0-1. El Rayo agudiza la crisis de un decepcionante Sevilla

Sevilla, 29 oct (EFE).- Un gol del sevillano Álvaro García, sobre la hora de juego, le dio la victoria (0-1) a un Rayo Vallecano al alza y agudizó la crisis de un decepcionante Sevilla, que sigue sin ganar en el Ramón Sánchez-Pizjuán en LaLiga y que, sin ideas ni capacidad para someter a su rival, se sitúa aún más cerca de la zona de descenso.

Tras un primer tiempo sin brillo alguno y con escasas ocasiones de gol, limitadas a un par de opciones del joven delantero rayista Sergio Camello que solventó bien el meta serbio Marko Dmitrovic, en el segundo los sevillistas buscaron reaccionar, pero sin peligro ni remate arriba, lo que aprovechó el utrerano Álvaro García, sevillista confeso, para culminar a la perfección una contra y dar un triunfo de fuste al Rayo.

En un duelo entre equipos con sensaciones opuestas, el Sevilla quería dejar atrás su crisis con su primer triunfo en casa en Liga, tras lograrlo el martes con un 3-0 contra el Copenhague que no impidió su eliminación de la 'Champions' -ha pasado como tercero a la Liga Europa-, ante un Rayo que llegaba de golear 5-1 al Cádiz.

De nuevo con el meta serbio Marko Dmitrovic por las molestias de Bono, el regreso de Óliver Torres -no inscrito para Europa- y otra vez sin un '9' puro, con el estreno como titular del belga Adnan Januzaj, el argentino Erik Lamela e Isco en un tridente ofensivo, el equipo de Jorge Sampaoli se encontró a un rival con bajas notables (los sancionados Trejo y Nteka o el colombiano Falcao, por lesión), pero que mantuvo su habitual bloque.

El choque comenzó muy igualado, con los madrileños con una buena presión arriba para tratar de aprovechar alguna pérdida en la salida de los hispalenses, pero sin puntería, como en un tiro lejano de Isi Palazón y en dos intentos de Sergio Camello que solventó, providencial, Dmitrovic, tras un 'mano a mano' en una contra y en un tiro cruzado que despejó con el pie el serbio y luego su central brasileño Marcao Teixeira.

Los sevillistas tuvieron el dominio territorial y el balón, pero sin profundidad y sin incursiones de peligro por las bandas del argentino Montiel y del brasileño Telles. Además, Januzaj y Lamela estuvieron muy perdidos, desconectados de la línea de creación liderada por Isco, Óliver o el croata Rakitic, que, para más inri, tampoco se encontró cómoda nunca.

Tal fue la espesura ofensiva de los de Sampaoli, la falta absoluta de ideas y de ritmo para hacer daño a un Rayo ordenado y solidario en todas sus líneas, que los locales no hicieron ningún remate, ni fuera ni a puerta, en una pésima primera parte, salvo uno que Lamela, casi sin ángulo, cruzó en exceso en una acción anulada por fuera de juego a 5 minutos del descanso.

En la reanudación, el técnico argentino movió el árbol. No tenía más remedio dado el juego plano, insulso y estéril de su equipo, y así entraron al campo el centrocampista argentino Papu Gómez y Rafa Mir, en este caso para tener una referencia nítida en punta, por un Rakitic tan voluntarioso como lento y sin ritmo, y Januzaj, sin presencia ninguna.

Tras dos avisos de Unai López, uno resuelto por Dmitrovic, muy seguro, y el otro desviado por Gudelj, por parte de un Rayo que dio un paso adelante, el Sevilla replicó con un doble disparo de Rafa Mir, quien primero se topó con el rechace de Dmitrievski y luego, ya sin portero, mandó el balón al lateral de la red a los 51 minutos.

Sin tener nunca un control claro de la situación, el equipo andaluz, muy errático e impotente la mayoría de las veces para llegar con claridad al área rayista, también buscó el gol por medio de Lamela, ahora más activo, pero su volea, a pase de Isco, la despejó con la punta de los dedos el meta macedonio cerca de la hora de juego.

Sin embargo, muy poco después el conjunto de Andoni Iraola, mejor colocado en el campo, aprovechó su velocidad arriba para trasladar su mayor ambición en este segundo tiempo al marcador. Fue el extremo de Utrera Álvaro García, sevillista confeso, quien hizo el 0-1 en el 61 en una contra en la que dribló a Montiel y se sacó un tiro ajustado ante los centrales locales para batir a Dmitrovic.

A partir de ahí, el Sevilla lo intentó casi a la desesperada, pero el Rayo, con cambios conservadores, controló bien su ventaja y de nuevo Álvaro García estuvo a punto de marcar el segundo en otro contragolpe a 12 del final.

Mientras, los hispalenses se volcaron sobre al área rayista, pero sin orden ni ideas, y sólo Joan Jordán rozó el empate en una falta que se marchó fuera por poco, con lo que el Sevilla encajó una nueva derrota en casa y se complica aún más la vida en la zona de abajo ante la decepción de su afición.

- Ficha técnica:

0 - Sevilla: Dmitrovic; Montiel (Jesús Navas, m.81), Gudelj, Marcao, Alex Telles (Acuña, m.59); Rakitic (Papu Gómez, m.46), Jordán, Óliver Torres (Suso, m.59); Januzaj (Rafa Mir, m.46), Lamela, Isco.

1 - Rayo Vallecano: Dimitrievski; Balliu, Lejeune, Catena, Fran García; Santi Comesaña (Saveljich, m.91), Óscar Valentín; Isi (Chavarría, m.73), Unai López (Ciss, m.67), Álvaro García (Pablo Muñoz, m.91); Camello (Salvi Sánchez, m.73).

Gol: 0-1, M.61: Álvaro García.

Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz (C. Valenciano). Amonestó a los locales Isco (m.68), Bono (m.75) -cuando estaba en el banquillo-, Suso (m.78), Dmitrovic (m.79) y Marcao (m.93), y por parte visitante a Catena (m.63) y Chavarría (m.94).

Incidencias: Partido de la duodécima jornada de LaLiga Santander, disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán ante 36.601 espectadores.

Curri Carrillo

(c) Agencia EFE