103-104. Knicks, con Walker de líder, dejan a Bulls con primera derrota

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Chicago (EE.UU.), 28 oct (EFE).- El base Kemba Walker anotó 21 puntos, el alero canadiense RJ Barrett agregó 20 y los Knicks de Nueva York aguantaron para dejar a los Bulls de Chicago con su primera derrota de la temporada 103-104 en su campo del United Center.

El ala-pívot Julius Randle aportó un doble-doble de 13 puntos y 16 rebotes como líder del juego interior de los Knicks.

Mientras que el veterano base Derrick Rose, exjugador de los Bulls, salió de la banca de Nueva York para anotar 12 puntos cuando los Knicks ganaron su segundo partido consecutivo y mejoraron a 4-1 la marca en lo que va de la nueva temporada.

La estrella de los Bulls, el escolta Zack LaVine anotó 25 puntos, a pesar de jugar con un ligamento desgarrado en el pulgar izquierdo. El equipo de Chicago tuvo una racha de 12-0 en los minutos finales para casi empatar el marcador en un partido que los Knicks habían dominado y estuvieron siempre con ventaja en el marcador.

El mate de LaVine con 9.5 segundos para el final recortó la ventaja de Nueva York a un punto después de que los Knicks mantuvieran una ventaja de 91-104 104-91 con 2:59 por jugar.

El pulgar de LaVine fue tapado con cinta adhesiva después de que se lesionó el pasado lunes en Toronto.

Randle falló un par de tiros libres con 4.7 segundos por jugar para darle a Chicago la posesión final, pero el alero DeMar DeRozan falló un tiro desde algo más de cuatro metros de distancia de la canasta cuando se agotó el tiempo.

El pívot suizo montenegrino Nikola Vucevic acabó con 22 puntos y DeRozan agregó otros 20 tantos en el ataque de los Bulls que perdieron el invicto en lo que va de temporada (4-1).

El inicio de 4-0 de los Bulls fue el mejor desde 1996-97 cuando todavía estaba con el equipo el legendario Michael Jordan.

Nueva York disparó un 46% y fue un toque más rápido y nítido desde la cancha durante la mayor parte del partido que Chicago, que acertó un 43%.

Los Knicks se adelantaron hasta por 13 puntos en el tercero periodo sin que los Bulls al final pudiesen darle la vuelta al marcador.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.