101-105: Los Pelicans vencen con épica a los Clippers y jugarán los playoffs

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Los Ángeles (EE.UU.), 15 abr (EFE).- En un apasionante partido de "play-in" con parciales descomunales de ambos equipos, los New Orleans Pelicans vencieron este viernes a Los Angeles Clippers para lograr con épica su clasificación para los "playoffs" de la Conferencia Oeste (101-105).

Los Pelicans (novenos) llegaron al último parcial perdiendo de 10 puntos tras derrumbarse en el tercer cuarto (38-18), pero en los últimos doce minutos dibujaron una gran remontada (17-31) para derrotar con sufrimiento y a domicilio a los Clippers (octavos).

Los de Nueva Orleans se medirán en la primera ronda a los Phoenix Suns de Chris Paul y Devin Booker, que lograron el mejor balance de la temporada regular.

Brandon Ingram (30 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias) y CJ McCollum (19 puntos) fueron los mejores de los Pelicans.

El español Willy Hernangómez no jugó en los Pelicans mientras que José Alvarado, estadounidense de raíces puertorriqueñas y mexicanas, consiguió 4 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias en 17 minutos.

Tras una complicada temporada en la que su estrella, Zion Williamson, no ha jugado nada por lesión, los Pelicans han llegado al final del curso con muy buenas sensaciones y han mejorado mucho con el aterrizaje de McCollum.

Por su parte, los Clippers dieron una fantástica imagen en un partido al que llegaron con todo en contra por la ausencia de Kawhi Leonard (lesionado todo el año) y la baja de última hora por coronavirus de Paul George.

Haciendo gala de un fascinante espíritu competitivo y una fe inagotable, los angelinos estuvieron muy cerca de doblegar a los Pelicans y tuvieron en Marcus Morris (27 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias) y Reggie Jackson (27 puntos, 7 rebotes y 8 asistencias) a sus mejores hombres.

INGRAM ILUMINA A LOS PELICANS

La puesta en escena de Ingram fue espectacular.

Con una gran elegancia en su tiro, el alero metió 16 puntos con un tremendo 8 de 9 para lanzar a unos Pelicans superiores en el primer cuarto (22-30).

El banquillo de los Pelicans siguió el camino marcado por su líder y Nance Jr. y Alvarado aportaron minutos de calidad ante unos Clippers sin chispa.

Los angelinos llegaron a perder de 16 en el segundo cuarto, pero Jackson y Morris unieron esfuerzos en los últimos minutos para que los Clippers, con una defensa por fin digna, redujeran la distancia (46-56) y llegaran al descanso con sus mejores sensaciones hasta entonces.

Tyronn Lue había encontrado oro jugando con un quinteto bajo con Covington de cinco y la inercia positiva de los Clippers continuó en la reanudación.

Un parcial de 7-0, con un triple de Morris y otro de Jackson, acercó aún más a unos Clippers que habían recuperado toda su confianza (53-56 con 10.32 por jugarse).

Frente a ellos, los Pelicans se deshacían como un azucarillo y chocaban contra la férrea defensa de los Clippers con Batum como capitán.

Todo le iba de maravilla a los Clippers, que metieron 11 de sus 16 tiros en ese parcial, que incorporaron a nuevos anotadores como Powell o Covington, y que no solo se pusieron por delante en el marcador sino que abrieron brecha después de un tercer cuarto avasallador (84-74).

Los Pelicans, todavía atontados y sin saber muy bien qué les había pasado, reaccionaron con Ingram pidiendo paso (87-80 a falta de 9.23).

El despiste cambió de bando y los Clippers, con un tramo muy desordenado, de repente vieron cómo los Pelicans les empataban con un triple de McCollum (88-88 con 7.35 en el reloj) tras un parcial de 4-14.

Con el encuentro igualado, los Pelicans dieron un golpe en la mesa y se pusieron 7 arriba gracias a un triple de Murphy, pero los Clippers llegaron al último minuto a solo dos puntos.

En un desenlace al rojo vivo, Jackson y Powell fallaron en el duelo de los tiros libres mientras que Ingram, cuando parecía que los Clippers le habían encerrado con una trampa, encontró a Valanciunas para el mate que resolvió un "play-in" arrebatador.

David Villafranca

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.