1-1. El Nápoles deja el 'Scudetto' para Milan e Inter

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Roma, 18 abr (EFE).- El Nápoles se ahogó ante el Roma (1-1) con el tanto del egipcio Stephan El Shaarawy en el descuento en un partido que les complica sobremanera su presencia en la lucha por levantar el 'Scudetto', ahora en manos de Inter y Milan, tras esta trigésima tercera jornada de Serie A.

No hay respiro en el 'Calcio'. No tenía margen de error el Nápoles en estas cinco últimas jornadas del campeonato doméstico italiano. El objetivo ya era complicado, pero con el empate ante un Roma que resucitó en la segunda mitad se antoja casi imposible.

Con el Diego Armando Maradona lleno, con una afición entregada y con esa agresividad que se le pedía, los 'partenopeos' saltaron al campo en el 'Derbi del Sole'. Asfixiaron al Roma en salida de balón con una buena presión, impidiendo que crearan peligro y robando cerca de portería rival para provocar ataques muy rápidos.

El gol no se hizo esperar, aunque sí de rogar. El mexicano ganó la posición a Ibáñez dentro del área en el minuto 6 y el brasileño le arrolló por detrás. El árbitro no señaló nada, tuvo que intervenir el VAR para que, cinco minutos después, en el 11, pitara pena máxima.

Insigne no falló desde los 11 metros. Ajustó al palo derecho del portugués Rui Patricio y estalló el Maradona, que recuperaba la ilusión por volver a estar en la lucha.

Fue despertando el conjunto que dirige el luso José Mourinho, que al ocaso del primer acto se topó con el larguero. Pellegrini botó una falta lateral y el nigeriano Victor Osimhen, en un intento de despeje, desvió el balón directamente al travesaño.

Pese a estar el encuentro más igualado, el peso lo llevaron los locales. Lozano hizo lo que quiso con el brasileño Ibáñez, superado, pero no acabó de finalizar. El paso de los minutos fue dando alas a los 'giallorrossi', que se desplegaban con más efectivos y un Nicolo Zaniolo más peligroso.

El inglés Tammy Abraham tuvo la más clara para los suyos tras un centro del neerlandés Karsdrop, pero remató en semifallo y desperdició una gran oportunidad de igualar. El Nápoles aprovechó el empuje de los visitantes para crear peligro a la contra con Osimhen, un virtuoso en profundidad. El ariete nigeriano a campo abierto es imparable, lo volvió a demostrar, aunque esta vez no convirtió su poderío en goles. Y el Nápoles lo pagó caro.

Lo intentó la 'Loba' con la entrada del armenio Henrikh Mkhitaryan al descanso y con la del español Carles Pérez a falta de pocos minutos para el final. Pero el protagonista fue El Shaarawy que, tras una asistencia de tacón de Abraham mientras Spalletti protestaba los ochos minutos de añadido, rubricó el gol del empate para alegría de Mourinho, que no reparó en celebrar el gol.

El Roma empató a pesar de su mal primer tiempo, a pesar de haber jugado el jueves y a pesar del senegalés Koulibaly, que secó a los romanos durante 91 minutos. El Roma sigue creciendo en este tramo final de temporada. Pudo poner el 1-2 en el marcador con un remate de cabeza del francés Vereout, pero el guardameta italiano Alex Meret se hizo con el balón.

No hubo tiempo para más. El Nápoles, hundido tras tener en sus manos la victoria, se queda tercero con 67 puntos, a dos del Inter -un partido menos jugado- y a cuatro del líder, el Milan, a falta de cinco jornadas. El Roma, por su parte, se mantiene en la quinta plaza, de Liga Europa.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.