Francia suma un valioso empate con la unidad "B" y Dinamarca sigue intratable

·4  min de lectura

Madrid, 6 jun (EFE).- Un gol de penalti de Andrej Kramaric a falta de siete minutos para la conclusión impidió a Francia sumar su primera victoria en la presente edición de la Liga de Naciones, tras empatar este lunes 1-1 en su visita a Croacia, en un choque en el que pese a la igualada el conjunto francés evidenció la calidad y profundidad de su plantilla.

Circunstancia que llevó a Didier Deschamps, pese a la inesperada derrota (1-2) encajada el pasado viernes en París ante Dinamarca, a presentar un novedoso once en el estadio Poljud de Split, donde tan sólo repitió como titular el joven centrocampista Aurelien Tchouameni.

Los diez cambios introducidos por el seleccionador francés no sólo no mermaron la competitividad del conjunto galo, sino que parecieron dotar de nuevos bríos a los "bleus".

Y es que jugadores como Christopher Nkunku o Moussa Diaby parecen querer poner las cosas difíciles al preparador francés a la hora de confeccionar la lista de futbolistas que acudirán el próximo mes de noviembre al Mundial de Qatar.

De hecho, la sociedad que conformaron Nkunku y Diaby fue la principal fuente de peligro del conjunto francés, que tras un irregular inicio de partido fue poco a poco haciéndose con las riendas del encuentro.

Una mejoría que Francia no logró trasladar al marcador en la primera mitad a causa del portero croata Dominic Livakovic, que privó a los 39 minutos a Diaby del 0-1 tras resolver con una buena intervención el remate del atacante del Bayer Leverkusen alemán.

Sí acabó en las redes, aunque no subió al marcador por un milimétrico fuera de juego, unos minutos antes un disparo de Nkunku, tras una sensacional pase filtrado de Diaby.

Pero finalmente nada pudo impedir que el equipo francés se adelantase en el marcador, gracias a un tanto a los 52 minutos de Adrien Rabiot, que resolvió con calidad un pase en profundidad de Wissam Ben Yedder que permitió llegar completamente solo al área rival al jugador del Juventus.

Un gol que pareció bastar a Francia, que dejó en el banquillo a Karim Benzema y Kylian Mbappé, para llevarse el triunfo, hasta que un inoportuno penalti de Jonathan Clauss, que apenas unos minutos antes había ingresado en el terreno de juego, permitió a Croacia igualar la definitivamente la contienda (1-1) a falta de siete minutos para el final.

Marcador que condenó a franceses y croatas, que cayeron por un claro 0-3 ante Austria en la primera jornada, a situarse en la clasificación del grupo 1 de la Liga A por detrás de la selección de Dinamarca, que se impuso por 1-2 al conjunto austríaco en Viena.

Un duelo que comenzó con una hora y media de retraso como consecuencia del corte de electricidad que se produjo en el entorno del estadio Ernst Happel de la capital austriaca.

Contratiempo que pareció no afectar a la selección danesa, semifinalista de la última Eurocopa, que se adelantó a los 28 minutos de juego en el marcador (0-1) con un tanto del centrocampista del Tottenham inglés Pierre-Emile Hojbjerg.

Un tanto al que dio respuesta el conjunto austríaco, que dirige el exentrenador del Manchester United Ralf Rangnick, en la segunda mitad con el gol de Xaver Schlager que no desaprovechó un error en la salida de balón del portero danés Kasper Schmeichel para firmar a los 67 minutos el 1-1.

Igualada que el conjunto austríaco pudo deshacer ocho minutos más tarde en un remate del delantero Marko Arnautovic que se estrelló en el poste, pero cuando todo parecía a favor de los locales llegó el tanto de la victoria (1-2) del conjunto danés, que se llevó los tres puntos con un espectacular remate desde fuera del área del jugador del Udinese italiano Jens Stryger Larsen a los 84 minutos de juego.

Por su parte, en la Liga B la selección de Islandia no pudo pasar en casa del empate (1-1) ante Albania, en un choque en el que los visitantes se pusieron por delante en el tanteador a la media hora de juego con un gol del delantero Taulant Seferi.

Un sorprendente resultado que Islandia logró enjugar a los cuatro minutos de la segunda mitad con un tanto de Jon Dagur Thorsteinsson, que estableció el definitivo 1-1 que permite a los nórdicos lidera el grupo 2, eso sí con un partido más que Albania e Israel.

Quien no pudo evitar la sorpresa fue Eslovaquia que cayó este lunes de manera inesperada por 0-1 ante Kazajistán, que se impuso en su visita a Trnva con un gol de Aslan Darabayev a los 26 minutos de juego.

Un triunfo que permitió a Kazajistán, que contabiliza sus partidos por victorias, situarse como líder indiscutible del grupo 3 de la Liga C, con tres puntos de ventaja sobre Eslovaquia y cinco sobre Bielorrusia y Azerbayán que empataron 0-0 en el choque disputado en la localidad serbia de Novi Sad.

Por su parte, en la Liga D, la selección de Letonia se afianzó en la primera plaza del grupo 1, tras encadenar su segunda victoria consecutiva al imponerse este lunes por 1-0 a Liechtenstein con un gol del centrocampista Arturs Zjuzins a los 73 minutos, mientras que Andorra y Moldavia no pudieron pasar del empate sin goles.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.