 minutos para sumar dos puntos más, de la mano de dos tiros libres de Doncic. Mientras los Mavs hacían 2 puntos, los Nuggets anotaron 11 y se colocaron con una ventaja de 25 puntos, 75-50.

En ese momento, Jason Kidd, el entrenador de los Mavericks, decidió arrojar la toalla, retirar a Doncic y dejar al banquillo que se encargará de terminar el partido. Los Mavs sólo sumaron 12 puntos en el tercer cuarto, por 33 de los Nuggets, lo que dejó el marcador en 87-56 al inicio del último periodo.

Con todo decidido, los Nuggets se llegaron a colocar 35 puntos por encima de los Mavericks al inicio del último cuarto. Sin nada que perder, y para regocijo del público de Colorado, Michael Malone decidió poner en la pista al pívot Bol Bol, hijo del histórico Manute Bol, a falta de cinco minutos para el final.

Al final, Bol anotó 4puntos y contribuyó a la victoria final de los Nuggets por 106-75.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.