1-0. Deulofeu asiste en la victoria del Udinese ante el Fiorentina

·2  min de lectura

Roma, 31 ago (EFE).- El español Gerard Deulofeu fue clave en la victoria del Udinese de este miércoles ante el Fiorentina (1-0) con una asistencia con la que regaló el único gol del encuentro al luso Norberto Betuncal 'Beto' en la cuarta jornada de la Serie A italana.

Empieza a carburar la delantera del Udinese con Deulofeu como líder indiscutible de los blanquinegros. Desde la derrota en el partido inaugural ante el Milan, vigente campeón, los 'zebrette' acumulan dos victorias y un empate, en lo que han sido tres semanas de clara evolución para los de Friuli (norte).

Esta jornada recibían en casa a una 'Fiore' invicta y reforzada tras un empate ante el que era el líder, el Nápoles, en un partido muy abierto en el que pudieron llevarse la victoria.

Sin embargo, bastaron 16 minutos para demostrar la superioridad de un Udinese mucho más enchufado. Deulofeu saltó alto a la presión y robó el balón en salida de una 'Fiore' abierta que pidió falta. El árbitro no detuvo el juego y el catalán evitó la salida del meta cediendo a 'Beto', que empujó a placer para poner el 1-0.

Deulofeu y 'Beto' ya fueron protagonistas en el pasado encuentro ante el Monza, y ante la 'Fiore', después del tanto, continuaron siendo un peligro para la endeble defensa 'viola', que contuvo como pudo las tentativas de los locales.

Los visitantes, bajo las órdenes de un Vincenzo Italiano más que tenso en el banquillo viendo a su equipo incapaz de generar peligro real, echaron de menos la figura del serbio Luka Jovic en ataque, que saltó al verde en el minuto 86 para buscar un empate que a la postre nunca llegó.

La 'Fiore' se desinfla ante un crecido Udinese, encajan su primera derrota y se quedan décimos con solo una victoria en cuatro fechas, de las cuales no han marcado en las tres últimas. Los de Deulofeu continúan en su dinámica ascendente y se colocan octavos con su segunda victoria consecutiva, la tercera jornada seguida sin conocer la derrota.

(c) Agencia EFE