1-1. El West Ham rebaja al Tottenham

·4  min de lectura

Redacción deportes, 31 ago (EFE).- El Tottenham se quedó corto en su duelo contra el West Ham, que redujo a Harry Kane, Dejan Kusulevski, Son Heung Min y al grupo dirigido por Antonio Conte a una expresión nada concluyente, insuficiente para ganar un partido que dominó un rato con el único chispazo ofensivo de sus mejores jugadores, pero que niveló Tomas Soucek, en un maravilloso pase de Michail Antonio, en el segundo tiempo.

Demasiado poco para un equipo que quiere aspirar a todo en esta temporada, que se expuso vulnerable en el gol del empate y en alguna ocasión anterior; apenas dispuso de oportunidades de verdad sobre el marco de Lukasz Fabianski, al que apenas exigió una parada en más de hora y media de encuentro, y se distanció a cuatro puntos del liderato del Arsenal y a dos del segundo puesto del Manchester City.Y casi pierde, cuando el balón se paseó en un remate de Bowen a medio metro de la línea de gol en el minuto 94.

No tiene ninguna excusa. No lo puede ser el penalti que reclamó en el minuto 10. Hay polémicas que ni el VAR alcanzan a descifrar. El cabezazo de Harry Kane lo interceptó Aaron Cresswell. No hay duda de que el primer impacto fue contra su cara, aunque la complejidad de la acción dirigió primero el árbitro a la señalización de la pena máxima. Una decena de repeticiones después en el VAR, el colegiado debió ir al monitor a pie de campo. La controversia, ya entonces, residía en si luego rebotó en su mano. El penalti fue anulado.

Lo celebró la afición del West Ham como si fuera un gol a su favor, consciente de lo que supone ir por detrás en el marcador frente a un equipo como el Tottenham, por más que este miércoles ni fue tan fiable, ni se acerco a ello, como en jornadas precedentes, revelado de pronto como un bloque por momentos superable, sin el control del duelo, con la amenaza constante del conjunto local, que tuvo más y mejores ocasiones en media hora.

Salvo la parada que hizo Fabianski a un trallazo lejano de Emerson, el resto de ocasiones perteneció al West Ham. La primera, el contragolpe que culminó de forma fallida Jarrod Bowen; la segunda, el tiro con la derecha de Pablo Fornals que Hugo Lloris prefirió asegurar con una estirada de puños más aparente que necesaria; la tercera, un córner que exigió la intervención determinante del portero; y la cuarta, la acción individual que concluyó Michail Antonio con una rosca al poste contrario. No alcanzó el guardameta... Rebotó en el palo hacia fuera.

No habían aparecido apenas ni Harry Kane ni Dejan Kusuleveski ni Son Heung Min. Ni en solitario ni los tres en combinación, con el vértigo, el fútbol y el desborde que le dan al Tottenham. Cuando los encontró, superada la media hora, el desenlace fue tan previsible como incontestable: el 0-1. Era el minuto 34. Kane inició el contragolpe, Kusulevski lo condujo, el goleador le dobló dentro del área, el extremo le entregó el pase y el '9' ejerció a su vez de pasador para forzar el gol en propia puerta de Thilo Kehrer. A su lado aguardaba Son Heung Min, preparado para estrenar su cuenta en esta temporada. Aún no lo ha hecho.

No le bastó con eso este miércoles al Tottenham, que recibió el 1-1 en el comienzo del segundo tiempo. De un saque de banda surgió el gol del West Ham, con el fantástico toque de Michail Antonio que habilitó la irrupción dentro del área de Tomas Soucek, que batió a Hugo Lloris, puso en evidencia la firmeza defensiva de su adversario, reequilibró el duelo y agitó el partido de repente.

El equipo de Antonio Conte debía exigirse muchísimo más. Una ocasión, la del gol, en una hora es muy poco para un conjunto como él, que quiere aspirar a todo en el nuevo curso.

Lucas Paquetá debutó en el West Ham. Incorporado este martes, presentado antes del encuentro en el estadio de Londres, el fichaje récord de la historia del club (61,6 millones de euros, incluyendo 18 de bonus en función de objetivos, en el acuerdo de traspaso con el Lyon) entró en acción en el minuto 67.

Más aún, 69 millones de euros, pagó el Tottenham por Richarlison, al que recurrió también Conte para la ofensiva final, para el último cuarto de hora. Demasiado tarde. El Arsenal y la cima de la 'Premier' se van a cuatro puntos en cinco jornadas. Ni siquiera el empate es aceptable en este ritmo en cabeza.

- Ficha técnica:

1 - West Ham: Fabianski; Coufal, Zouma, Kehrer, Cresswell (Ogbonna, m. 72); Soucek, Declan Rice; Bowen, Fornals (Emerson, m. 85), Benrahma (Paquetá, m. 67); Michail Antonio.

1 - Tottenham: Hugo Lloris; Emerson, Davinson Sánchez, Dier, Davies, Perisic; Hojbjerg, Bissouma; Kusuleveski, Son; Kane.

Goles: 0-1, m. 34: Kehrer. 1-1, m. 54: Soucek.

Árbitro: Peter Bankes. Amonestó al local Lucas Paquetá (m. 91) y a los visitantes Bissouma (m. 20), Richarlison (m. 91) y Ben Davies (m. 91).

Incidencias: partido correspondiente a la quinta jornada de la 'Premier League', disputado en el estadio de Londres ante unos 60.000 espectadores.

Iñaki Dufour

(c) Agencia EFE